NUDO – Juicio final, 2015

Enlaces: Facebook

nudo36Llega el verano, la época del año más dura para ser un heavy “true” porque ya sabéis que la chupa de cuero negra y el sol veraniego son una combinación tan buena como la que hicieron METALLICA y LOU REED. Aunque bueno, también es verdad que si un verano te pasas los mediodías del mes de agosto escuchando la discografía de MANOWAR con una cerveza de litro de Amstel o dos “yonkilatas” San Miguel (esas de medio litro, ya sabéis) en una cancha de baloncesto al aire libre -sí, esas en las que las redes de las canastas son de hierro y donde no puedes distinguir la línea de triple debido a la erosión que provocan las zapatillas Jordan en la pintura- el 1 de septiembre viene Joey DeMaio montado en dragón con un bajo de ocho cuerdas y te entrega un diploma escrito en sangre de troll en el que te titulan como Brother of metal. Todo esfuerzo tiene su sacrificio.

Vale, lo más probable es que no entendáis esta introducción, pero es que soy muy fan de Los Simpson y sus introducciones que parece que no tienen nada que ver con el contexto del capítulo, pero bueno, si seguís leyendo lo acabaréis entendiendo todo, porque este segundo álbum de NUDO parece haberse fraguado en una cancha de baloncesto en San Javier mientras los componentes llevaban no sólo chupas de cuero, sino también botacas New Rock y cadenas, porque lo que nos encontramos en este Juicio final es heavy metal puro y -sobre todo- duro de muchísima calidad hecho por musicazos. Cabe recordar que Jesús Izco, guitarrista y cantante de esta banda, es también bajista de DÜNEDAIN.

Como podréis intuir en lo dicho anteriormente, lo que podemos encontrar en este disco es, principalmente, heavy metal con mucha “testiculina”, como en “Mirando hacia el frente“, “Lágrimas de sangre“, “La lanza del destino“, y las hardrockeras “Forjando sueños“, en la que colabora Tony Delgado y “Luna nueva“, que tiene ligeros dejes arabescos en algunas melodías vocales.

Además, también nos encontramos con bastantes temas donde pisan el acelerador y nos muestran su vena más power metal americano, como en la inicial “Juicio final“, “Sin mirar atrás“, “Con uñas y dientes“, la speedica “Nada que perder“, que cuenta con la colaboración de Jorge Berceo y a cuya línea de guitarra inicial miraría Yngwie Malmsteen con nostalgia mientras acaricia su Fender Stratocaster, la rabiosa y thrasher “Sin piedad“, “Dentro de ti” y “Lobo solitario“. Por último, y como buen grupo heavy, nos encontramos con la balada “Si no estás” que actúa como ojo del huracán.

Este disco es, sin duda, uno de los que más me ha gustado en lo que llevamos de año. Heavy metal con cojones y huyendo de la caspa, algo que les erige como rara avis dentro de la escena española. Además, cuentan con colaboraciones de músicos reconocidos en la escena. Un grupo a tener en cuenta en el futuro.

firmajosemanuel

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS