NAZGHOR (SWE) – Infernal aphorism, 2017

Enlaces: Facebook

Vuelve uno de los tiranos del black metal sueco un año después de aquel notable Death’s withered chants, el cual tuvimos el gusto de analizar aquí, en Subterráneo. Y es que la actividad discográfica de NAZGHOR es más que prolífica, editando desde que se formara allá por 2012 un disco por año y, lo que es más complicado todavía, manteniendo el nivel.

Siguen los de Uppsala defendiendo ese black metal muy en la vena de la oleada sueca de black metal de los 90, moviéndose con soltura por terrenos melódicos e incluso flirteando un poco (quizá un poco más que en su anterior obra) con lo atmosférico. El aura impía, casi ritualística, que desprendía Death’s withered chants sigue presente en Infernal aphorism; es una sensación que, de estar siendo expresada de manera deliberada, han sabido plasmarla a la perfección. De igual manera, y como es obvio, sigue habiendo alusiones a la dorada época mencionada unas líneas por encima. En esta ocasión, los ramalazos a lo MÖRK GRYNING o VINTERLAND son más acentuados, pero gracias a que han endurecido las partes extremas y dado todavía más importancia a la melodía vienen a la mente los suecos VALKYRJA o los alemanes OBSCURITY en la época de aquel magnífico Schlachten & legenden.

Lo que está claro es que la fórmula les funciona, o al menos les funciona conmigo. Siguen caminando con paso firme hacia el reconocimiento armados de gélidos riffs de guitarra, melodías a veces un tanto esperanzadoras, otras totalmente funestas y nostálgicas. Ayuda en muchas ocasiones los finos fondos de teclados, como si del canto de un tímido pero temible coro demoníaco se tratase. Incluso se atreven con esporádicas voces limpias totalmente adecuadas al momento, favoreciendo todavía más esa poderosa sensación de plasmar imágenes en la mente dibujadas por la música. Creo que es de las mejores sensaciones que una persona puede experimentar, incluso sin drogas.

Si hay algo que no me ha gustado tanto es que quizá se peque un poco de suciedad en la producción. A pesar de que no termina de emborronar la calidad del disco, hubiera disfrutado más de los cortes de Infernal aphorism, ya que a veces también me da la sensación de que la producción de la percusión (sobre todo los platos) tiene demasiado eco y los platillazos a veces resultan un poco más estridentes de lo necesario. Por lo demás, un diez como una casa a NAZGHOR, ya que ha colado con facilidad en mi lista de canciones fetiche del black melódico auténticas joyas como “Deathless serpent“, “Rite of repugnant fury” o la propia “Infernal aphorism” por mencionar algunas. Espero que sigan manteniendo el nivel y reciban todo el reconocimiento que se merecen.

Comparte:

COMENTARIOS