NORTH OF SOUTH (ESP) – The tides in our veins, 2021

Enlaces:

Portada del disco The tides in our veins

El multiintrumentisa Chechu Nos afincado en Leon presentó el pasado 25 de junio su último trabajo titulado The tides in our veins. Es el tercer disco que publica bajo el nombre de NORTH OF SOUTH. Pese a tratarse de un proyecto unipersonal, Chechu Nos siempre ha contado con colaboraciones de renombre dentro del metal. En esta ocasión Tom S. Englund (EVERGREY) y Sakis Tolis (ROTTING CHRIST) han dejado su huella vocal en dos temas ya de por sí interesantes. En el caso de “Just fourteen seconds”, interpretado por Sakis, encontramos la colaboración del cantaor flamenco Javier Caminero. Uno de los singles de adelanto que sirve por un lado de cebo y por otro como tarjeta de presentación. “Just fourteen seconds” es directo y acaba sorprendiendo por cómo fusiona, de forma natural e inesperada, el black metal con el flamenco. Una fusión breve pero representativa de lo que es el disco.

The tides in our veins consta de diez canciones con una duración total de cincuenta y dos minutos. Una propuesta arriesgada y de difícil etiquetado. Si bien la mayoría de sus temas tienen un sonido duro con tintes oscuros y extremos, estos no siempre son evidentes o directamente no están presentes, jugando con otros sonidos más alternativos y experimentales. Podemos decir que la fusión y el metal progresivo son el denominador común.

Canciones heterogéneas entre sí convierten al disco en un arma doble filo. Por un lado, lo dotan de riqueza musical, gracias a las buenas composiciones y la diversidad de estilos bien cohesionados. Por otro lado, la falta de una linealidad estilística puede dificultar al oyente conectar con todo el álbum en conjunto tras una primera escucha. No obstante, creo que este último aspecto consigue solventarlo gracias a la cantidad de melodías que encontramos. El oyente queda fácilmente atrapado en cada tema y va descubriendo, escucha tras escucha, nuevos detalles. Si tuviese que poner algún pero al disco, este sería la voz de Chechu, una voz por lo general limpia que cumple correctamente el papel pero con la cual no he conseguido conectar en la mayoría de los temas interpretados por él.

Otra de las colaboraciones destacables que encontramos es la de Rebecca Stanley de THE MARIANA HOLLOW. Rebecca no solo toma el protagonismo en el segundo corte (“Swim among the stars”) sino que tiene una alta presencia en varias canciones del álbum. Una de ellas es “The robber of memories”. Una canción lenta, desgarradora, de corte doom, que Rebecca cierra de forma magistral. El tema está perfectamente interpretado por Chechu, donde (aquí sí) la voz me ha gustado bastante.

Decíamos antes que era un trabajo arriesgado y eso queda patente desde el inicio. “A pinch of stardust” es un tema de más de once minutos de pura creatividad y experimentación. La gran cantidad de influencias lo convierten en una macedonia estilística que inicialmente sorprende y finalmente enamora. Al igual que sorprenden las palmas y trompetas que irrumpen en “To cross the emotional spectrum”.

En el álbum también hay cabida para temas instrumentales donde Chechu hace gala de un virtuosismo moderado. En las dos canciones instrumentales del disco prima la cohesión al lucimiento técnico del artista, convirtiéndolos en dos temas interesantes y de fácil digestión auditiva. De ambos, me gustaría destacar “The nameless walker”, un tema directo de más de seis minutos de duración cuya alegría y frescura enganchan en la primera escucha y lo han convertido en uno de mis favoritos.

Sin duda, Chechu demuestra estar en un buen estado de forma creativo y compositivo. The tides in our veins es un trabajo maduro, completo y con una buena producción (llevada a cabo por el propio Chechu y Zoilo Unreal en Zoilo Unreal Studios) que hará las delicias de quien disfruta de la música más allá de etiquetas.

Comparte: