OPERA ROCK (ITA) – Starborn, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter

operarock01Desde Italia y, continuando con esta moda de sacar álbumes conceptuales que ha aparecido desde que se vio que AVANTASIA estaban consiguiendo un gran éxito, llegan OPERA ROCK (la verdad es que no se esmeraron mucho a la hora de ponerse el nombre los colegas) y la verdad sea dicha, las similitudes con el ya mencionado proyecto paralelo del líder de EDGUY son bastantes, sobretodo en lo musical; en cambio, difieren de los alemanes en que utilizan la ciencia-ficción como base lírica para realizar la historia de este álbum. El líder de esta formación es el bajista Marco Fazzini (Mr. Faz) y cuenta con la colaboración de cuatro cantantes: Alessandro Formenti (en el papel de Isaac), Marco Scorletti (en los papeles de Lutar y de Crimson King), Daniela Laporta (en el papel de Reika) y Silvia Ciraudo (en el papel de Natives) Pasemos a analizar las canciones de este doble álbum.

Al más puro rollo Operation Mindcrime de los míticos QUEENSRYCHE, Starborn comienza con dos intros: la primera, “A future to come?” prácticamente narrada y fundamentada en las orquestaciones y la segunda, “Prologue: For centuries untold” donde las orquestaciones se utilizan para aportar intensidad a la base instrumental (en la que ya aparecen las guitarras) y en la que los cuatro cantantes hacen acto de presencia a modo de presentación antes de lo que es el primer tema en cuestión: “A place beyond belief Pt.1: Isaac“, un medio tiempo hardrockero que por momentos me recuerda a EUROPE por la forma de afrontar las estrofas y en el que Alessandro Formenti canta en unas tonalidades similares a las del difunto Midnight de los grandísimos CRIMSON GLORY. El estribillo y especialmente los coros parecen sacados de cualquiera de las dos “Metal Opera” de los ya mencionados AVANTASIA.

Como ya os podréis imaginar “A place beyond belief Pt.2: Reika” es la segunda parte del tema antes mencionado, cosa que se demuestra por ejemplo en que se utilizan los antes mencionados coros. En general, el tema es una balada y cuenta con un espectacular solo de guitarra y un bonito juego de voces entre Isaac y Reika. Hacia el final del tema, hay de nuevo una pequeña narración apoyada en las orquestaciones.

Under starry skies sería una mezcla entre el AOR y AVANTASIA y está cantada a medias de nuevo entre Isaac y Reika. Las influencias AOR están patentes en el estribillo y el sonido AVANTASIA se encuentra en las estrofas. Hacia la mitad del tema Jordan Rudess… digoooo… Giorgio Macchi toma las riendas del tema con sus teclados y lo lleva por derroteros progresivos para después volver a ritmos más comunes y repetir de nuevo el pegadizo estribillo dos veces para finiquitar definitivamente el tema con un divertido efecto de guitarra y una nueva narración.

“New world” es una nueva balada en la que aparece la voz de Natives encarnada en Silvia Ciraudo junto al piano en los primeros compases del tema pero que poco después da paso a toda la banda y en especial a Isaac y a Reika que comparten protagonismo vocal en algunos momentos del tema. Nuevamente, las narraciones hacen acto de presencia al final del tema.

Out in the dark” nos devuelve la tralla nuevamente con un espectacular comienzo de guitarra, batería tribal y arreglos orquestales y corales para después entrar un riff 100%  power  metal italiano y un estribillo que parece compuesto por Luca Turilli para los discos de esta nueva era de RHAPSODY OF FIRE. Espectacular el pique entre teclado y guitarras que hay en el medio del tema.

Y tras la narración que cierra el tema de rigor, nos levantamos del sofá, aprovechamos para separarnos un poco el calzoncillo de la hucha y nos dirigimos a la minicadena para cambiar de CD. 

Interlude: Before the storm es precisamente eso, un interludio, de carácter preciosista y lleno de guitarras acústicas, pianos y bellas melodías y en el que vuelven a aparecer de nuevo los cuatro cantantes del álbum. ¿Hemos respirado ya? Bueno, pues cojamos de nuevo la nave y dispongámonos a viajar de nuevo por el espacio para ver (o escuchar) el nacimiento de una estrella.

Guardians of the light vuelve a comenzar como un medio tiempo hard rockero muy ochentero y está cantado por Natives y Luter. Quizá la grave voz de Luter le aporte al tema un cariz gótico aportándole al tema un sonido muy deudor de grupos como POISONBLACK o THE 69 EYES. Sobre la mitad del tema, la sección instrumental coge el caballo y comienza a galopar, Giorgio Macchi comienza a juguetear con sus teclados y vuelven a transitar la senda del power metal más épico, con los coros deudores de AVANTASIA y el estribillo repleto de epicismo. Mucho ojo también al solo de bajo de Mr. Faz. Temazo. Os imagináis como acaba el tema, ¿verdad? Sobran las palabras…

Words can’t say” es una balada en la que cantan de nuevo los cuatro, el estribillo es simplemente emotivo y la instrumentación empleada le aporta al tema la atmósfera perfecta para una balada así.

Dawn of rage” se abre con influencias arabescas, tanto en las melodías como en la percusión empleada en la intro, pero en términos generales es un tema de power metal clásico de los que molan. Los detallitos arabescos como los violines o las orquestaciones no consiguen otra cosa más que el tema guste. El sonido de las estrofas deja respirar mucho a la voz, ya que solo tiene el acompañamiento de la batería y el bajo. El solo del tema es compartido entre la guitarra y el teclado, al más puro estilo STRATOVARIUS.

Veiled in dusk” se abre con una narración (ya se echaba de menos) y con Crimson King cantando en un tono muy malévolo con el único acompañamiento de un piano. Entre el piano y la voz, el principio del tema es un clon casi perfecto de SAVATAGE. Poco después, vuelven a aparecer las influencias de RHAPSODY pero sin olvidar las influencias del grupo de Jon Oliva.

“The shadow you cast” es la canción más larga del álbum y se abre de manera soberbia: orquestaciones, sonido de espadas y riffeo potente. Influencias del power metal melódico, el hard rock melódico, el AOR o el heavy metal de toda la vida se notan en los casi 14 minutos de desarrollo del tema y conjugan a la perfección con las orquestaciones que han conseguido sacar. Menudo final para el álbum.

Cierra “Epilogue“, narración echa con un efecto que imita al de un walkie-talkie.

Si eres fan de los álbumes conceptuales, seguro que esto no te parece nada del otro mundo; quizá te resulte aburrido por el uso excesivo que realizan de las orquestaciones… pero las canciones están repletas de buenas melodías y se nota que las canciones se lo han currado bastante más que el nombre.

firmajosemanuel

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS