NETHERTALE (ESP) – Lords of the Nether, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Los grupos de ética DIY suelen tener un ritmo de trabajo razonablemente lento, y NETHERTALE han pasado por temporadas de contratiempos que quizá estén alargando su silencio más de lo deseado. Lords of the Nether busca llenar el hueco dándonos un pequeño aperitivo de lo que será un próximo álbum que personalmente espero con interés. Su debut Abyssal throne data de 2015, y en este EP vamos a encontrarnos sólo dos temas nuevos de adelanto y una nueva versión de un tema que ya apareció en el mencionado primer trabajo. Por ello creo que es pronto para hacer pronósticos sobre el futuro creativo de NETHERTALE, teniendo en cuenta que no vamos a encontrar en Lords of the Nether suficiente información, pero sí importantes indicios sobre lo que ha pasado en la imaginación musical de la banda durante estos tres años y qué puede esperarnos, en consecuencia, en el segundo capítulo de su historia.

Los nuevos temas presentados en Lords of the Nether enfatizan algunos elementos que ya aparecieron en ciertos temas del debut y que constituían ya entonces algunos de sus puntos fuertes. En mi humilde opinión, si de algo pecaba Abyssal throne era de resultar sobrecargado, haciendo difícil en ocasiones intuir la dirección que seguían las composiciones. En realidad, esto es muy típico, por una parte, de un primer disco de un grupo en plena efervescencia creativa y que además se tarda en completar: hay muchas ideas y no quieres dejar nada en el tintero. Por otra parte, también es un rasgo típico del death metal moderno que a estas alturas no debería extrañarnos demasiado.

En efecto, NETHERTALE es una banda de death metal moderno; pero lo es en sus fundamentos, no en su estética ni propósitos. Aunque se conjuguen influencias de prácticamente todas las tendencias extremas contemporáneas, lo que el grupo parece querer conseguir con ellas tiene mucho más que ver con el death metal oscuro y cavernoso de los noventa que con cualquier propuesta de deathcore/groove/melódico/chandalero. Al menos así lo veo yo. Y espero que no se me malinterprete, porque no tengo nada en contra de ninguna de las tendencias mencionadas. Simplemente es lo que veo en NETHERTALE. En su debut había partes que perfectamente podríamos encontrar en algún disco de Canadá o Finlandia de hace veinte años. Los temas de Lords of the Nether no acentúan tanto este componente añejo, pero tampoco se recrean tanto en los elementos más hardcore que, aunque escasos, se dejaban notar en el debut. ¿Qué nos queda entonces? Pues un enfoque mucho más europeo que americano con especial atención a la melodía y la atmósfera, un redescubierto interés por las formas clásicas y unas intenciones épicas que creo que le sientan muy bien al carácter literario del proyecto.

El lanzamiento se abre con la homónima “Lords of the Nether”, un tema en el que se nota que han puesto mucho cariño y que intuyo que no lo van a quitar del setlist ni con ácido perclórico. Comienza con un leitmotiv a base de compás compuesto y armonía que recuerda al black y claramente muestra esa intención que comentaba de hacer que el tema suene épico y grandioso. Contiene muchas melodías y riffs interesantes e incluso recupera algunas ideas muy heavy metal, especialmente por un final muy de rock de estadio que es un canteo y que mola un huevo. “Psalm of the vile” ataca con toda la carga melódica desde el principio insistiendo en el uso de compás compuesto y acercándose mucho al estilo de Gotemburgo de segunda o tercera generación. “Nebula Funebris” es un tema que ya conocíamos, pero que en este caso nos permite apreciar la mejoría de la banda en términos de recursos técnicos y materiales, aunque tiene una parte negativa: hace que la versión original quede obsoleta y suene muy anacrónica.

Los nuevos temas parecen estar en general mejor dirigidos que los antiguos, van más al grano y suenan menos erráticos gracias a un buen trabajo en las transiciones. El foco principal sigue siendo la construcción de melodías memorables mucho más que la agresividad o la brutalidad, pero creo que este enfoque más directo hace que resulte mucho más fácil que esos detalles se nos queden en la memoria. Naturalmente, el trabajo de producción tiene también gran parte de culpa en esto, puesto que no sólo consigue que los temas suenen pesados y contundentes y que todo se distinga mejor, sino que hace resaltar más los importantes contrastes que hay en la interpretación de todos los instrumentos y la voz. Si bien lo que he comentado en términos exclusivamente musicales en párrafos anteriores sólo podemos aplicarlo a dos temas nuevos, y por tanto el trabajo final completo podría diferir muchísimo de lo expuesto, parece lícito suponer que el sonido sí será al menos igual de bueno.

Como he dicho, lo que finalmente encontremos en el segundo disco de NETHERTALE podría ser muy diferente de lo que vemos aquí, pero algunos rasgos importantes nos dan ideas claras de cómo van a hacerse las cosas. Es obvio que un EP de tres temas se hace corto, por lo que tampoco creo que valga la pena señalar cada detalle, pero aun así como adelanto y como muestra del estado actual de la banda está claro que este Lords of the Nether es una referencia inequívoca. Escuchadlo, escoria inmunda.

Comparte:

COMENTARIOS