NERVOSA (BRA) – Agony, 2016

Enlaces: Facebook Otro enlace

Desde el comienzo del resurgir triunfal del thrash metal siempre me ha parecido llamativo el hecho de que la participación brasileña en el movimiento no fuera más abundante. Tratándose de uno de los países cuyas escenas han resultado más influyentes en el desarrollo del metal extremo en general y habiendo gozado tradicionalmente de una base de bandas interesante y variada, y siendo además cuna de al menos uno de los grupos más importantes e imitados de la historia del metal, llama la atención que los grupos de nuevo thrash de Brasil sean buenos pero pocos. Además, escasos ejemplos hay que hayan alcanzado un nivel de relevancia destacable a nivel creativo.

En realidad esto puede aplicarse a gran parte de las bandas de retro-thrash de todo el mundo. No quiero que se me malinterprete: yo soy un gran entusiasta del thrash metal y celebro el gran estado de forma en el que se encuentra el género desde hace algunos años, pero también he sido siempre muy crítico con muchas de las bandas de esta nueva ola. A menudo he encontrado bandas excesivamente canónicas con un estilo muy calculado y carente de la garra y la intensidad de los discos de thrash de los ochenta.

Cuando una tendencia como esta se convierte en norma es lógico que las variaciones llamen la atención, y así resulta comprensible que NERVOSA captara bastantes miradas desde su aparición. Agony es su segundo disco tras un debut, Victim of yourself (2014), que contaba con los ingredientes de una identidad propia fuerte, mostrando un thrash metal furioso y agresivo que recordaba poderosamente a los clásicos alemanes.

Como siempre ocurre al sacar un segundo trabajo, en esta ocasión toca demostrar qué es lo que brota de las semillas plantadas con el debut. Agony es una continuación reconocible que no rompe esquemas pero que se beneficia de una madurez mayor. Teniendo en cuenta que sólo han mediado dos años entre el primer disco y el segundo, sería seguramente demasiado atrevido esperar cambios demasiado radicales, pero sí parece haber una mayor resolución y astucia en composiciones como “Theory of conspiracy” o “Intolerance means war“.

En general el estilo de las brasileñas (cuatro cuando grabaron el disco, aunque ahora son un trío) sigue bebiendo de los grandes grupos germanos como KREATOR o DESTRUCTION. Esto quiere decir, entre otras cosas, que lo que prima es la intensidad y la crudeza por encima de la complejidad. Algunos pasajes densos y oscuros sí que son más del estilo de los viejos SLAYER/SEPULTURA, e incluso temas como “Cyberwar” recuperan claramente la vena punk. Resulta muy de agradecer el hecho de que todo suene limpio, coordinado y bien cuadrado rítmicamente pero sin perder pegada y, sobre todo, velocidad.

En cuanto a las interpretaciones individuales, como era de esperar casi todo el protagonismo recae en los riffs de guitarra. No son técnicamente espectaculares pero sí muy efectivos. Por lo demás, la voz atonal de Fernanda Lira refuerza en gran medida ese aire teutón que tiene en general NERVOSA, pero si escucháis el bonus track “Wayfarer” podréis oírla en un estilo totalmente diferente.

Quizá lo único que le falte a Agony sea algún hit de los que entran a la primera y se te quedan grabados en la cabeza, pero por lo demás es un álbum efectivo, divertido y satisfactorio. La gente que sigue con interés el thrash metal actual haría bien en darle una oportunidad. Aunque es posible que a quienes tengan gustos más específicos les parezca un grupo demasiado típico, NERVOSA no decepcionará con su nuevo trabajo a las hordas de incondicionales del género.

COMENTARIOS