NOCTEM – Exilium, 2014

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter Reverbnation

noctem52NOCTEM para bien o mal, se han hecho un hueco en la escena nacional, básicamente los conoce «todo el mundo». Han sido portada de bastantes revistas nacionales, han teloneado a grupos como GORGOROTH, INCANTATION, MARDUK o SAMAEL, y han tenido hueco en festivales nacionales inclusive. Pero lo más importante para darte a conocer, es que hablan de ti, y vaya si lo han logrado los valencianos. Por motivos que aún no alcanzo a comprender, hay cierto sector del público que los ve, cuanto menos como salvadores del Metal Extremo patrio, y en la otra punta del cuadrilátero aquellos que afirman que son los MAGO DE OZ del Black Metal. Luego estamos lo que no opinamos una cosa u otra, pero esa es otra historia…

Así que podéis imaginaros que Exilium, la nueva obra de los valencianos, será muy comentada. Los antecedentes eran difíciles de superar. Aunque no son la banda más imaginativa del mundo, siempre he considerado que están a un nivel muy alto, y de hecho tanto Divinity y sobre todo Oblivion fueron dos sorpresas muy agradables. Black/Death implacable, sólido y muy constante. El único camino lógico era mejorar más aún. 

Para ilustrar si han conseguido dicho objetivo, dejad que ponga como ejemplo a la serie de televisión 24. Aquella en la que Kiefer Sutherland adquirió fama bajo el personaje de Jack Bauer. Una de estas series que cuando aparecen son un shock, pero que después pierden el efecto sorpresa, sin que esto implique una pérdida de la calidad. Eso mismo le ha pasado a NOCTEM, siguen con un nivel altísimo, pero han perdido esa capacidad de sorpresa y ya sabemos por donde nos van a venir. ¿Es malo? No necesariamente, más bien, es comprensible. 

No me malinterpretéis, no es un calco, ni mucho menos. Los arreglos, si en Oblivion tenían ese aire «tribal», aquí parecen fijarse más en FLESHGOD APOCALYPSE, y al igual que los italianos, tienen un gusto impecable para escoger qué acompañamientos acompañarán a los numerosos riffs y gruñidos infernales.

Una de las virtudes de esta banda es que firma unos comienzos de disco implacables. Una grandilocuente introducción sinfónica, que recibe el nombre de «Enuma Elish» sube progresivamente de intensidad hasta que deja paso a un muro de riffs y un blast beat constante, para romper y será entonces cuando aparezca un rugido anunciando que ahora comienza la fiesta de verdad. El vendaval de hostias está asegurado. Es precisamente este «Apsu Dethroned» el que tiene ese toque más pronunciado al Death Metal Épico de hoy día, gracias a los coros operísticos que se mantienen en un segundo, pero presente plano. 

No obstante, el siguiente tema «Decrepit Human Kingdom» empieza con un riff característico de la casa, y que demuestra que NOCTEM se han ganado un sonido distintivo entre tanta competencia. Lo malo es cierto Deja Vú que nos invade, lo que mencionábamos antes de que ya no hay efecto sorpresa… pero cada tema sigue siendo un auténtico torbellino, directo al grano. Realmente la producción de Daniel Cardoso (que en estos últimos años no le está faltando el trabajo de producción…), que hace que todo sea limpio, cristalino y contundente, facilita bastante la tarea. 

No será hasta «Halo Of Repugnance» cuando el lado sinfónico del disco vuelva a hacerse más patente, y donde precisamente volverán las partes acústicas, que bien sirven para darnos un respiro en el muro de sonido que han creado NOCTEM, y para no saturarnos. Todos sabemos del peligro que se corre en el género extremo de acabar repitiéndose a uno mismo. 

El álbum acaba de una manera inmejorable, con  que no busca ir directa a la cara, sino que tiene un aire más épico, buscando recrearse con las partes calmadas y los arreglos, y en cierto modo, de resumen de todo lo escuchado. Lo malo es que al finalizar, no nos queda esa misma sensación de impacto que tuvimos con Oblivion, que creo que era ligeramente superior. No significa esto que Exilium sea un paso atrás, simplemente que es bastante jodido superar tu propio nivel, y es que NOCTEM nos han mal acostumbrado. 

No se habrán superado a si mismos en esta ocasión, pero a más de muchos les gustaría parir este disco. No nos descubre nada nuevo, ni serán los revolucionarios del género. Pero lo que hacen, vaya manera de hacerlo. No han conseguido sorprender, porque ya sabíamos que mal no lo iban a hacer. Eso sí, estoy seguro que este disco les abrirá más puertas aún. Tiempo al tiempo.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS