NIGHTLAND (ITA) – Obsession, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

La formación italiana NIGHTLAND nace en 2010 para sorprendernos, dos años más tarde, con su primer trabajo, el EP In solemn rise, que a pesar de su brevedad fue bastante intenso. En él ya se notaba con claridad cuales serían sus posteriores intenciones, puesto que en este último trabajo, Obsession, se han mantenido en la misma línea, destacando notablemente los elementos sinfónicos, que acompañarán absolutamente todas las canciones.

A pesar de ser un buen CD, no incluye ninguna novedad, puesto que es como una ‘prolongación’ de su anterior EP. Las canciones están bien logradas, son incluso pegadizas, pero no han arriesgado por la innovación, y han decidido utilizar los mismos elementos que en su primer lanzamiento. Esta falta de innovación no es ningún punto negativo si tenemos en cuenta que se trata de su primer larga duración; estoy segura de que en sus próximos álbumes explotarán su potencial y por tanto, su originalidad.

Si lo tuyo es el death metal sinfónico, te invito no solo a seguir leyendo, sino también a adentrarte en este Obsession. Y si estás indeciso, te diré qué vas a encontrar en lo nuevo de NIGHTLAND.

A modo de introducción, y marcando claramente sus intenciones, tenemos el primer tema, de escucha obligatoria y fundamental, puesto que esta pieza orquestal será el ingrediente clave de todo el disco, »Benediction to madness». Si te ha gustado, este es tu disco.

Los siguientes temas abarcan desde la dureza y rapidez de los riffs principales, propios del death metal, pero sin dejar atrás los elementos melódicos, protagonizados por las guitarras eléctricas, que caracterizan a este estilo.

Destaco la voz de Ludovico como puntazo a favor del grupo, ya que se trata de una voz muy enérgica y agresiva, que sin lugar a dudas en directo debe de ser impactante. Esta voz (y algunos querrán matarme por la comparación) me recuerda ligeramente a la de Petri Lindroos (ex NORTHER), quizás esta sea aún más enérgica; pero me parece la adecuada para el subgénero.

Otros detalles que podemos encontrar a lo largo de Obsession son los pianos y violines acompañando a la voz gutural, creando un contraste muy llamativo entre lo »agresivo» y lo »dulce».

Destaco »Ares» y »Alpha et Omega» por ser las más novedosas dentro del álbum. Riffs oscuros acompañados por pianos, la atmósfera perfecta. Otro punto positivo son los cambios rítmicos constantes, mayor cambio significa menor monotonía, es decir, que el tema no sea predecible y así no puedas deducir cómo van a ser todas las canciones. Los guturales se ven interrumpidos por los coros, justo ahí, donde menos te esperas que podrías encontrarlos. Estas pequeñas sorpresas han convertido a este par de temas en mis preferidos del álbum.

La canción homónima del álbum parece que nunca decepciona, y con NIGHTLAND no ha sido diferente, »Obsession» es enérgica, melódica y muy pegadiza, una de las protagonistas del álbum.

Como mencionaba al principio, no han introducido novedades en su primer larga duración, pero nos han dejado un álbum con las ideas bien claras acerca de su estilo. Muy melódico y fácil de escuchar. Llamativo. Estoy segura de que escucharás en bucle más de un par de canciones.

Comparte:

COMENTARIOS