NERVOSA (BRA) – Downfall of mankind, 2018

Enlaces: Facebook

Nos acercamos al final de la segunda década del siglo veintiuno. Por lo visto también nos acercamos, tal vez, a la caída de la humanidad. Como crítico musical confieso que en estos años me encuentro en ocasiones desconcertado por el ritmo de aparición de nuevos grupos y nuevos discos. NERVOSA están sacando disco cada dos años, y Downfall of mankind es ya el tercero. Sin embargo sigo pensando en NERVOSA como si se tratara de un grupo “nuevo”. Ciertamente no hay mucha gente que saque discos cada dos años hoy en día. Si a esto sumamos su frecuente actividad en directo, es fácil concluir que NERVOSA no solo son trabajadoras sino que además ese trabajo da resultados.

Por lo dicho creo que es normal que estén recibiendo tanta atención. Pero también creo que es normal que haya gente a la que no le interese el grupo. En realidad, casi todo lo bueno y lo malo que se pueda decir sobre NERVOSA se puede decir también sobre prácticamente cualquier grupo moderno de thrash metal. Se supone que sabemos a lo que venimos, ¿no? Es responsabilidad de cada oyente decidir cuánto tiene tal o cual grupo de derivativo y cómo situarlo en relación a los clásicos de los ochenta.

El tercer disco de NERVOSA es un caso interesante dentro de esta dialéctica. Desde mi punto de vista una de las grandes virtudes de la banda ha sido siempre el modo en que toman un estilo de thrash brutal y primitivo, a la manera de los primeros discos de los clasicazos alemanes, y lo adaptan a los nuevos tiempos con los estándares actuales de producción y estructuración. Y Downfall of mankind es seguramente su disco más extremo hasta la fecha.

En Downfall of mankind se han aprovechado, pues, los rasgos distintivos del grupo para crear un trabajo tremendamente intenso que recupera esa zona gris entre el thrash y el death más primitivo, pero tendiendo un puente entre la agresión cruda del estilo europeo de KREATOR o SODOM y la ejecución más enrevesada y recargada de DARK ANGEL o SADUS. Ambos enfoques se dirigen a lo mismo: la intensificación y “extremización” del thrash metal, y en este sentido no creo que pueda obviarse el hecho de que NERVOSA son brasileñas. En este sentido Downfall of mankind juega constantemente con los cambios rápidos y con la idea de meter muchos riffs en cada tema al tiempo que recupera algunos recursos del hardcore que en su día se llegaron a aprovechar menos de lo que podría pensarse. Hay riffs en Downfall of mankind que podrían aparecer perfectamente en el Schizophrenia de SEPULTURA o en el Pleasure to kill de KREATOR, pero cambiando constantemente. Esto impide que el disco se haga aburrido pese a que haya algunos momentos (pocos) que individualmente no enganchan tanto.

Uno de los aspectos de mención obligada es el trabajo de la nueva integrante, Luana Dametto a la batería. Personalmente pienso que en este tipo de música hay procedimientos modernos que dificultan mucho que la batería se luzca, pero la recién llegada consigue llamar la atención gracias a su dinamismo y a una espontaneidad que hace que los temas ganen en garra y expresividad. Además, es muy rápida. Hay bastantes blast beats y bastantes fills vistosos en Downfall of mankind que hacen brillar la mutabilidad de las composiciones. Los riffs de Prika Amaral a la guitarra, sencillos y efectivos, siguen teniendo un protagonismo casi total y son los grandes culpables de que los elementos que comentaba en el párrafo anterior se integren tan bien, además de conseguir transmitir mucha agresividad. Fernanda Lira vuelve a hacer un gran trabajo interpretativo a la voz, y pienso que su rasgo más característico, además de sus gritos sucios y animales, es su manera de pronunciar. Me recuerda a algunos cantantes de heavy clásico en el sentido de que consigue hacer que cada palabra que pronuncia suene importantísima. Y a este respecto, por supuesto, hay que comentar las letras. Es fácil suponer de qué tratan leyendo títulos como “Never forget, never repeat” o “…and justice for whom?” (que además son dos de mis temas favoritos). Downfall of mankind está cargado de mensajes de protesta contra la injusticia, la opresión, la guerra, la desigualdad, etcétera. Se trata de un mensaje humanista lanzado desde la ira que llama a la lucha contra los males de nuestro tiempo y de toda la historia.

También me gustaría mencionar que en esta ocasión vuelven a incluir una pista adicional, titulada “Selfish battle”, que se sale de la tónica general del álbum acercándose más al heavy metal clásico. No creo que destaque demasiado, y por momentos recuerda mucho al “Hell patrol” de JUDAS PRIEST, pero nos permite de nuevo comprobar que Fernanda es realmente buena cuando se trata de cantar de verdad.

Por los motivos comentados supongo que Downfall of mankind lleva a NERVOSA a terrenos que quizá una parte de su público no esperaba, pero pienso que es una evolución perfectamente coherente en la dirección que el grupo estaba siguiendo. Creo que es el mejor trabajo de NERVOSA hasta la fecha y que está lleno de detalles a tener en cuenta. La banda se encuentra en progresión ascendente y parece que el público está respondiendo bien, así que quizá oigamos cosas aún mejores de NERVOSA en los próximos años.

Comparte:

COMENTARIOS