ONOMASY – Between two worlds, 2013

Enlaces: MySpace Facebook

onomasy04Lo de ONOMASY no es ni medio normal. Aún estoy en shock tras escuchar repetidamente esta salvajada inhumana en forma de debut titulada Between two worlds. Y maldita sea, sólo es un EP, no llega a veinte minutos, por lo que el repeat en el reproductor es imprescindible. Hecatombe Records fueron los encargados de editar esta maravilla de cuatro piezas llegada de tierras andaluzas y que, por desgracia, y como es habitual en España, no se le dará la importancia merecida porque no son yankis o no los edita una “importante” compañía (con todos mis respetos a Hecatombe, obviamente).

Pero creedme, si sois aficionados al death metal técnico, este mini cd es absolutamente imprescindible para vosotros, y no me tiemblan los dedos cuando escribo que pueden competir tranquilamente con los popes actuales (y hablo, por supuesto, de los internacionales) del género. Abren fuego, como una bofetada en la cara, con la increíble “The blade’s eyes”, mezcla de exquisita técnica con grooves radicales y velocidad. Aún no se me ha cerrado la boca tras ver el clip de la que quizás sea la canción más destacada del trabajo, “Under the bed”, con esas cabalgadas en el mástil convertidas en impresionantes acordes, una batería bestial y un bajo infernal. “The number 23” también se destaca por sus momentos brutales, su ramalazo jazzístico y su parte central épica adornada con un doble bombo atronador, con su cantante Álvaro en plena forma, mostrando sus varios registros guturales. Se acaba lo bueno, por desgracia, con “Telepathic death”, que tras una sosegada introducción se destaca como el corte más complejo de los cuatro, con una atmósfera enrarecida, ritmos enrevesados y guitarras enfebrecidas que desembocan en unas melodías irresistiblemente pegadizas.

ONOMASY suenan mucho a NECROPHAGIST (ojo, estoy hablando de palabras mayores), sobre todo en esos intrincados riffs llenos de locura y melodía de los americanos, pero con un sonido y estilo más crudos y rozando en ocasiones el brutal death, aunque sin llegar nunca a ese extremo. Y aunque no tengan nada que ver con el death metal, algunas partes de este trabajo también recuerdan a los impresionantes PROTEST THE HERO, o sea, canelita en rama. Muy buen sonido, grabado en el estudio de su tierra almeriense Trigger Sound, extremadamente compacto, y que refleja perfectamente la identidad de la banda, aunque quizás se le pueda achacar que la voz suene un poquito baja. Eso queda ya para puristas, porque yo aún estoy temblando después de llevarme a los oídos semejante obra maestra de death metal técnico sin aditivos. Para mí ya están entre mis favoritos del género, y de verdad que debido a su perfecta técnica y su indudable potencial, ONOMASY pueden llegar a ser tan grandes como ellos se lo propongan. Sobresaliente EP que sin duda crea ansiedad por saber qué pueden ofrecen estos cinco monstruos en un álbum completo. Aquí lo espero.

miguelfirma

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS