NECROHATE (NLD) – Dolmen, 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

No siempre es recomendable fiarse de las primeras impresiones; sin embargo, esta demo de la one-man­ band neerlandesa NECROHATE se define a la perfección con solo echar un vistazo a su portada. De diseño bastante convencional dentro de los cerrados estándares del black metal, nos invita a sumergirnos en un baño de crudo tremolo, gélidas atmósferas y oscuros rituales, y las cuatro canciones que la componen responden sin duda a esas expectativas.

En las primeras escuchas no se puede extraer nada especialmente destacable, al margen del hecho que la banda se inspira, de forma evidente, en la oleada de clásicos noruegos de la second wave, tales como MAYHEM o DARKTHRONE. Claro ejemplo de ello es el inicio del segundo tema, “In Nocturnal Winds”, en el que se aprecian claras reminiscencias de estos últimos. Pese a tener una duración media (alrededor de los cinco minutos), algunas de las canciones pueden hacerse demasiado largas, lo que acompañado de la producción propia de una demo de estas características puede llegar a provocar cierto tedio en el oyente. Y es precisamente en la producción donde se puede encontrar una de las principales debilidades de Dolmen: las guitarras se distinguen claramente y gozan de un sonido decente, aun tratándose de una simple demo, pero la mezcla no acaba de lograr del todo el efecto deseado. La voz, por su parte, está bien ejecutada y además incorpora ciertas variaciones (de un modo parecido al trabajo de Attila Csihar en el clásico De mysteriis dom Sathanas), aunque está injustamente enterrada en un reverb que tapa en exceso los agudos que ayudarían a hacerla destacar sobre el resto de instrumentos. Tampoco puede decirse mucho a favor de la batería, que resulta demasiado preponderante a ratos y tiende a caer una y otra vez en las mismas fórmulas.

No obstante, hay varios aspectos salvables de este trabajo; sin ir más lejos, la canción que abre la demo, titulada “The Pagan Flame”, presenta unos riffs potentes y melódicos, con un aire cercano al heavy clásico que casa a la perfección con los pasajes puramente black, al estilo de las primeras obras de DESASTER. Además, el bajo hace un acto de presencia mucho más destacable que en los demás temas, en los cuales apenas se puede distinguir. Las siguientes canciones, decididamente, no están a la altura de la primera, pero aquí y allá se pueden encontrar buenas ideas, especialmente a medida que se desarrollan las composiciones, y con un pequeño empujón podrían llegar a convertirse en piezas de calidad.

Es innegable que el músico que está detrás de NECROHATE tiene talento para aunar influencias variadas y plasmarlas en canciones directas y sin concesiones, algo apreciable en el black crudo propio de la segunda oleada; y, a pesar de que esta demo tenga ya unos tres años a sus espaldas, la perspectiva en el horizonte de un álbum completo de NECROHATE se perfila como un lanzamiento potencialmente interesante.

Comparte:

COMENTARIOS