ORDER OF THE NAMELESS ONES (USA) – Utter to me the word of wrath, 2018

Enlaces: BandCamp

Los detractores del género black/death metal tipo BLASPHEMY, ARCHGOAT, MYSTIFIER… que alegan una y otra vez que no hay innovación y muchos peros más, sin duda aquí tienen otro ejemplar para su colección con ORDER OF THE NAMELESS ONES y éste su álbum debut, con el que no se sentirán defraudados.

Utter to me the word of wrath nos llega después de la única demo homónima (publicada en 2014) de la banda y fue lanzado a finales del pasado año, vía Iron Bonehead Productions (HOUSE OF ATREUS, EOSPHOROS, HIC IACET…), conteniendo una masacre sonora con ocho canciones en algo menos de media hora.

Letras basadas en mitos y leyendas del escritor H.P. Lovecraft y el ocultismo, afinaciones bajas, voz de ultratumba y sonido caótico, sucio y cavernoso. Estos norteamericanos son realmente intensos y brutales como ninguno, creedme que no exagero, su batería es una auténtica ametralladora y sólo tenéis que escuchar el corte de apertura «Aura of malignancy» para daros cuenta.

Volviendo a los temas, el sonido es feo y con la presencia de un doble bombo de la batería incesante, que no descansa ni un instante, taladrando tus conductos auditivos y también tu cerebro. Pocos son los medios tiempos que aquí lograrás encontrar, pero los que hay son bienvenidos y puede que sobresalgan incluso más de lo que parecería en un primer momento. «Runes of cosmic blasphemy«, por ejemplo, o el aniquilador «Praise your sinister form» resultan así destacables. Igualmente lo es la pesadez y el salvajismo de «The stone that begs for blood» o el propio «Utter to me the word of wrath«, que es la canción más larga de todo este trabajo.

Quizá estos tipos en general poseen un puñado de influencias más acentuadas del death metal tipo INCANTATION y similares, no sé si es por las voces (que me han recordado a algunas de los antiguos cantantes de la banda de John McEntee) o por estructuras y brutalidad.

Utter to me the word of wrath ha sido grabado en los Aphotic Sonance Studios (HARVEST GULGATHA, GOAT DESTRUKTOR, PLAGUE PHALANX…), mientras que el artista y también músico ruso Morkh (AZAGHAL, MORBOSIDAD, PERSECUTORY…) se ha ocupado de la monstruosa portada.

En resumen, aplastante disco no apto para débiles de espíritu y sí seguidores del género que disfruten con las formaciones más fieles al estilo, trituradoras, oscuras y sucias, sin experimentaciones ni invenciones de ningún tipo.

Comparte:

COMENTARIOS