ORIGIN (USA) – Unparalleled universe, 2017

Enlaces: Facebook

Sólo han pasado tres años desde que ORIGIN lanzó su sexto álbum. No es demasiado común que grupos de cierta trayectoria sigan manteniendo un ritmo rápido de lanzamientos, como no lo es que todos ellos sean igual de bien recibidos. En efecto, cuando Omnipresent salió en 2014 no todas las críticas fueron positivas. El álbum prescindía en cierta medida de algunos de los rasgos más característicos del grupo para experimentar con algunas ideas diferentes que fueron acogidas con frialdad por una parte de su público.

Yo personalmente disfruté mucho con Omnipresent. Seguía siendo un disco muy directo, pero la variedad de ritmos le sentó en mi opinión muy bien a la fórmula de la banda… y, en todo caso, confieso que tampoco me pareció un álbum tan distinto a los anteriores. Puedo entender, sin embargo, que hubiera gente que se sintiera poco impresionada. Al fin y al cabo, se supone que de un disco de ORIGIN lo que se espera es una descarga de death metal técnico al particular estilo del grupo, un estilo que hoy podemos considerar una seña de identidad tan influyente como única.

Sólo tres años de espera han sido suficientes, como decíamos, para ver los siguientes pasos de la banda. Unparalleled universe es nada menos que el séptimo álbum de los estadounidenses, y es seguramente un disco mucho más acorde con lo que tanta gente puede esperar de ORIGIN. Sin embargo también es una muestra de madurez que no se limita a reproducir fórmulas del pasado yendo a lo seguro.

Personalmente, cuando yo pienso en ORIGIN lo primero que me viene a la cabeza es algún patrón de sweep picking pegadizo a toda velocidad sobre un blast beat también a toda velocidad, todo ello coordinado con precisión de relojería. Unparalleled universe nos ofrece eso desde el mismo instante en que pulsamos el play y oímos los primeros segundos de “Infinitesimal to the infinite“. Sin preámbulos. Toda una declaración de intenciones, sin duda.

El álbum contiene muchos pasajes de este tipo, tan intensos y brutales como limpios y precisos. Como era de esperar, el trabajo instrumental está, como en todos los demás discos de ORIGIN, a niveles absurdos y prácticamente irreales. Paul Ryan y John Longstreth se lucen como siempre mientras que el bajo de Mike Flores vuelve a dejarse notar tras ser, en mi opinión, uno de los “tapados” del anterior álbum (pese a que en ocasiones la producción de Unparalleled universe, muy comprimida, dificulte su apreciación). Jason Keyser sigue cumpliendo y aportando expresividad en su segundo disco con el grupo, pese a que las voces nunca han sido, al menos para mí, un aspecto realmente esencial en ORIGIN. En suma, lo importante es que el álbum está lleno de material intenso, difícil, rapidísimo y muy pesado. Vuelven a ofrecer composiciones en su mayoría no demasiado rebuscadas estructuralmente, directas y al grano.

No obstante, la variedad de Omnipresent vuelve a estar presente en Unparalleled universe, aunque tal vez de un modo mejor asimilado. “Truthslayer“, por ejemplo, es un tema que recupera claramente las raíces grind del grupo, pero inmediatamente después sonará “Invariance under transformation“, que se compone en su totalidad de ritmos lentos y aplastantes de esos que están ahora tan de moda. Incluso volveremos a escuchar algunos momentos de intenciones épicas y melódicas de las que la banda empezó a investigar, con gran éxito, en Antithesis, en temas grandiosos que marcan algunos de mis puntos favoritos del disco. Ejemplos de ello son “Cascading failures, diminishing returns” o “Unequivocal“. Esta última es una composición de diez minutos que se convierte en mi opinión en uno de los mejores temas de toda la carrera de ORIGIN. El disco se cierra con una versión del tema “Revolución” de BRUJERIA que se beneficia de la participación de Jessica Pimentel en las voces, pero más allá de eso no hay mucho que decir sobre ella.

Cualquiera que esperase con ilusión este nuevo disco de ORIGIN puede estar de enhorabuena. Unparalleled universe consigue ofrecer todo lo que ha hecho que el grupo esté donde está y además añadir algunas cosas más. No se trata de una reinvención de ORIGIN, pero sí de una más que digna aportación al panorma del death metal técnico por parte de un grupo que, si sigue haciendo discos como éste, seguirá siendo una de las insignias del género durante mucho tiempo.

COMENTARIOS