NEGURA BUNGET (ROU) – Zi, 2016

Enlaces: Facebook BandCamp Otro enlace

negurabunget05Los rumanos NEGURA BUNGET son uno de los más claros ejemplos de grupo de culto. Tras su surgimiento en los años dorados del black metal han tenido un impacto enorme en la escena que cobra especial importancia si nos fijamos en que nunca han estado especialmente involucrados en ella. Sin embargo parece estar actualmente extendida la impresión de que, desde hace pocos años, el grupo no se encuentra en su mejor momento.

No voy a decir que yo soy fan de NEGURA BUNGET desde sus comienzos, porque mentiría. Soy de los que los conocieron a principios de la década pasada con ‘n crugu bradului (2002), un disco de black metal melódico y atmosférico tremendamente crudo en el que se dejaba notar la tendencia de la banda hacia terrenos más vanguardistas y experimentales de lo que la mayoría de los grupos punteros del género hacían en aquella época. Esta exploración pasó por su punto culminante con la edición del inolvidable Om (2006), que fue un álbum sorprendentemente accesible pese a presentar ideas más enrevesadas que ninguno de los trabajos que NEGURA BUNGET venían haciendo hasta el momento.

Tras otros trabajos que también fueron muy bien recibidos creo que a estas alturas es seguro decir que Tau (2015) no superó las expectativas de una buena parte de su público. Hay muchos motivos posibles para esto. Tal vez el alejamiento del black metal más crudo que les hizo famosos era ya excesivo, tal vez se dejaron notar demasiado los cambios de formación de los últimos años o puede que simplemente fueran víctimas del proceso de desinterés del público que afecta a todos los grupos de trayectoria medianamente prolongada simplemente porque ya no es algo nuevo, desconocido y emocionante.

Así las cosas llegamos a Zi, octavo disco en larga duración y segunda parte de la trilogía iniciada por Tau centrada en la exploración personal de la espiritualidad de Transilvania. Como cabría esperar, no se trata de un regreso a los sonidos de sus inicios ni tampoco del inicio de una nueva senda musical, sino de una continuación conceptual y artística de Tau. Esto significa que el alejamiento del sonido del black metal tradicional es casi total en este caso. El factor progresivo, ambiental y folklórico toman completo protagonismo, resultando en un disco calmado, melancólico, reflexivo e íntimo.

Se recuperan las progresiones largas y evocadoras y regresan las composiciones largas: en el álbum anterior casi todos los temas duraban alrededor de cinco o seis minutos mientras que en Zi volvemos a encontrar temas que superan los ocho. Esta variedad lo convierte en un disco más dinámico y deja un mayor espacio para la construcción de texturas y el desarrollo progresivo de ideas sutiles. Hay que recordar que si nos fijamos en las fechas nos daremos cuenta de que NEGURA BUNGET fue uno de los primeros grupos de black metal en acercarse a procedimientos típicos de géneros como el post-rock, pese a que el estatus de pioneros en esta tendencia lo ostenten oficialmente otros. Zi hace buen uso de estas ideas en «Gradina stelelor» o «Baciu monseag«, temas capaces de contar toda una historia por sí mismos, mientras que el folk más terrenal tiene su salida en temas más cortos como «Stanciu gruiul«.

Por otra parte cabe mencionar que las voces más rasgadas y agresivas del black metal han perdido muchísimo peso y tienen una presencia muy reducida en este disco. La mayor parte del tiempo oiremos una voz principal masculina grave y melódica apoyando las partes más solemnes. Los pasajes acústicos y suaves siguen siendo abundantes y muy sugerentes y creo que el uso de vientos es más elegante que en Tau. En un movimiento atrevido pero a mi juicio acertado el disco finaliza con «Marea cea mare«, en la que se introduce incluso una voz femenina. Se trata del tema más largo del disco y también del más calmado, y se aleja notablemente del sonido clásico de NEGURA BUNGET, pero aun así se convierte en uno de sus mejores momentos.

Todo lo dicho debería ser suficiente para que el lector o lectora decida. Pienso que Zi no llega al nivel de los mejores trabajos del grupo, pero sí supera a Tau ofreciendo una experiencia sonora especial. A estas alturas no podemos esperar de NEGURA BUNGET otra cosa que un ejercicio de total libertad creativa, por lo que nadie debería acercarse a Zi buscando black metal clásico, pero este disco sabrá compensar a quienes deseen abrir su mente y dejar volar a la imaginación.

firmaandrades

Comparte:

COMENTARIOS