MY REFLECTION (FIN) – Dreamland Drowning, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Youtube Reverbnation

Parece que el sello finlandés Inverse está sorprendiendo a propios y extraños con la edición de discos ciertamente interesantes. Si ya hablamos anteriormente de uno de sus grupos recomendados por Subterráneo Heavy, CLOCK PARADOX, ahora le toca el turno a una buena banda también finesa con chica al frente y que sorprende por su música fresca a la vez que potente, melódica y cañera.

MY REFLECTION, por mucho que se empeñe su discográfica en compararlos, en un equivocado intento de comercializar y acercar al mainstream al grupo, con gente como EVANESCENCE o con el «Rock-Metal melódico americano», son mucho más. Poseen características demasiado destacables como para que se queden en unos EVANESCENCE finlandeses, más que nada porque están más cerca de THE AGONIST o los últimos IN FLAMES que del Metal comercial estadounidense.

«Dreamland Drowning» es el tercer trabajo de la banda, tras su primer EP de 2007 (año de fundación del grupo) «Slipping Away» y su primer disco completo, autoproducido, «Be My Eyes» de 2010. Y la verdad, el resultado es notable, no sólo por la música, si no por el espectacular sonido conseguido, con muchísima programación, atmósferas, coros, guitarras potentes y demás, todo muy en su sitio y sin saturar, limpio limpio, como debe ser. Aspecto profesional en sonido, en presentación del cd (que no os engañe su imagen, son más heavies de lo que parecen sus fotos),… Hablemos de música entonces.

La primera escucha de este disco me recordó las sensaciones que tuve la primera vez que me eché a los oídos el sobresaliente «Lullabies for the Dormant Mind» de l@s citad@s THE AGONIST, algo así como una fuerte mezcla de sensaciones, y todas intensas; la música de est@s cinco chic@s es más que una voz femenina bonita, tiene tantos matices que es muy injusto, vuelvo a reiterar, meter en el saco de grupos mediocres a MY REFLECTION. Sí, por supuesto, tienen estribillos pegadizos, tienen partes muy góticas, pero lo mejor es que extraen lo positivo de ello mezclándolo con una depurada técnica instrumental, unas grandes composiciones, sus puntos de velocidad (hay incluso, contados, eso sí, blast beats en la genial Ghost) y sus guitarras rasgadas en ocasiones, cortantes en otras y heavies como el viento en las demás (ejemplo: el riff central de Stand Again).

Para las partes más «extremas» el guitarrista Petja Haapaniemi coge la batuta en las voces guturales (aunque en la última Farewell también se atreve con las voces limpias), pero sin duda la voz cantante la lleva (y muy bien) Jenni Räikkönen, que se asemeja mucho a la forma de cantar de Alissa White-Gluz cuando se pone tierna y que encaja a la perfección en un grupo tan dinámico como lleno de calidad.

Seguramente a l@s que gusten del Gothic convencional les parezcan demasiado metaler@s, y l@s metaler@s les parezcan muy gótic@s, ese es el mayor «problema» que puedan llegar a tener MY REFLECTION, aunque obviamente eso son nimiedades que no pueden empañar el resultado final de un disco tan completo y variado como «Dreamland Drowning». Y es que es complicado destacar algún tema de un trabajo tan compacto y entretenido como este, aunque si me obligaran me quedaría con la excepcional Conscience Calling.

Es difícil, pero si el grupo no se desvía hacia derroteros más comerciales y mantienen su personalidad, podrán llegar lejos; eso sí, con suerte y con el apoyo de fans inteligentes y de mente abierta que no se cierren a estilos muy definidos. Tocando estas teclas, pronto se hablará de MY REFLECTION. Y muy bien.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS