NORTHWIND WOLVES (USA) – Mountains and darkness, 2019

Enlaces:

MEADOWS END, VINLAND, WORMLIGHT, MIST OF MISERY, BLACK REAPER, THE DUSKFALL, HYPERION, BLACK THERAPY, HINAYANA… Son muchas y de gran calidad las bandas que forman parte de la familia de Black Lion Records. El sello sueco está sabiendo abrirse hueco en el vastísimo mercado extremo a base de buen criterio, buenas maneras y humildad. Es por esto que cada vez más bandas deciden unir fuerzas con ellos para editar sus trabajos. Una de las más recientes incorporaciones es la de los norteamericanos NORTHWIND WOLVES, quienes editan su segundo larga duración con Black Lion

Desde Los Ángeles, California, nos traen un black metal de corte sinfónico que, si bien no se adentra en terrenos experimentales, basa sus puntos fuertes en homenajear a las bandas que probablemente hayan influenciado más marcadamente en sus maneras compositivas. También podemos destacar entre los aspectos más llamativos una producción bastante orgánica, cuasi antigua diría, pero que no cae en la suciedad y deja disfrutar de los elementos que confeccionan todos y cada uno de los cortes de este Mountains and darkness.

Sí, puede que estemos ante un disco cliché de black metal (el propio título del disco ya lo es), pero de vez en cuando a los nostálgicos como yo nos viene bien descubrir bandas actuales que sientan también esa nostalgia de continuar con el legado de bandas de la vieja escuela que sí se han actualizado o incluso de algunas bandas que ya no existen.

Musicalmente, como decía hace unas líneas, NORTHWIND WOLVES se ciñe bastante al guión, ‘riffeando’ de manera oscura y gélida, evocando la más oscura de las estampas boscosas en las que los aullidos de los majestuosos lobos podrían ser las líneas vocales, que expelen deseo de ser devorados desde dentro de uno mismo por las irrefrenables tinieblas de la incertidumbre que desde tiempos inmemoriales tanto han inquietado a la raza humana. Dichas líneas vocales añaden un punto visceral al LP que contrasta perfectamente con las melodías que ofrecen las seis cuerdas, resultando un black metal melódico bastante rabioso.

Muy buen curro el que se ha pegado Noor en los teclados (también encargado de las voces y una de las guitarras), que no sólo emplea para agregar atmósfera y sinfonía, ya que apoyan en muchas ocasiones a las guitarras con melodías que cobran bastante protagonismo, resaltando levemente por encima del resto de instrumentos, épicos y fantásticos a partes iguales según momentos. Mucha tralla en lo que respecta también a la batería, que juega mucho con las figuras del bombo y con redobles y que hace muy buen uso de los juegos de platos para que la instrumental no se sature del blast beat por el blast beat, algo de lo que muchas bandas suelen pecar.

Excelente disco que defiende orgulloso el estandarte enarbolado antaño por los primeros CRADLE OF FILTH, DIMMU BORGIR, EMPEROR o incluso MÖRK GRYNING. Con esta sentencia, no hay sitio para dudar de la calidad de Mountains and darkness; un clásico contemporáneo.

Comparte: