OBSOLETO (ARG) – Awakening, 2022

Enlaces:

Nuevamente tengo el gusto de poder salir de la frontera imaginaria del metal europeo y americano para darme un paseo por Latinoamérica y ver todo lo bueno que se está haciendo por esos lares. De hecho, la gran mayoría de los grupos que están llamando mi atención y despertando las ganas de seguir la evolución de los carteles de los festivales del próximo verano, no son europeos ni yankis. Parece ser que el metal también está demandado algo de deslocalización.

En esta entrega os traigo a OBSOLETO desde Argentina, una banda que nos viene con su disco primogénito Awakening formado por siete cortes con leña suficiente como para calentar una casa en el Pirineo durante dos inviernos.

En la presentación ellos mismos nos dan muchas pistas de a qué suena Awakening, pues mencionan el thrash, el death y el groove. Sinceramente creo que estamos ante un disco de thrash con una pátina de modernidad, sobre todo en las guitarras, pues suenen muy gordas y robustas, incluso si se compara con bandas contemporáneas como ANGELUS APATRIDA o NERVOSA. Quizás el sonido sería más parecido a la configuración de CRISIX, en el que las guitarras no son tan afiladas. A esa raíz thrash se le nutre con recursos más melódicos, como ocurre en partes de “Gateway” o “Obsolete”, que mejoran con creces el conjunto. Esto lo digo porque es cierto que en los grupos de thrash “old school”, hay veces que el nivel de cera y velocidad es tal que uno ya no sabe diferenciar en qué canción está. Aquí se permiten compases de respiración, lo cual me ha gustado especialmente. Pero es verdad que la base de los riff es thrasher 100%.

Otra peculiaridad de la propuesta de OBSOLETO sobre la línea dura de thrash es que no hay solos de guitarra trepidantes, sino que la segunda guitarra hace unos arreglos muy enriquecedores sin pretender ganarse la atención para sí.

Finalmente, me ha encantado el sonido de la batería. No sé si habrán utilizado algún programa de instrumento virtual como hacen muchísimas bandas, pero, de ser así, han conseguido un sonido muy orgánico y real, sin que suene a librería de estudio de grabación.

Lo dicho, que este trabajo me ha parecido muy interesante y espero que el próximo no tarde en venir para que nuestra mirada no deje de apuntar al otro lado del océano.

 

Comparte: