NUESTROCTUBRE – La Rebelión de los Hombres Hundidos, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter

nuestroctubre 01La primera imagen que despertó mi interés por esta banda fue la de un local de ensayo en penumbra, con poco más que dos puntos de luz sobre los pedales y la batería. Me pareció interesante, lejos de las típicas fotos de promoción de los grupos del estilo, ya sabéis; gorras ridículas, dilataciones de tamaño absurdo, tatuajes hasta los ojos y cara de botarate trasnochado. En cambio esa simple imagen de lo que realmente representa el trabajo de un grupo, el local de ensayo, dio lugar a estas líneas. He de reconocer que esta reseña llega bastante tarde, puesto que el disco lleva varios meses en la calle y con el grupo girando para presentarlo. Pero nunca es tarde si el disco es bueno.

Como género, pertenecen a esa larguísima lista de nombres de nuevo cuño; SUICIDE SILENCE (encontraréis múltiples referencias a esta banda en su sonido), CARNIFEX, ALL SHALL PERISH (especialmente con This is where it ends), BLACK DAHLIA MURDER, CHELSEA GRIN, SUFFOKATE, GWEN STACY…es decir Deathcore con tintes Metalcore. Rapidez y agresividad, brutalidad al fin y al cabo, pero en un estado muy controlado que apenas parece alterarse con los cortes de los pesados breakdowns, ni con las partes más atmosféricas como en el caso de Entre los escombros de mi mente¡ o …De los hombres hundidos (ésta última, simplemente sublime).

Si tuviese que resumirlo en pocas palabras, diría que se trata de una hábil mezcla de PARKWAY DRIVE y SUICIDE SILENCE cantado en español, y es que lo más atractivo de este trabajo, para un servidor, reside en los textos. Excelente prosa de principio a fin, inteligente, incisiva, delicada agresividad verbal que va directa a lo más profundo. Aquí no hay lugar para letras manidas cargadas de tópicos, la voz desgarrada entabla una batalla con la instrumentación, armada con una lírica intimista y cercana pero situada al mismo tiempo en un plano que pocos podrán apreciar a primera escucha. Incluso tras un título como Un zombie se ha comido mis deberes se esconden perlas como “Tus pasos errantes no manejan el timón que me arrastre a ser el alimento para los gusanos de tu fracaso / Si esto que junto creamos está roto ya, deja de hacer que mis logros se conviertan en tu tempestad”.

Tras varias escuchas casi no consigo encontrar puntos negativos. Se trata de un disco realmente interesante, rebosante de fuerza y con sonido y calidad suficiente como para competir con cualquier material extranjero, auténtico producto nacional de primera calidad. Carentes de competidor directo, juegan en una liga superior, al igual que THIRTEEN BLED PROMISES, AGAINST THE WAVES o V3CTORS, y tan solo con un único trabajo. Pero es que éste es ese tipo de disco que eleva al grupo a la altura de las bandas extranjeras… salvo por una cosa. Esa carencia total de émulo en nuestro país, esa esencia que lo hace único, a su vez, lo convierte en algo común fuera de nuestras fronteras, puesto que da igual lo que hagamos, siempre llegamos tarde. Este disco derrocha fuerza, buen hacer, en una palabra: calidad, pero ¿originalidad?  Si lo pensamos en términos globales, no.  Con esto tampoco estoy diciendo que la banda del fallecido Mitch Lucker haya sido precisamente el adalid de la originalidad, al menos no en el sentido estilístico más estricto, pero lo que sí han logrado (no discutamos ahora los medios y motivos diversos) es tener su sonido propio, un sonido que nosotros no podemos más que intentar emular. Probablemente no comprendáis el motivo de estas últimas líneas, incluso puede que creáis que intento menospreciar el trabajo de esta banda. Nada más lejos de mi intención. Este país está lleno de buenos músicos, de discos y canciones increíbles que han sido enterradas y olvidadas, porque en su gran mayoría, nunca han tenido la posibilidad de cruzar las fronteras y plantar cara al exterior, demostrando lo enormes que podemos llegar a ser. Eso es; lo que podemos llegar a ser

Mención especial para el artwork, pocas veces una portada ha reflejado también el sentimiento y la sensación dejados por un disco. Al igual que la mano ensangrentada de la cubierta, estos doce temas (incluyendo la enérgica versión de Maniac de Michael Sembello, que al igual que EVERGREEN TERRACE han transformado para llevarla a su terreno) se meterán en tu interior y te desgarrarán desde dentro, aferradas a tu sangrante corazón aún palpitante.

Este es un disco de escucha obligada, tanto si eres fan de este tipo de música, como si no. Si te gusta el género lo disfrutarás al 100%, con el añadido de entender lo que dicen y si, por el contrario, eres de los que ha permanecido al margen de un estilo temporalmente tan aceptado por las masas (eufemismo usado por el redactor para evitar emplear el término “de moda”), no se me ocurre mejor forma de iniciarte en este inmenso “La rebelión de los hombres hundidos”. No lo dejes pasar o te estarás perdiendo mucho, muchísimo.

Para acabar, permitidme que lo haga con un par de fragmentos extraídos de sus letras

Se hace el camino trazando nuevas sendas entre la maleza del ansia que nos apresa, dejando de ser esclavos de nosotros mismos. Lo hacen mis pasos al andar hasta tocar el cielo”

 “No hacen falta armas, ni rencores, ni violencia, ni deseos de venganza, solo faltas tú. Pronto se oirán nuestras voces al unísono gritar por la esperanza de un nuevo despertar”

firmadiego

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS