NSBM

Enlaces:

nsbm03

Si quién lee estas palabras piensa que esto es un burdo manifiesto a favor o en contra de esta ideología, que cierre la pestaña de su navegador. A pesar de que la política es algo que impregna el NSBM, aquí nos centramos en la música, a pesar de que tocar el aspecto ideológico sea inevitable en ciertos momentos. No nos hemos ocupado de rebatir la ideología, porque no es nuestro objetivo. Tampoco es una enciclopedia de bandas de NSBM, para ello hay mil sitios donde buscar. Dejémoslo en que es un reportaje destinado a sacar a la luz un movimiento musical bastante polémico, y dejar claro que no todo es blanco o negro, sino una complicada escala de grises. Faltarán datos, pues es casi imposible recogerlo todo y puede que más de uno, sea más que discutible o esté incorrecto. Es un reportaje que, si logra que alguien aprenda algo, habrá conseguido su objetivo. 

Todo aquel que lleve un tiempo metido en el mundo del black metal sabrá del típico rumor de si X banda es nazi. Y es que una de las características del black metal más destacadas es la eterna polémica que lo rodea. Lo de las iglesias noruegas, por decirlo de algún modo, ha sido tan sólo el comienzo. El caso es que el Black Metal Nacional Socialista (NSBM, como dicen los anglosajones), parece ser el elefante en la habitación, y no deja a nadie indiferente. Todo el mundo, sea bueno o malo, tiene algo que decir.

La concepción inicial sobre qué es el NSBM es: Black metal con letras nazis. Una definición que tiene su parte de razón, pero es bastante más complejo. Hay mucho de provocación, de molestar a la sociedad, de incorreción política, y hay que saber distinguir quién juega y quién se toma en serio estas ideas. Quién no lo es, pero sin embargo está influido por ello y tiene en común ciertas ideas. Pero desde luego no son cuatro gatos los dedicados al NSBM. Es cierto que no es algo mayoritario, pero tampoco es marginal a más no poder. Hay de todo tipo de casos, y muchos se quedan en una difusa línea, en la que no sabemos realmente por qué camino tiran. Incluso podríamos entrar en un interminable debate de cuanto tiene que hablar una banda de NS para ser considerada así, y cómo habla de este tema, o sí la banda puede no serlo aunque alguno de sus miembros sí que comulgue con estas ideas.

Hay que empezar hablando del hombre que más ha “popularizado” la conexión entre Nacional socialismo y black metal, y es que todos sabemos a qué juega Varg Vikernes, que siempre ha sido antisemita, y ha coqueteado bastante con la imagen Nacional socialista. Aunque realmente nunca lo haya constatado abiertamente, siempre ha flirteado bastante con el movimiento, y así parece por sus travesuras, como haber enviado una bomba (nunca confirmado, eso sí) a SALEM, la primera banda de metal extremo de Israel, como el considerar Anders Breivik un mero esclavo de los altos poderes judíos que gobiernan el mundo, o su intento de atentado en Francia en 2013.

No obstante, ser antisemita no te hace necesariamente Nacional socialista, y de hecho nunca ha impregnado sus trabajos de mayores connotaciones políticas, más allá del paganismo que dice profesar (después profundizaremos en su particular visión del paganismo). 

En aquella carta que envió a Breivik (bastante interesante de leer, por cierto), no se quedaba corto a la hora de darle palos. Las críticas a su matanza se basaban en que había matado más noruegos que el Islam en Noruega en 40 años. Precisamente por esto lo consideraba un mero esclavo del sionismo, por haber hecho el “trabajo” de los islamistas, pues el Islam ha sido llevado a Europa gracias al sionismo. Si él y los nacionalistas europeos querían salvaguardar Europa, simplemente lo único que tendrían que hacer es adoptar los valores e ideales europeos (como el paganismo) y rechazar el resto de valores de fuera, como el cristianismo. Tampoco faltó en su carta la advertencia de cómo desde el sionismo están intentando eliminar la raza europea desde hace 2.000 años, y que mientras haya auténticos europeos, podrán revivir el espíritu del viejo continente y devolverlo a su esplendor.

Todas estas ideas, son argumentos que suelen esgrimir los nacional socialistas hoy día. No hay más que darse una vuelta por diversos foros y redes sociales para constatarlo.

Los últimos en unirse al club de las acusaciones nazis (lo que me recuerda siempre a la Ley de Godwin) han sido INQUISITION. Y es curiosonsbm04 para una banda que no ha salido líricamente más allá del satanismo y los temas astrales, pero hace unos meses Metal Injection se hizo eco de un blog, en el cual, su autor afirmaba que los americanos lo eran, en base al testimonio de un ex supremacista blanco que fue conductor de autobús en una gira canadiense. Este conductor enseñó su tatuaje con una esvástica, y los dos miembros de la agrupación, Dagon e Incubus se maravillaron ante tal visión.

El creador del blog, se basó además en otros aspectos, como que en sus inicios estaban en las filas de No Colours Records, conocida por tener bandas de temática NS y que el artista que dibujó varias portadas de sus discos (cuatro, si mal no recuerdo) es Antichrist Kramer, que también se dice que es un supremacista (era dueño de la discográfica Satanic Skinhead Propaganda, nombre que da pie a demasiadas especulaciones, por no hablar del apellido Kramer, como Joserf Kramer, general de las SS).

A favor de esta teoría está también el hecho de que han usado imaginería NS, además del proyecto paralelo de uno de ellos, titulado 88MM (no hace falta que explique qué significa el 88 a estas alturas). Pero por el otro lado el apellido del productor de su último disco, parece judío (Arthur Rizk). 

Todas las acusaciones que he detallado, siendo sinceros, no nos dicen nada, puede que tu diseñador sea nazi, pero si te gusta su trabajo, ¿por qué renunciar a él?. Lógicamente Dagon, cabeza pensante de la banda, en una entrevista días más tarde en la revista Decibel, negó tajantemente dichas acusaciones, tanto las suyas como las dirigidas a Kramer y No Colours, mientras que Metal Injection se ha llevado su correspondiente saco de mierda por no haber contrastado sus fuentes.

Jugar con imaginería NS no es nuevo, Lemmy Kilmister siempre ha sido un gran coleccionista de objetos de la Segunda Guerra Mundial, y no por ello es nazi. Aunque en el caso de los yankis lo veo más una actitud de provocación que otra cosa. Para INQUISITION esto habrá repercutido en mala publicidad, aunque al fin y al cabo es publicidad y el índice de búsquedas en Google con su nombre habrá subido como la espuma.

Aún así, INQUISITION han cortado rápido todo este asunto, lo mejor que se puede hacer para acallar un rumor. Otra cosa es, si lo que digan ellos le parezca convincente o no a cada uno…

nsbm05Como cité al principio, no son nada extrañas las acusaciones de nazismo en la escena blacker más tradicional. Otro ejemplo bastante polémico fue el de la famosa primera edición del Transilvanian Hunger de DARKTHRONE, que rezaba en la parte trasera “Norsk Arisk Black Metal”. Peaceville no tardó en retirar susodicha inscripción en consecuentes impresiones. 

MARDUK siempre han estado en el centro de la polémica, tanto por su disco Panzer Division Marduk, dedicado exclusivamente al conflicto mundial del 39, como por muchas letras de ahí en adelante, que abordan dicha guerra. Véase el primer tema del Plague Angel, “The hangman of prague” dedicado a la muerte de Reinhard Heydrich, segundo al mando de las SS. ¿Os suenan unos tal SLAYER y una canción que tienen llamada “Angel of death”? Pues hablamos del mismo tipo de polémica.

De NARGAROTH podemos contar una historia muy similar. René Wagner, de descendencia alemana, tuvo familiares que lucharon en la guerra, algo nada raro en el país teutón. Ya en el famoso disco Black Metal ist Krieg, incluyó fotos de sus familiares, vestidos con los atuendos de combate. Un tributo a sus antepasados, no a una ideología.

La estética y la temática es atractiva porque es políticamente incorrecta y lo prohibido, lo tabú, atrae más y cabrea a la mayoría de la gente. Ya que el satanismo ha dejado de ser irreverente y novedoso, para convertirse en algo tópico, podríamos decir que este es el siguiente paso en la búsqueda de la incorrección social. Es evidente que hay mucho de desafío en utilizar estética Nacional socialista, e incluso no descarto que más de una banda haya surgido con el único propósito de molestar al prójimo.

Pero hay ocasiones en las que coquetear con estas ideas, sale bastante caro para el grupo en cuestión. No hay que irse muy lejos en el tiempo para recordar la situación de SATANIC WARMASTER.

En sus primeros días (y no tan primeros) el NS era un elemento fundamental. Véase su debut, Strenght and Honour y el tema “Wolves of blood and iron”, o en su tercera obra, Carelian Satanist Madness y el corte “My dreams of Hitler” (convenientemente camuflada con el título “My Dreams Of 8”). No obstante, Lauri Penttilä, fundador del grupo, no ha declarado abiertamente su ideología puertas afuera de la música, pero independientemente de que sea nazi o no, le ha gustado jugar con esa ambigüedad. Las consecuencias se plasmaron en una prohibición para tocar en el Hellfest de 2011, en base a las ideas que manifestaba en sus trabajos. Aunque declaró por activa y por pasiva que él y su banda eran apolíticos, el daño ya estaba hecho, y tanto seguidores como detractores lo acusaron de cambiar el discurso político según qué situaciones.

Un pequeño detalle que complica más la balanza entre provocación y auténtico pensamiento, lo encontramos en el recopilatorio titulado Black Metal Kommando / Gas Chamber. Además de ser un título que hace parar la mirada de todo el que lo ve, utiliza un elemento como es la cámara de gas. Por un lado si realmente fuera nacional socialista, ni nombraría dichos elementos, pues para ellos no existieron nunca, como buenos negacionistas, por otro, qué mejor elemento cómo es la música para expresarse de manera abierta.

nsbm06

No obstante, si vamos más allá de grupos que sean ideológicamente ambiguos, y queremos buscar bandas que sean NS de manera explícita hay que ir a un nivel underground bastante considerable.

Grupos como ARYAN TERRORISM, ARYAN BLOOD, ARYAN KOMMANDO 88, GESTAPO 666, FANISK, GRAVELAND, DER STÜRMER, WEHRHAMMER, 5:45, CAPRICORNUS, PROPAGANDA, SPEAR OF LONGUINUS, GRAND BELIAL’S KEY, GOATMOON, THOR’S HAMMER o XENOPHOBIC, EXM93 suelen moverse en una escena musical bastante desperdigada (relativamente poco NSBM en los países, comparado a otros subgéneros, para que nos entendamos). Esto no quita para que, algunas de ellas, sean fundamentales para entender la escena blacker del lugar. NOKTURNAL MORTUM, se convirtieron en el grupo de black metal más importante del país, y sin ellos, esta música no habría prosperado de la misma manera por aquellas tierras. 

De la misma manera, los ya mencionados GRAVELAND, VELES, LORD OF EVIL, CAPRICORNUS o FULLMOON, abrieron la veda del metal negro en Polonia, en los mismos tiempos en los que VADER ya se pateaban toda Europa. No obstante, para entender la relativa antigüedad del movimiento, he aquí otro dato: A la par que surgieron las primeras bandas de NSBM polacas, también se formaron grupos como HATE y BEHEMOTH

Lógicamente, todas estas bandas son una pequeña representación, pero sirve para captar las características de esta escena tan peculiar. Su relevancia, para ser más exactos, no sería correcto calificarla como escasa, sino más bien, puntual. Que, como hemos visto, aparecen en determinados países, abren un sendero, por el que ya pasaran muchos otros (ideologías aparte), y como buenos pioneros, su esperanza de vida, en muchos de los casos, suele ser muy baja, con lanzamientos escasos, normalmente demos, mientras que los álbumes completos no abundan. Ahora, cabe mencionar a DER STÜRMER o WEHRHAMMER, que sí que han tenido y tienen una actividad más regular, con una cantidad de lanzamientos notable.

El recuerdo de estas agrupaciones queda relegado a blogs y fanzines que aún los nombran, pensando en los veteranos y aquellos que aún no estaban en condiciones de escuchar música.

En el plano musical, partiendo del black metal tradicional, hay muchísimas que se ubican en el folk/black y el raw black. Desde grupos como ARYAN TERRORISM, con un sonido “garajero” total, hasta FANISK (que no existen desde 2013), cuyo sonido, muy limpio y definido, se basaba en los teclados, que bebían bastante del martial industrial (ellos se autodenominaban Black Solar Art).

nsbm07Eso si, al escribir sobre folk/black, es obligatorio el destacar a unas leyendas como son GRAVELAND, el proyecto unipersonal de Rob Darken, que pasó del raw black con el sonido más cerdo posible, a un folk/black más refinado a medida que pasaban los discos (lleva desde el 93 dando guerra). Proyecto que, curiosamente está en las filas de No Colours Records y sigue más vivo que nunca, con 14 discos en su haber, el último lanzado el 10 de julio de 2014.

Darken, por su parte, ha colaborado en alguna ocasión con ABSURD, HONOR, VELES, FULLMOON, WOLFKHAN, THOR’S HAMMER, VENERAE, o BEHEMOTH, entre otros. No hace falta que mencione el nexo de unión entre las 6 primeras bandas. No obstante, GRAVELAND con el paso de los años ha ido separándose de este ambiente.

¿Pero por qué no triunfan este tipo de bandas? Por varias razones, y todas bastante sencillas. Primero por la antipatía general que despierta esta ideología (al menos en apariencia…), que espanta cualquier posibilidad de publicidad, más allá de los fanzines y webs políticamente afines, también extremadamente minoritarios. En pocas palabras, te dedicas única y exclusivamente a tu reducido público, el único que sigue tus consignas políticas.

Y el segundo motivo, el cual puede cargarse toda la credibilidad del artículo, pero no es menos cierto. En el NSBM hay buenas bandas, merecedoras de dedicarles tiempo, al igual que otras son un amasijo de ruido ininteligible, que se escudan en una pésima producción para camuflar un producto mediocre, cuando no pésimo. Cuanto peor es la producción de un disco, más reduces el ámbito de público, algo obvio pero nunca queda de más destacarlo.

Ahora, ¿y si ya encontramos a una banda relevante, que juega con el nazismo de una manera seria? Seguro que a más de uno le ha venido a la cabeza ABSURD, los que muchos consideran “padres” del movimiento NSBM, junto con la llamada “Hermandad Teutona”, integrada por los propios ABSURD, COVEN OF THE WORM y MORKE. Posiblemente ABSURD fueron los primeros en tener un peso importante en la escena del metal extremo con su temática NS.

Alcanzaron su estatus de culto entre el movimiento neonazi tras el asesinato de Sandro Beyer, de 15 años, por parte del trío que entonces formaba el grupo (ninguno está en la banda, desde 1999) allá por 1993. Pero ni las causas del asesinato están claras.

Sandro, fan de la banda, aunque despreciado por estos, se enteró de la relación que tenía Sebastian Schauseil, guitarrista por entonces, con una profesora casada, Heidegrit Goldhardt y que trabajaba en una iglesia evangélica. Para más inri, Sebastian clamaba ser satanista. El problema es que Sandro, empezaba a descubrir su gusto por las personas de su mismo sexo, y se sintió atraído por Sebastian.

La cosa no acaba ahí, pues Sandro era alumno de Heidegrit. Como buen drama digno de la sobremesa de Antena 3, nuestro amigo Sandro sensbm09 enteró, y amenazaba a Sebastian (de manera anónima), con contar su “affaire”. Una noticia como esa, en un pueblo pequeño de Alemania, era una bomba de relojería, y más cuando la profesora se quedó embarazada de Sebastian. Embarazo que siguió su curso y el vástago, de nombre Darius, nació en febrero de 1993.

Es entonces cuando entraron otros actores en el conflicto. Hendrik Möbus y Andreas Kirchner, los otros dos integrantes de ABSURD. Gracias a trampa de la novia de uno de ellos, que acordó quedar con Sandro para parar ABSURD, el chico acudió al lugar donde el grupo le esperaba por sorpresa para estrangularle con un cable eléctrico.

Aunque nunca ha quedado claro quién de los tres puso más de su parte para acabar con la vida del adolescente, lo cierto es que todos ellos fueron directamente responsables del asesinato.

El trío dio con sus huesos en prisión, donde se cambiaron el nombre a IN KETTEN (encadenado, en lengua alemana), e incluso dieron algún concierto entre rejas, a lo Johnny Cash, y allí estuvieron hasta el 98, cuando fueron liberados en régimen de libertad condicional. La historia no acabó ahí, ya que Hendrik tuvo la fantástica idea de hacer el saludo nazi en un concierto… en Alemania. La gracia le costó más años de cárcel por violar los términos de la condicional, y hasta 2007 no salió de la cárcel.

Del asesinato se dijo de todo, aunque una de las teorías que durante mucho tiempo estuvo al frente, fue el satanismo, dado que ABSURD, con una actitud muy arrogante, se declaraban satanistas, algo que no era más que provocación adolescente, pero que diarios sensacionalistas como el Bild, muy probablemente se encargaría de difundir.

¿Qué tiene que ver ABSURD con el Nacional socialismo? Tras ser liberados de prisión, como hemos mencionado, se convirtieron en una banda de referencia para el movimiento NS. El gesto de Hendrik, si indagamos, no tiene tanto de provocación como podría parecer a primera instancia. Y es que el batería de ABSURD es fundador del Deutsche Heidnische Front, la rama alemana del Heathen Front. Organización internacional, ya extinta, cuya filosofía principal radicaba en el Odalismo, ideología basada en la sangre y la tierra. Su objetivo: promover las costumbres, tradiciones, y valores originarios de cada región. Están en contra del multiculturalismo, pues para ellos destruye los rasgos identitarios de cada lugar. Aunque lo más evidente son los tatuajes del propio Hendrik, el más llamativo es uno que contiene una cruz celta, con un 14 sobre ella, referencia a las famosas 14 palabras de David Lane, supremacista blanco, y que rezaban “Debemos asegurar la existencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos”.

La rama noruega de la organización fue la pionera, en 1993, y a ella perteneció casualmente Varg Vikernes, y el más avispado se habrá dado cuenta de que el Odalismo es la ideología que profesa el creador de BURZUM.

El Heathen Front, por sus ideas, siempre ha sido acusado de ensalzar ideas fascistas, aunque de manera sutil y con un importante componente ecologista. No obstante cuando algunos de sus miembros se dedican a hacer saludos nacional socialistas, dice mucho de hacia dónde se orientaba realmente este frente, que poco tiene que ver con los movimientos Neopaganos, bastante alejados de cualquier idea que tenga que ver con el racialismo.

Pero después de tanto ejemplo, toca entrar al centro de la cuestión ¿Por qué el black metal y el Nacional socialismo han encontrado esta peculiar conexión, de donde sale? Para encontrar dicha conexión, hay que ir a las raíces de ambos movimientos.

Volvamos a 1992, con la quema de iglesias en Noruega. Todos sabemos de sobra qué paso, pero me centraré en los motivos ideológicos, aunque sea algo más que trillado. Una de las ideas claves era la idealización de la época vikinga, que acabó con la violenta imposición del cristianismo, y por ende reclamaban la vuelta de aquellos antiguos valores. La religión de noruega debía ser la politeísta nórdica, y no la monoteísta proveniente de medio oriente. Más de uno quiso llevar y llevó esta teoría a la práctica de la manera más salvaje.

Se podría decir que cierta parte black metal noruego, tiene algo de carácter nacionalista. No en el mal sentido, sino orientado hacia un orgullo a las viejas leyendas y folklore de tu tierra, no hay más que ver que todo el “Inner Circle” tenía en su ADN la influencia de BATHORY, tanto de la etapa más oscura, como la más épica. Muchos homenajeaban de una manera más sana (sin cenizas incluidas), a la naturaleza y a sus antepasados vikingos. Aunque esto es más apropiado para hablar de la segunda generación de bandas de black noruego, que de la primera y más cazurra generación. De hecho, Quorthon, padre espiritual del movimiento noruego, siempre manifestó que los chicos nórdicos llevaron la temática de sus letras (en su parte más blasfema) demasiado lejos, y desde el minuto uno se mantuvo lejos de todo aquello.

Hablando de esa segunda generación, no es muy difícil averiguar de dónde obtuvieron y obtienen la inspiración gente como ENSLAVED, BORKNAGAR o WINDIR, con unos paisajes dignos de ensueño. Aunque más que nacionalistas en el sentido estricto, en esas bandas y otras similares, podríamos hablar de naturalistas.

El odio al cristianismo, y por ende la adoración al satanismo, siempre ha sido otra piedra fundacional. Bien es cierto que luego, ambos elementos han demostrado que no siempre tienen por qué estar juntos, y que para hacer black metal ni siquiera hacen falta cumplirlos, e incluso este odio, con el tiempo se convirtió en crítica y blasfemia contra todas las religiones en general. En medio oriente, incluso, grupos como JANAZA (proyecto unipersonal femenino de Iraq, cuya creadora debe permanecer en el anonimato por riesgo mortal) o SEEDS OF IBIS, han enfocado la antirreligiosidad en el Islam, por motivos bastante obvios (si tenemos en cuenta de donde proceden), pero por desgracia este no es nuestro campo de estudio en esta ocasión…

Muchos nacional socialistas han encontrado cobijo aquí, debido a la particular ideología del black. Estos neonazis modernos reclaman la vuelta a los valores paganos, entre otras cosas, porque el III Reich profesaba, en teoría, el paganismo y todas aquellas religiones y cultos originalmente europeos.

