OFDRYKKJA (SWE) – Gryningsvisor, 2019

Enlaces:

Portada del album Gryningsvisor de Ofdrykkja

Reconozco que no soy muy blacker en el sentido estricto de la palabra. Es un estilo con el que me cuesta conectar y que me es agradable para momentos específicos, no de seguido. Es por eso que cuando encuentro una banda del estilo con la cual conecto siempre es un buen motivo de celebración. Y es curioso, porque las bandas con las que suelo conectar no son con las del estilo típico y clásico del genero, sino las de propuestas vanguardistas, que se dedican a crear atmósferas que sobresalgan de una u otra manera. Tal vez por esto es por lo que sea tan exigente, sea uno de los subgéneros con mas lagunas que tenga y es a su vez el motivo por el que traigo a nuestros protagonistas de hoy, ya que me han parecido bastante destacables e interesantes para esta ilustre medio, y con este fin intentar abarcar la mayor variedad posible para enriquecer mas esta web a la que le dedico mi tiempo libre con gusto.

Como suelo hacer con todas las bandas que descubro, me investigo y escucho toda la discografía para tener una perspectiva mejor a la hora de reseñar. De esta manera me suelo llevar sorpresas cuando veo lo bien que ha avanzado o retrocedido una banda en su música. Este es uno de esos casos en lo que los resultados son positivos debido a una buena evolución que les ha vuelto una banda interesante a mi juicio y con la cual han han ganado un fan.

La música de OFDRYKKJA siempre ha estado anclada en un minimalismo que trasmitía un animo depresivo que me recuerda unos SHINING  (los suecos) en terrenos atmosféricos, sobre todo en la voz y a la hora de recitar el cantante, que se quedaba a medio gas. Aquí es todo lo contrario. La melancolía bella e invernal se ha apoderado de ellos y está apoyada por una cristalina producción que deja tibia tu alma. Y lo mejor es que lo hace construyendo unos acústicos pasajes que cargan con el peso constructor de las composiciones. Estos pasajes acústicos con mucho poso folk son muy puros de espíritu y adquieren una sensibilidad natural que rescata el estereotipo de los bosques noruegos (en este caso suecos debido a la procedencia de la banda). Destacan especialmente cuando deciden ceder el protagonismo a cortes instrumentales, como en «Skymningsvisaya» y «Gryningsvisa«, o en su defecto a la voz de Miranda Samuelsson en temas como «Ensam» o «Herr Manneling«, que me hacen acordarme de grupos como HEILUNG o MYRKUR y, cómo no, forman en tu mente imágenes y escenas de gente de civilizaciones antiguas viviendo su vida cotidiana y agrícola. También es destacable cómo han sido capaces de trasmitir lisergia y la calma reposada de la naturaleza más profunda, de aquella en la que el ser humano jamás se ha adentrado. Se me vienen a la mente los BURZUM de Filosofem o LUSTRE gracias al uso de los sintetizadores y el teclado, que poseen la facultad de crear atmósferas envolventes con las que quedarse ensimismado durante la hora que dura aproximadamente el disco. De esta manera la música secrega pura belleza por cada nota musical expuesta.

Gryningsvisa es una dirección interesante en la que la banda ha explorado sonoridades más ligeras, accesibles y hermosas. Esto les permitirá darse más a conocer y que más de un ermitaño que esté en sus últimos inviernos decida llevarse este disco con él para reproducirlo en la soledad de su cabaña de madera mientras se toma un café viendo el frió invierno y reflexionando sobre cómo ha vivido su vida.

Comparte:

COMENTARIOS