OCTOBER TIDE (SWE) – Winged Waltz, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube BandCamp

octobertide02Aún procediendo de la escisión de una banda consagrada dentro del mundo del doom como es el caso de KATATONIA, OCTOBER TIDE han conseguido hacerse un nombre de la mano de Jonas Renkse y Fred Norrman con una trayectoria que llega a su quinto disco.

OCTOBER TIDE se han tomado tres años desde su anterior trabajo de estudio, Tunnel of no light, para presentar Winged waltz con la discográfica Agonia Records. Con carácter general, tampoco se aprecia un cambio muy significativo en las notas características del sonido respecto a ambos trabajos: baterías pesadas, voces guturales, melodías tensas y cambios de ritmos siguen presentes en su nuevo trabajo. En caso de que comparemos Winged waltz con su primer disco, Rain witout end, sí se percibe como los pasajes acústicos se han ido reduciendo y la melodía se trata desde la vertiente más eléctrica.

Winged waltz también es el primer disco que cuenta con Jocke Wallgren (ex VALKYRJA y ASTROPHOBOS) en la batería, desempeñando un buen trabajo en el que se puede destacar el corte “Sleepess sun”, ya que mantiene un ritmo junto con el bajo de Mattias Norman que recuerda al Ghost reveries de OPETH.
En otros temas se percibe cómo el grupo ha pretendido volcarse más en la vertiente intimista y pasional, como son los casos de “Perilous” y “Swarm”, en donde la voz de Alexander Högbom se desagarra en los momentos más intensos. También merece ser destacada la dicción de Alexander, que permite entender gran parte de las letras, cosa muy extraordinaria dentro de esta manera de cantar.

“Reckless abandon”, “A question ignite” y “Nursed by cold” forman un conjunto que da continuidad al disco, quizás excesiva, constituida por temas contundentes y en los que la velocidad del doble bombo se dispara. Dicha tendencia se ve rota por “Lost in rapture” en donde las guitarras poseen una fuerte carga melódica.

Como ya se ha dicho, los guturales son una seña de identidad de la banda, si bien se agradecería para hacer menos densa la escucha del disco que todo o parte de las composiciones tuvieran un tono de voz diferente.

Sobre la producción del disco no hay nada que reprochar ya que el sonido es claro y nítido y cada instrumento suena como debe, sin que las afinaciones graves acaparen el oído del oyente.

Winged Waltz no llega al nivel de A Thin Shell (2010) y puede que no legue a pasar como uno de sus mejores discos, pero sí se trata de un paso más en la consistente trayectoria de OCTOBER TIDE.

firmadavid

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS