NIGHTFEAR – Drums of war, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube


nightfear13La evolución musical de un grupo no es un proceso que venga de suyo por el mero transcurso de los ensayos y  los conciertos, ni siquiera por el devenir de los meses en el calendario. La evolución requiere trabajo – en cantidades ingentes – y talento. A eso hay que añadir también cariño y ganas por lo que se está gestando. Ahora, si uno compara el primer trabajo de NIGHTFEAR con éste Drums of war, verá claramente que, ese cambio enorme en el sonido y en composiciones, es algo que no está al alcance de cualquiera.

Ha bastado la idea de un tema como fue Pride, de su anterior disco, para que se desarrolle un disco conceptual, que narra una historia en un contexto apocalíptico a lo largo de sus trece temas. Este tipo de propuestas son realmente meritorias, especialmente si se tiene en cuenta que todo el booklet y el artwork está hecho en su integridad en inglés, lo que añade un grado mayor de dificultad a la hora de contar historias y expresar sentimientos. NIGHTFEAR han hecho, en ése y otros muchos sentidos, un trabajo excelente.

Drums of war es, claramente, un disco de power metal puro en el que los aficionados a ese subgénero podrán identificar las influencias de bandas míticas del género como BLIND GUARDIAN, GAMMA RAY STRATOVARIUS con ritmos trepidantes como en “Farewell”, “Black rose” o “Drums of war” bajo la batuta de la batería de Ósckar Bravo.

Sin perjuicio de ser un disco power, “The duel” refleja que los clásicos como IRON MAIDEN están presentes en la mente de las nuevas generaciones y ello contribuye a hacer más completo este nuevo trabajo de la banda madrileña.

Otro elemento que caracteriza este disco es la presencia de un balada, “Miracle”, que promete ser un de los mejores temas del disco.

A parte del trabajo excepcional del ya mencionado Ósckar, las guitarras de Víctor Blanco e Ismael Retana muestran un elevadísimo nivel técnico al hacer uso de técnicas que requieren una gran precisión para su correcta ejecución, como son el tapping o el sweep picking en temas como “Breakout” o “The prophecy”, pero también muestran una gran variedad de registros al haber riffs más pesados como en “Sands of fire”. Por su parte, Manuel Moreno aporta la contundencia del bajo, omnipresente en la parte rítmica de todos los temas. Lorenzo Mutiozabal muestra a las voces una gran versatilidad, ya que a lo largo del disco su timbre tiene un nivel similar al de Tony Kakko (SONATA ARCTICA) pero en “The wrath of the gods” se inclina más hacia los registros graves.

La producción del disco es magistral, que ha contado con una componente internacional con el trabajo de Max Morton en la fase de mezcla y masterización desde Ucrania, incluso llegando a contribuir en las voces en el tema “Rebellion”; sin desmerecer el trabajo de Daniel Blanco y Andy C. en la grabación en los Estudios Sonora y Casa del Ruido, que consiguen una maravillosa mezcla con orquestaciones en las tres partes de “Triumph of the fallen”.

Drums of war es un trabajo de power metal y es de lo mejor que ha sido publicado en este 2015, con grandísimas composiciones, al mismo, o superior nivel, que otras bandas nacionales e internacionales.

firmadavid

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS