NON SERVIUM – Resurgir, 2015

Enlaces: Facebook Twitter Otro enlace

nonservium00El trabajo que hoy ocupa nuestras líneas subterráneas corresponde a Resurgir, el último disco de una de las bandas más míticas del punk – oi! de la capital, los mostoleños NON SERVIUM.

Este disco es el resultado de la evolución de la banda dentro de una discografía que podría dividirse en dos etapas. La primera vendría definida por Orgullo Obrero (1999) y NSA. La santa familia (2001) en los que ofrecían un despliegue musical callejero, violento y salvaje, con unos temas marcados por el orgullo skinhead, el antifascismo y las hostias en el bar.

En su momento, ambos trabajos aportaron a la escena un estilo joven y provocador, dentro de los que nos podemos encontrar joyas como “Qué pasó en el Lieja” y “Seguimos Siendo“, además de grandes temas que han marcado la vida y la piel de multitud de personas, como “El espíritu del Oi!” y “Antinazis“.

La segunda etapa comienza con El Imperio del Mal (2007) y El Rodillo del Kaos (2011), ambos discos ofrecen un sonido más trabajado, pulido y asentado, donde se define al 100% la personalidad de la banda. En esta etapa, supieron mantener su base de punk-oi! para conjugarla con ese aire de Punk’n’roll que tan bien definieron IGNOTUS. Canciones como “Todos al suelo”, “Bendita locura” o “El imperio del mal”, marcan una época dentro de este estilo y hacen que NON SERVIUM sean los putos amos de la escena, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Resurgir podría considerarse como una continuación de sus dos anteriores trabajos, ya que se mantiene en la misma línea, con esas melodías brutales, sencillas pero pegadizas, que caracterizan a la banda, y que logran que reconozcamos sus temas desde el primer acorde. Los coros siguen estando muy presentes en cada corte, a los que Mr. Chifly de Estudios Corleone, sabe trabajar a la perfección para dar el sentimiento de unidad que necesitan y que los hace potentes.

También han conservado el modelo de estructura de sus discos y el contenido de sus letras, aunque en esta ocasión, tocan algún palo en el que no se habían detenido anteriormente. Con un espíritu irreductible de resistencia y lucha, los temas de Resurgir se implican en temáticas novedosas para ellos, como es el amor hacia la familia. No se olvidan de denunciar las injusticias legislativas de los últimos tiempos, que se han cebado con cualquier movimiento que se muestre crítico con el sistema. Además, hacen un homenaje a las personas que hicieron posible ese Madrid que fue modelo de resistencia hace ya más de setenta años y que la historia ha intentado borrar. Esa ciudad que NON SERVIUM recupera en un acto de justicia social, y que adorna con un emocionante fragmento de la gran película Tierra y Libertad (Land and freedom, Ken Loach, 1995).

Los mostoleños recorren a lo largo de Resurgir, experiencias vitales que inspiran a la empatía por parte del oyente. Canciones duras, cargadas de humanidad, que hablan de amor, de odio y también de sufrimiento, con las que deconstruyen esa pose de rudeza tan habitual dentro del movimiento, con frases como: “En la vida me he fiado de esos hombres que no saben llorar” y que reflejan con su música los demonios que tenemos en nuestro cerebro y que pueden convertirse en nuestro mayor enemigo.

NON SERVIUM se muestran terrenales desde el reconocimiento de sus debilidades, y eso queda perfectamente plasmado en “Mi prisión“, que supone, para mí, la obra maestra de Resurgir. Un tema que, desde la sinceridad y el desgarro, resume a la perfección la realidad de esa droga para ricos tan habitual en nuestras calles. Un tema sincero y realista, cargado de brillantes metáforas, que refleja lo que se gana y se pierde cuando las adicciones forman parte de tu vida.

El éxito de esta banda radica en que saben plasmar, en una perfecta combinación de letras y música, un sentimiento salvaje que surge directamente desde las entrañas. NON SERVIUM vomitan odio, amor y rabia, con ese espíritu orgulloso que supone su característica esencial. Y por todo esto que he intentado reflejar con mis palabras, los mostoleños constituyen la banda sonora de la lucha antifascista que aún sigue palpitando por las calles de Madrid.

NON SERVIUM han resurgido y lo han hecho con las mismas ganas, superando los problemas, mostrando que la llama del punk (y el Oi!) aún les corre por las venas.

firmamarta

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS