NORTHERN LIGHT (ESP) – Primigenivm, 2017

Enlaces: Facebook

Mientras uno se entretiene en descifrar el repujado y complejo logo de NORTHERN LIGHT, si tiene de fondo Primigenivm, su primera obra, podría pensar que está ante una banda novel del norte de Europa. Pues no. Cambiemos los bosques sobre tierras de lava por las montañas de la Sierra de Francia y los pantanos en el cauce del Duero en Las Arribes. Y de allí, de tierras salmantinas, salen NORTHERN LIGHT, aunque fijen su mirada en la luna, el hielo y la luz del norte. Con más de un lustro a sus espaldas, aunque sólo con Garoth como figura principal desde los inicios (haciéndose cargo de la composición y diseño de Primiginevm también), el grupo salmantino edita un primer disco con medios modestos pero ideas interesantes, sobre todo en cuanto a estructuras y lo que quieren transmitir, aunque haya que tener garras de lobo para rascar un poco la superficie de la producción sonora para obtener el regalo de la creatividad. Como siempre digo, antes que andar hay que gatear, y aquí demuestran que la primera piedra está puesta y hay margen de mejora, pero muy buenas raíces para echar las copas del árbol hacia el sol, o en este caso la luz de la luna de los fiordos noruegos.

La pretensión de NORTHERN LIGHT es hacer black metal melódico o sinfónico, como lo queráis llamar. Además del más primigenio, antes de que las grandes discográficas sacaran adelante a DIMMU BORGIR y que SATYRICON aún tuviese su Nemesis divina reciente. En el caso de NORTHERN LIGHT optan además por algo más frío y envolvente, no tan grandilocuente, lo que me lleva a pensar en BORKNAGAR, DAWN y sobre todo los inicios de ARCTURUS y EMPEROR. Por otro lado las estructuras tienen aspectos heredados del death metal y el metal progresivo (“Dark matter” sería el mejor ejemplo y uno de mis temas preferidos ya sea dicho), e incluso se atreven con una curiosidad que es ofrecer su propia versión del archiconocido “Chandelier” de SIA, con el que se puede jugar a “reconoce la melodía”, pues mimetizan muy bien el tema de la BJÖRK de nuestros días, con la frialdad y los ropajes del black metal.

Garoth además deja ver en su voz y patrones rítmicos otra influencia, especialmente en “Dies irae“, otro de los temas más destacados del plástico. Esta es la de la dupla SEPTICFLESH y ROTTING CHRIST, levemente recuperada en la introducción a la versión de SIA. De hecho creo que si en el futuro siguen esta línea, mezclando el sinfonismo black que tienen como base con estas voces y patrones rítmicos ritualísticos, tendrían un mayor dinamismo sobre el que construir los temas. Un argumento a favor es que es ahí donde todos los componentes de NORTHERN LIGHT más brillan (además de en “Dark matter” por razones obvias), destacando la línea de bajo de la jovencísima Xenia, que dibuja de manera inventiva sobre el colchón rítmico y los contrastes de las voces y guitarras de Garoth. Todo esto sin por ello desmerecer cortes más puramente black como “Cries from the deep“, con mucho juego de ambientes y samplers, y “Burning together“, que seguramente sea uno de los temas más directos.

Hasta ahora las bondades; ahora viene el análisis de los puntos débiles en mi opinión. Por un lado el sonido. Es evidente que en la grabación de este CD no contaron con una batería humana. La sintetizaron por algún motivo y el resultado en la grabación es bastante justo en nota. Aunque se han esforzado por darle patrones variados, el sonido la pierde. Por otro lado creo que NORTHERN LIGHT debería potenciar el protagonismo sinfónico de los teclados. Siempre he sido partidario de que este tipo de grupos hagan como en su momento EMPEROR: las melodías se conducen por las orquestaciones y las guitarras aportan el toque afilado y frío necesario para que uno sienta desasosiego, con independencia de que luego haya pasajes de cariz más progresivo que le den protagonismo a riffs y cambios de ritmo. En Primigenivm sin embargo los teclados y samplers tienen un papel muy secundario y a veces inexistente, sin llegar a ser el típico teclado tocado con dos dedos de muchos grupos. Este segundo punto es más un gusto personal, pero es cierto que tal y como está construida la mezcla uno se queda un poco con la sensación de estar a medias en este aspecto.

Retomo lo que decía al inicio: para andar hay que gatear y NORTHERN LIGHT ha debutado con un trabajo rico en matices y buenas ideas. Sólo hay que trabajar más en los detalles sonoros y en la propia personalidad del grupo. Los mimbres están ahí y Primigenivm tiene pinta de ser una primera piedra muy sólida en el camino.

Comparte:

COMENTARIOS