NUCLEAR (CHL) – Jehovirus, 2010.

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

Curiosamente y antes de que llegase todo el revival thrasher mundial, NUCLEAR aparecían en escena allá en su Chile natal con una primera demo en 1997, seguida posteriormente de otra demo (1998), un par de álbumes (HEAVEN DENIED y 10 BROKEN CODES), un directo (un bootleg que hicieron oficial) y algún que otro registro visual, pero a día de hoy lo que nos atañe es este magnífico álbum de genuino Thrash Metal, llamado JEHOVIRUS y editado por AUSTRALIS RECORDS el año pasado.

El contenido del cd está  realmente recomendado para los amantes del género, no dando cuartel con su música y saboreando una producción nítida, muy lograda, pues es de recibo comentar que ha corrido a cargo de RUSS RUSSELL, conocido ya en estos mundos del Metal, trabajando con gente como NAPALM DEATH, EVILE (entre otros) y si no recuerdo mal, incluso con los míticos DEFECATION (aquel proyecto de varios músicos y que no me voy a poner ahora a rescatar), consiguiendo sacar lo mejor de estos temas pesados y cercanos a una vertiente thrashica agresiva, violenta, poderosa y muy emparentada a la escuela U.S.A., encontrando sobre todo influencias de SLAYER y alguna que otra de los primeros METALLICA.

No había escuchado sus anteriores trabajos, así que honestamente no sería de justicia comparar este con los otros sin haberlo hecho, por ello durante varios días los fui escuchando y llegué a la conclusión de que NUCLEAR, han evolucionado en su sonido, este álbum es el mejor de su carrera y que los acerca bastante al nivel de otras bandas de su Chile natal, caso por ejemplo de CRIMINAL (aunque estos ya no me suenan tan thrashers como antaño).

Incluso la portada, que a pesar de recordarme por momentos a ilustraciones más del tipo de bandas del llamado Metal moderno, me ha parecido muy directa y sugerente en cuanto al mensaje del título de este álbum.

JEHOVIRUS da inicio con la canción BELLIGERANCE, que tiene una intro de algo más de un minuto, seguida de unos toques de guitarra similares a algunos del tema BLACKENED de METALLICA, por lo demás, el track transcurre de una forma rápida, parando solo previamente al solo, siendo las guitarras las que llevan todo el peso de la canción y la batería aunque muy activa, es algo monótona, no obstante y a pesar de su duración, que es algo más de seis minutos, no le pierdes el tono y puedes ir haciéndote a la idea de lo que llega a continuación.

Dejando de lado las guitarras iniciales, CRIMINAL SOLICITATION comienza de una forma que te puede hacer llegar a recordar temas tales como WAR FOR TERRITORY de SEPULTURA, para pasar a realizar una canción que si la hubieran firmado en los créditos los mismísimos SLAYER no lo hubiéramos notado, sobre todo con los pasajes de guitarra que van intercalándose por toda la canción, pero la verdadera intensidad llega en el minuto y veinte segundos, donde la espiral de agresividad generada te debe hacer sentir el Thrash Metal en lo más profundo de tu conciencia.

Seguimos con otra canción que sigue un patrón parecido al de la anterior. ASPHYXIA se podría definir como la descendiente directa de la mismísima RAINING BLOOD, no digo que sea un plagio, pero es como tener un espejo donde reflejarte, con algunos matices diferentes, pero el contenido seguiría siendo el mismo.

El cuarto corte lleva por nombre BRUTAL YET PRECISE, que vuelve a ser una canción a piñón fijo, aunque su inicio sea algo denso debido a sus riffs iniciales, dejando una vez más una gran presencia a las guitarras, con unos solos afilados como cimitarras.

El siguiente tema (ACTS OF DEPRAVITY) tiene un inicio instrumental, siendo ya en el minuto y medio cuando comienza a escucharse la voz de MATIAS LEOVICIO, aunque en esta ocasión, la canción es algo más lenta, más densa y donde más se pueden apreciar las influencias de álbumes como AND JUSTICE FOR ALL en la música de estos chilenos, incluso añadiré que quizás sea la canción más tediosa de las aquí presentes (no por ello mala).

Se nos devuelve la intensidad con THE ONE WE MUST KILL, otro de las canciones realmente exponenciales de este álbum, con un gran juego de batería y de nuevo esas guitarras afiladas, de las que abusan de forma más que correcta, me gusta sobre todo el corte de ritmo central para de nuevo volver a arremeter con una gran dosis de energía.

WORLD DEPLETION y ON KILLING juega de nuevo con los ritmos cercanos a los de ARAYA y compañía, naciendo de forma algo lenta y machacona, continuando con acordes  galopantes, rítmicos y en volandas de la voz de este músico, que tiene una voz muy acorde para la música que realizan, aun cuando no cambia de registro.

Como cierre nos dejan otra canción rápida y directa, DEFLESHED sigue patrones muy similares a todo lo anterior, aunque encuentras una parte intermedia que no es tan veloz y donde los riffs crean una atmosfera propicia para moverte, con cierto aspecto a la música más actual de EXODUS.

Como epílogo solo comentar que esta formación, no hace algo realmente novedoso, pero si recoge lo ya existente e intenta llevárselo a su terreno, consiguiendo buenas y amenas canciones.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS