OF FIRE (SWE) – Dräparen, 2019

Enlaces: Facebook

Por todos es sabida la calidad que emana de Suecia en cuanto a metal extremo se refiere, tanto más si hablamos de death metal. Hay kilos y kilos de bandas con una clase bestial y con ganas de seguir defendiendo un estilo mítico que, bien hecho, da igual que no goce de innovación o florituras, ya que te posee como pocos en el planeta.

Hoy, de manos de Art Gates Records, nos llega una nueva obra que grita a los cuatro vientos que Suecia y su death metal de corte más clásico están más vivos que nunca: Dräparen, de OF FIRE. No sé si el nombre de la banda será alguna especie de homenaje a DISMEMBER, pero no me extrañaría, una vez desentrañadas sus más que probables influencias.

Estamos pues, ante una obra de flamante death metal sueco de la vieja escuela, sin chorradas, ni pretensiones, ni compromisos, pero con pinceladas que presentan una sofisticada trenza de estilos que han sido atados con precisión y criterio. Si bien las guitarras rinden un descarado culto a la muerte, coquetean también con elementos rockeros, tornándose el death en un death ‘n’ roll que nada tiene que envidiar al que practican grandes del género.

También, gracias en gran parte a que la batería lo propicia, podemos disfrutar de cortes más cercanos al doom en los que la lentitud es la que manda, con riffs arrastrados y acordes largos de esos que te hacen tener ganas de dejarte caer al suelo como si tu cuerpo se tratase de un vulgar bloque de mantequilla derretida por la distorsión de las cuerdas, que por otra parte es idónea para la causa.

¡Pero no acaba ahí la cosa! OF FIRE nos proponen también momentos de caña con “tupa-turupas”, blast beats y dobles bombos más subidos de revoluciones, clamando al mosh pit más violento y divertido. Recursos de todo tipo tras los platos hacen que, aunque las guitarras sigan patrones más lineales en ocasiones, no resulten cortes monótonos.

Las voces, cavernosas como eran en los albores de la técnica pero sin llegar al tope del típico gutural cisterna, por regla general suenan graves, pero modulan bien con registros medios e incluso resultan algunos tonos más rotos, como si empleara alguna especie de vocal fry para llevar a cabo esas modulaciones. Me ha gustado mucho la labor de Robin Joelsson al micro, ¡sí señor!

En resumen, si te va el palo que llevan bandas como ENTOMBED, BLOODBATH, ENTRAILS, CARNAGE, GOD MACABRE o DISMEMBER, OF FIRE es, sin duda alguna, una banda más que añadir a tu colección.

Comparte:

COMENTARIOS