El odio al cristianismo era un motivo bastante atractivo para que encontrasen afinitud con la música. Una religión invasora, que proviene de medio oriente, semita y que hasta el Antiguo Testamento no era más que la historia del pueblo elegido por Dios. Un culto que había exterminado todo vestigio de cultura anterior, dominando la Europa blanca, tanto cultural y espiritualmente.

El acto de rebeldía de la quema de edificios sacros sería visto como algo inspirador para bastante neo nacional socialistas, la destrucción de la casa del enemigo, es ahora la que sufre el pasto de las llamas, el conquistador original, es quien sufre la afrenta a sus símbolos y tradiciones (aunque a más de uno habría que recordarle que el nazismo nunca se opuso al cristianismo). De hecho, no es extraño que grupos NSBM, además de los típicos símbolos anticristianos, utilicen además otros símbolos y runas vikingas en su merch y discos, con bastante asiduidad, a modo de afinidad con el paganismo y los cultos originarios de cada tierra. Solo hay que repasar un poco y ver que el periodo nacional socialista alemán nunca vio con malos ojos todos los movimientos paganos y místicos. Pongamos el ejemplo del Sol Negro, muy importante en el ocultismo nazi y que se puede ver en mil trabajos musicales y en webs dedicados al nazismo.

El nacionalismo “naturalista”, por llamarlo de alguna manera y que antes comentábamos, derivó para los NS en una furibunda defensa de la identidad nacional. Es muy fácil ver cómo cualquier grupo de NSBM dedica sus letras, o al menos parte de ellas, a este particular nacionalismo. De ahí la razón de que muchos grupos de NSBM acaben derivando en el folk/black. Un buen caso serían los ucranianos NOKTURNAL MORTUM, en sus primeras obras. Hablamos en pasado porque dejaron su lado político de lado (al menos en lo que respecta a música) para dedicarse por completo al folklore eslavo y la naturaleza.

En sus primeras demos y EPs, el logo de la banda contenía varias esvásticas minúsculas. Se puede argumentar con aquello de que la esvástica es un símbolo oriental muy anterior a Hitler y los suyos, que ya había sido usado previamente, y no tienen por qué significar una orientación política, que tiene su parte de verdad, pero hay que prestar atención a algunas de sus primeras camisetas, para ver las connotaciones que alberga.

Por si fuera poco, el líder de la banda, Evgeniy Gapon fue uno de los dos integrantes de ARYAN TERRORISM, cuya única obra, War, fue editada por el sello Resistance Records, discográfica dedicada al NSBM, Oi! y RAC, hoy día difunta. Con el tiempo, no obstante, han tomado distancia de todo esto y nada queda de aquella militancia política.

nsbm10

Los compatriotas de NOKTURNAL MORTUM, DRUDKH, fueron acusados de pertenecer a este movimiento. La propia banda salió al paso diciendo que ellos no eran una banda política, según el líder del grupo, Roman Saenko, “no hay nada en la música o en las letras de DRUDKH que sugiera un punto de vista político. DRUDKH alaba el individualismo, la mejora de uno mismo y el aislamiento de los valores modernos”. Mientras que las letras versan sobre los trabajos de poetas ucranianos.

Eso sí, debo dejar claro que nada de malo, ni racista, tiene el paganismo, la defensa de los valores y costumbres ancestrales de la tierra de cada uno, el sano interés en conocer los orígenes de tu pueblo y ancestros, o incluso la crítica a otras religiones, al sionismo y a Israel. Que el Nacional socialismo haya decidido coger dichos elementos, es otra historia.

Otros polémica banda que se ha acogido a la bandera del nacionalismo (aunque a su manera) son PESTE NOIRE, ellos no es que han jugado con fuego en más de una ocasión, es que viven en la hoguera. Su líder, Ludovic (más conocido en estos lares como La sale famine de Valfunde, o simplemente Famine), es probablemente una de las personas más carismáticas y polémicas en la escena blacker actual, gracias a su peculiar visión de la música (lo que el llama “Rural Black Metal”) y de la industria. No sólo dirige con puño de hierro su grupo, siendo él, el único responsable de la visión temática y musical de PESTE NOIRE, sino que se opone fuertemente al intercambio de música por internet, pues es un formato indigno para transmitir la calidad de su obra. De hecho el último videoclip de PESTE NOIRE, no es subido, ni lo será a Youtube, debido a la pérdida de calidad al ser almacenado en esta plataforma de vídeos. 

También se ha mantenido siempre fiel al underground, firmando con discográficas pequeñas.  No obstante, a pesar de los futiles intentos de Famine por evitar el P2P, PESTE NOIRE tiene una buena base de fans lograda a través de la red, más que le duela a Famine de cara a la galería.

El germen de PESTE NOIRE está en DOR DAEDELOTH, (donde curiosamente estaba Neige, de los aclamadísimos ALCEST) fundado en 2000 y que únicamente nos dejó para el recuerdo una demo bajo el explícito nombre de Aryan Supremacy, que para el cambio de nombre al actual, un año más tarde, fue reeditada.

A pesar de que este ha sido el único material que podría decirse que es propiamente NSBM, Famine siempre se ha encargado de avivar las llamas. En una entrevista en la web de su sello, La mesnie Herlequin, se mofaba de estas acusaciones, ridiculizando incluso de la actitud del Nacional socialismo y si, de alguna manera se les puede etiquetar políticamente, es acaso de anarquistas de derechas, lo que equivale a nacional anarquista (en dicha entrevista deja varias “perlas” para el recuerdo).

No es mi papel explicar qué es esto, pues servidor apenas conoce dicho espectro político, pero lo importante es que es una ideología odiada tanto por gente de izquierdas como de derechas, lo que nos hace pensar que Famine es un tipo bastante listo. Probablemente aquel polémico título de Aryan Supremacy fuese creado con ánimos de cabrear a sus padres. Cosas de tener 18 años por entonces.

No obstante, si entramos en el Facebook oficial del grupo, de vez en cuando hay ciertos vídeos y posts, que hacen que nos preguntemos que cuánto hay de provocación, y cuanto de verdad. Como siempre, se sitúan una ambigüedad más que peligrosa…

Podríamos decir que Famine, a lo largo del tiempo siempre ha dado “bandazos” de un lado a otro, prestando su apoyo a según que grupos vinculados con ideas políticas. Es notoria la simpatía que muestra hacia la Misanthropic Division, un grupo paramilitar nacional-socialista que surgió durante la revolución de Maidán en octubre de 2013 (el llamado Euromaidán), y de hecho siempre se han posicionado a favor de los nacionalistas ucranianos en el conflicto.

nsbm02

Aún con todo esto en cuenta, hay que reconocer que la ideología de PESTE NOIRE, o más bien de Famine, arranca de su particular modo de ver el nacionalismo, adoptando las ideas que a él le parecen, sin importar que concuerden con una ideología concreta y cerrada, o que pertenezcan a corrientes políticas enfrentadas. ¿Podríamos etiquetarlos en el cajón del Nacional Socialismo? Ni acertaríamos, ni erraríamos el tiro, pues su manera de pensar parece más complicada y esquiva de ser catalogada, lo que hoy es apoyo a una causa Nacional Socialista, mañana puede ser asco a dicha corriente.

La diferencia de aquella banda que publicó la demo de Aryan Supremacy, con la actual, es que la mayor parte de los elementos políticos han ido menguando, otra cosa es lo que haga a título personal Famine, pero por lo pronto el aspecto lírico se centra en la decadencia de Francia y en letras de poetas franceses. Todo regado por su extraño sentido del humor…

Si PESTE NOIRE hubiese seguido por el camino del NSBM (poco probable, viendo el asco que tienen al hecho de ser etiquetados en cualquier corriente musical), no habrían llegado tan lejos, buen acierto comercial de Ludovic. Eso sí, nos queda la duda de que simplemente lo niega para llegar a más gente, negando lo que a veces parece evidente. El clásico tirar la piedra y esconder la mano. La controversia siempre irá con ellos…

nsbm11Sin salir de tierras galas, dedicamos un espacio a los AD HOMINEM, con un nombre muy adecuado para este mundillo del NSBM, por cierto. El grupo, que ahora tiene su sede en Italia, siempre se ha movido en las peligrosas aguas de la duda. El centro de la cuestión está en su primer álbum: Planet ZOG – The End. ZOG son las siglas para Zionist Occupation Goverment, o en castellano: Gobierno de Ocupación Sionista. Una teoría de la conspiración, que defiende que las altas esferas judías controlan en la sombra a los distintos países del mundo, poniendo en sus gobiernos a hombres de confianza, mientras que los mandatarios que nosotros vemos de manera pública, no serían más que títeres. Dentro del disco, hay un corte titulado “Auswitch Rules”, que al igual que el “Angel Of Death” en su día, no dejó a nadie indiferente (aunque en una escala menor).  

Si leemos la letra entera, podemos tomarlo como un manifiesto a la incorrección política, más  que otra cosa. Y además, como hemos dicho antes, muchos nacional socialistas, no creen en el holocausto. El glorificarlo de una manera tan recalcitrante, concuerda más con las ganas de irritar a todo aquel que se pare a escuchar. Pero por otro lado, la música es un excelente vehículo de ideas, y qué mejor que un sonido agresivo para hacer patente tu mensaje lleno de odio, sin ambigüedades, medias tintas, sinceridad pura y dura, sin censura ni correcciones de ningún tipo. Un caso parecido al que mencioné antes con SATANIC WARMASTER, solo que aquí nadie se desdice de sus ideas, seas cuales sean…

No paramos, pues todavía hay más letras “sospechosas”, y que no son tan explícitas, como “Wolf Power” (el lobo en el mundo NS tiene una gran presencia) o “Delirium Tremens”, donde habla de la destrucción de la humanidad, solo que con el pequeño guiño a la Solución Final…

No es ningún secreto que Kaiser Wodhanaz, fundador y espíritu del grupo, siempre ha alabado la época del Nacional Socialismo, a nivel de logros sociales y a nivel visual. Aunque en una entrevista en 2002, más que por el Nacional Socialismo, se decantaba por la misantropía pura y dura. Pero, si bien está en contra del mestizaje y ve el arianismo con buenos ojos, siempre y cuando sea a nivel elitista, consideraba que la gente totalmente devota a este movimiento está equivocada, ya que al fin y al cabo, todos somos individuos, no clones que sigan todos, como ovejas, las mismas ideas.

El argumento principal de Kaiser para afirmar que él no es NS, es que busca el individualismo, a pesar de que es libre de coger del NS los planteamientos que crea necesarios.

En resumidas cuentas, AD HOMINEM sostiene el clásico pensamiento del black metal: misantropía, individualismo, pero apoyado en ciertos elementos del NS para reforzar su discurso. Queda a criterio del lector decidir si, efectivamente AD HOMINEM podrían adscribirse al NSBM o simplemente está de acuerdo con dicha ideología en algunos puntos. 

Esto nos lleva a la principal fricción entre black metal y Nacional socialismo. Este subgénero musical siempre se ha basado en el individualismo, en la transgresión, la libertad personal… En resumidas cuentas, en seguir tu propio camino. Lo que choca frontalmente con seguir una ideología ya preestablecida, con una serie de dogmas que no pueden traspasarse y que alinea la mente de la persona (es innegable reconocer que todos los adeptos a una ideología en concreto, en muchísimos casos, no salen de las vías marcadas por el espectro político al que siguen, algo que afecta también afecta al RABM, es decir, black metal rojo y anarquista, tan minoritario como el NSBM).

Lógicamente, cada uno es libre de hablar de lo que quiera en sus obras, no hay límites creativos, y el objetivo del reportaje tampoco es ponerlos. El bajista de NAER MATARON, Kaiadas, saltó a la fama en 2012 por ser militante del partido griego Amanecer Dorado (que no necesita presentación), pero deja sus ideas alejadas de sus discos. Varg Vikernes hace lo mismo, separa política y música, de ahí que muchos sientan animadversión hacia su música pero admiración a su obra.

A veces se ha llegado al extremo contrario, el buscar nazismo donde no lo hay.  Véase la gira cancelada de ANCIENT RITES en España en 2008 por presiones de grupos antifascistas. El problema con ANTIENT RITES es que su líder, Gunther Theys nunca se ha mordido la lengua a la hora de hablar de política, es independentista de Flandes con respecto de Bélgica, está vinculado a la escena Oi! belga, siempre ha hablado con orgullo de una Europa unida, con cada país con sus tradiciones, y ya en 2004 denunció los peligros del extremismo islamista. En los tiempos de lo políticamente correcto, se ha buscado muchos enemigos. Como dijimos anteriormente, nada de malo tiene la defensa de los valores y costumbres de cada pueblo. Está claro que no todos los gatos son pardos, ni tan siquiera de noche.

nsbm13

Hemos estado soltando palabras y palabras sobre los grupos, y sin embargo, apenas hemos mencionado a otro elemento importante en el mundo de la música, y que en el NSBM también existe, lógicamente. Me refiero pues, a discográficas y distros. Hemos mencionado antes a No Colours Records, pero su especialidad es el black metal en general (incluso hay algún grupo death suelto), sean de la ideología que sean. No podríamos considerarla al 100% una discográfica NSBM, al igual que Hell’s Headbangers, Horizon 666, Teutonic Satan (estos lo venden todo en cassette exclusivamente), Sepulchral Productions o The Old Outpost, que tienen material de esta naturaleza, sin cerrarse a nada.

Pero si nos centráramos en aquellas que se especializan únicamente en el NSBM, al igual que con los grupos, tenemos que ir a un nivel muy underground. Una de las discográfica más grandes en esta parcela musical es Darker Than Black Records, donde están ABSURD, ARYAN BLOOD, ORDER OF THE DEATH’S HEAD, AD HOMINEM, SEVERE STORM, ABYSSIC HATE, DEATH… Quien quiera NSBM para escuchar, debería curiosear el roster de la discográfica alemana. Pero más allá, la gran mayoría se compone de distros bastante pequeñas y humildes, véase la americana Winter Solace Productions, Elegy Records, Totenkoft Propaganda… y unas cuantas más que me dejaré. De nuevo: Se trata de hacer una composición muy general. Sin Internet, probablemente estos minúsculos peces dentro del mar habrían perecido mucho antes.

No obstante, no podemos acabar sin mencionar a The Pagan Front, una asociación encargada de agrupar a bandas, discográficas y ‘zines dedicados al NSBM (algunas de estas discográficas han sido mencionadas previamente), algo bastante útil a la hora de encontrar material de un buen puñado de grupos. No es una discográfica, ni una distro, sino, más bien sirve como una guía para encontrar a estas.

Volviendo al ámbito de las bandas, algunos os estaréis preguntando a estas alturas: ¿Y en España, ha florecido la semilla del NSBM o es algo lejano, que ni nos va ni nos viene? He de reconocer que he tenido que tirar de Metal Archives exclusivamente para la búsqueda, debido a la raquítica escena que hay en España, si es que se puede usar ese término siquiera.

Mientras que en España si que hemos tenido bandas de Oi! y RAC con más notoriedad, como ESTIRPE IMPERIAL, DIVISIÓN 250 o BATALLÓN DE CASTIGO, que a más de un lector, como mínimo, le suenan dichos nombres, de NSBM no hay tradición alguna, otro debate será la calidad de las 4 bandas que tenemos aquí, pero desde luego, tenemos que mirar al extranjero en este sentido, de manera obligatoria.

nsbm14Le pese a quién le pese, en Metal Archives hay muy pocos grupos registrados bajo este paraguas: EINSATZ KOMMANDO, TARANIS, ORCUS TYRANNUS, WINTERFROST, VISURGIS y SONNENRAD. Tan sólo SONNENRAD se libra de ser un proyecto unipersonal, y eso que son un dúo, y WINTERFROST son los únicos en presumir de álbumes propiamente dichos, el resto se resumen en escasas demos. Por no hablar que en activo sólo está TARANIS. Una escena bastante raquítica, por lo que podemos ver.

Una situación que no es nada extraña, traslademos esta situación al plano meramente político. Actualmente en España, ¿cuánto peso tienen partidos vinculados con el NS y el Fascismo, como son MSR o España 2000? Bastante poco, incluso teniendo en cuenta cómo está la situación en otros países. Curiosamente, en Rusia, Francia y Grecia, donde han salido bastantes bandas de NSBM (podríamos hablar de que ha surgido cierta escuela en estos lugares), el Frente Nacional ha ganado las elecciones europeas en el país galo, y Amanecer Dorado se ha convertido en un partido con muchísimo peso en Grecia. De Rusia, es notable cómo pasó de ser el corazón del comunismo mundial, a un país donde florecen por doquier los neonazis. A veces, la música es el perfecto reflejo de la sociedad…

El debate ético en este tema suele salir casi al instante. Más allá de los que comulguen con las ideas de la música, en cuyo caso no me pararé, pues este género es por y para ellos y no hay más misterio, me parece más interesante el agrio debate que suele establecerse en el “sector intermedio” y el sector en contra. Muchos dicen que escuchar a LEGION OF DOOM y compañía es hacerles el juego a los nazis (de hecho este reportaje hasta podría verse considerado como apología del nazismo), otros tantos que la música es música, a pesar de que uno no esté de acuerdo con las ideas políticas que berrean unos señores con las caras pintadas y amplis a toda potencia.

Posicionarse en un bando u otro es asunto de cada uno, pero no deja de ser curioso cómo este tema, entre los muchos escabrosos que tiene el heavy metal (muertes, violaciones, torturas, satanismo) es el que más resortes dispara. Es indudable que toca la fibra sensible de muchos.

Sé que a más de uno le sorprenderá ver cómo el tan oculto mundo del NSBM es más grande de lo que parece (a pesar de ser una minoría en el black metal, y con detractores dentro del propio género), incluso en los tiempos en los que vivimos, cuando el Nacional Socialismo resurge de nuevo en la magullada Europa. 

De todo hay en la viña del señor, como dice el refrán, y dentro del mundillo, ya sean directamente NS o tengan algunos puntos en común, hemos encontrado auténticas basuras y otros discos excelentes (me tomo un respiro para recomendar el Noontide de FANISK o el A new race for a new world de AD HOMINEM, aunque la lista de imprescindibles, es tarea de cada uno), como en cualquier otro subgénero musical.

Lo que he pretendido aquí es reflejar una realidad que existe, sea más o menos incómoda, pero ahí está, y que es ocultada en la gran mayoría de los casos. Si se merece esta condición o deja de merecerlo, no es menester de este artículo. Es casi un tabú, desde luego, y es muy impopular sacarlo a la luz del día.

Pero, y esto es una valoración puramente subjetiva, incluso con el resurgir de estas ideas nacional socialistas, dudo mucho que el NSBM adquiera algo más de popularidad, siempre ha estado en el underground más profundo, con sus propios medios y distros, por y para ellos, con la puerta abierta para quién quiera curiosear, pero por la propia naturaleza de la música, la situación cambiará muy poco o nada. Se seguirá propagando por ‘zines de poca relevancia y por cassettes, mientras que en foros se discutirá cual es la siguiente banda de NSBM que vale la pena. Por tanto, si dentro de unos años rehiciésemos este reportaje, más allá de poner nuevos ejemplos, la situación no cambiaría demasiado: pocas bandas relevantes, la mayoría de culto, escasas discográficas, mucha morralla de por medio, y algún que otro nuevo talento. No se pondrá jamás de moda, pero tampoco desaparecerá del todo. Incluso si la ideología política avanza o retrocede, no se va a traducir en un auge o declive del movimiento. Siempre ha habido músicas asociadas a la ideología NS y que han sido y son relativamente más populares, el Oi! y el RAC, aunque el NSBM siempre tendrá su hueco, para bien o para mal, pero permanece.

firmapablobalbontín

Comparte:

2 thoughts on “NSBM

  1. Sin ánimo de defender ninguna ideología, una cosa que me hace bastante gracia sobre este tema es que las bandas de NSBM sean proscritas por su mensaje político cuando la ideología de base del Black Metal es mucho más jodida y destructiva… misantropía, odio hacia el débil, glorificación de la guerra y la muerte, deseos de destrucción de la humanidad, satanismo teísta con todo lo que ello conlleva… uno puede estar o no de acuerdo con la doctrina nazi, pero al menos proponen un sistema político, mientras que la escena Black sólo quiere matarnos a todos y que reine el Caos XD.

    Y, por cierto, si escarbamos un poco en el satanismo teísta que siguen bandas bien conocidas como Watain (léase el TOTBL, antes conocido como MLO), las conexiones con el nacional socialismo aparecen como de la nada, porque su sistema de creencias bebe directamente de cierta orden conocida como la O9A, de ideología difusa pero bastante nazi.

    En fin. Interesante artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS