NUISIBLE (FRA) – Slaves & snakes, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Bajo la sombra de un mundo global de incipiente poscapitalismo, las sociedades modernas se construyen entre el progreso y la miseria, que avanzan a través de líneas paralelas tendiendo a homogeneizar los problemas de culturas dispares. Podríamos imaginar las canciones de NUISIBLE resonando en los barrios desolados de Detroit, entre las paredes de las caducas naves industriales berlinesas o presenciando el abismo de desigualdad entre las distintas latitudes de Ciudad del Cabo. La procedencia del emisor carece de relevancia cuando su mensaje invoca a los más profundos instintos de furia combativa, abrasiva resiliencia y oposición irreductible ante los dolores que la abundancia material no puede calmar.

Dicen que la pluma es más poderosa que la espada pero, aquella igual que esta, no es útil en todas las situaciones. En ocasiones la palabra se pierde entre las piedras de la inerte burocracia política o se extingue ante el vacío de la indiferencia; entonces todo cuanto resta es revolverse, escupir la rabia al viento y hacer visible nuestra oposición. Si algo transmite Slaves & snakes es esa imagen de resistencia frente a todo lo que nos provoca pesar. Porque sí, porque ya no quedan razones para el no o porque cuando no queda nada, siempre queda gritar. La perfecta analogía a este concepto la encontramos en la amalgama de géneros y recursos que forman el sonido de NUISIBLE. Destacan especialmente el crust y el blackened hardcore, estilos que imprimen un marcado carácter de ferocidad.

Una breve introducción con voces en off y una batería anhelando explotar dan paso a una tormenta de agresividad que no va a permitir un segundo de reposo. Los ritmos crust y punk se entremezclan con melodías que firmarían los mismos DARKTHRONE, y se advierte un espíritu hardcore que emula a una versión oscurecida de TRAGEDY. Todo un ejercicio de violencia sonora en el que lo importante es ejecutar un trabajo tosco, rápido y efectivo de demolición de todas tus defensas, hasta el punto de envolverte de esa sensación de rabia irrefrenable.

Resulta digno de mencionar la capacidad para incluir un buen nivel de melodía entre todo este caudal incontenible, sin que esto afecte a la contundencia que transmiten los abundantes breakdowns que surgen como una explosión de energía para quebrar el desarrollo de las canciones. Líricamente el contendido del mensaje encaja perfectamente con las emociones creadas por la música. Desde la rabia y la frustración avivan soflamas contra el capitalismo, la alienación, las adicciones o la pérdida. En el fondo y en la forma, Slaves & snakes es una entidad salvaje, frenética y en ocasiones febril, que destila honestidad y pasión por los cuatro costados. Lo que es es lo que oyes: Una dosis de metal incendiario, que escupe al viento el manifiesto del odio y la rabia frente a todo aquello que retuerce las entrañas y nos abrasa por dentro.

Comparte:

COMENTARIOS