NACHTTERROR (CAN) – Judgement, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

En este vasto mar de bandas en el que navegar y naufragar que está a la orden del día no hay piedad para que el oyente se tome un breve respiro. Siempre habrá bandas que escuchar, por lo que olvidaos del descanso. Ya se descansará cuando uno esté bien muerto y haya pasado su vida luchando por lo que uno quiere, filosofía que siguen cientos de bandas prometedoras que se quieren comer el mundo y que NACHTTERROR, unos luchadores natos que han tenido que esperar unos cuantos años para poder sacar su primera larga duración, siguen a rajatabla. Esos años les han servido para asimilar todas sus influencias y limar todas las asperezas además de imperfecciones que se encontraban en anteriores trabajos.

No he podido encontrar su primer EP, The funeral of man, para escucharlo, pero sí que encontré su segundo EP, Beneath the crimson moon, para corroborarlo. Todas las composiciones han sido pulidas hasta el más mínimo detalle para conseguir el efecto deseado y sacarles el máximo partido posible. Esto se nota especialmente en los tres temas que se pudieron escuchar en el EP que he podido escuchar y que aquí tienen un lavado de cara totalmente enriquecedor.

Esto se nota en el punto fuerte y gran protagonista del trabajo, los bellos e intimistas teclados que ayudan a crear atmósferas subliminales de gran rigor artístico natural. Su protagonismo es sobrecogedor y las texturas son soberbias, ya que consiguen evocar el espíritu y el ciclo de vida de la naturaleza. Todo eso sumado a la surtida oferta vocal, constituida por nada menos que tres vocalistas con diversos registros, hará que nuestros oídos se deleiten y nos hará recordar a cantantes como Tomi Joutsen  o a Dani Filth, aunque a diferencia de este último no abusa ni te rompe los tímpanos a base de chillidos. Nuestros protagonistas son muy deudores de ese melodeath melancólico y nostálgico finlandés que bandas como AMORPHIS, INSOMNIUM, WOLFHEART y OMNIUM GATHERUM han cultivado a la perfección a lo largo de su carrera, aunque la verdad es que a lo largo del trabajo tocan varios palos demostrando de manera muy pronunciada sus demás influencias; única pega del trabajo en mi opinión.

De todas maneras aquí lo que vamos a encontrar es en su inmensa mayoría un black metal sinfónico y melódico con suficiente matices que toman prestados de diversos géneros y bandas muy específicas para robar la atención del oyente. Porque sí, aquí hay un poco de todo. Desde odas de pura belleza sensible que ALCEST ha popularizado como “Sea of dread” hasta momentos doom metaleros de corte gótico que los seguidores de PARADISE LOST o MY DYING BRIDE sabrán apreciar; ahí esta «To beckon the weak» para demostrarlo. Si lo que queréis es verlos acelerados y en su faceta más psicótica ahí tenéis “A forest at night”, cuchilladas certeras y precisas con las que te sacarán el corazón por el simple placer de recitarle una poesía gótica y romántica para ganarse los favores de alguna desdichada y vengativa dama blanca.

Judgement es un ejercicio muy notable que se ha convertido en un más que digno y competente largo debut oficial. Tal vez suene muy descarado en ocasiones, pero cuando hay calidad se nota y desde luego aquí hay mucho de eso.

Comparte:

COMENTARIOS