MUSMAHHU (SWE) – Reign of the odious, 2019

Enlaces:

Las ancestrales mitologías mesopotámica y babilónica han sido fuente de inspiración para el metal en multitud de ocasiones. TIAMAT, MELECHESH, MARDUK o ENUMA ELISH son algunos ejemplos de cómo sus deidades y criaturas fantásticas han prestado su nombre para enriquecer la terrorífica iconografía de los estilos musicales más oscuros y extremos. Mušmaḫḫū es una serpiente o dragón de siete cabezas que entronca con el mito posterior de la Hidra, relacionada a su vez con los trabajos de Hércules.

Una vez más, una visión milenaria de los miedos y horrores que han acompañado al ser humano desde que tiempos inmemoriales sirve para enmarcar la estética de una banda de metal extremo. MUSMAHHU es el proyecto unipersonal del músico multiinstrumentista sueco conocido como Swartadauþuz. Su fértil legado incluye cerca de una veintena de proyectos musicales, algunos de ellos aún activos, que se centran mayoritariamente en diferentes vertientes del black metal, como AZELISASSATH, BEKËTH NEXËMÜ, DEMONOMANTIC o MYSTIK.

En esta ocasión se adentra en el terreno del death metal con componentes de black metal. Un blackened death que, sin ser atmosférico, cuida con especial énfasis dicho aspecto construyendo texturas muy ambientales. Su sonido tiene un claro origen entre el death y el black suecos, reuniendo la ancestral mirada de ABRUPTUM, esa capacidad de incluir elementos melódicos sin perder su extremismo que tanto nos hizo disfrutar DISSECTION o la pútrida potencia de los antiguos BEHEMOTH. Precisamente la voz de Likpredikaren, que ya había colaborado anteriormente con Swartadauþuz, alcanza un registro que en ocasiones se asemeja mucho al de Nergal, sonando potente y cavernoso.

Con una excelente producción que mantiene un tono sepulcral pero siempre claro, lo cierto es que Reign of the odious es una creación monstruosa ejecutada con minuciosidad. Representa una imagen de lo abominable, no cabe duda, pero  su apariencia grotesca esconde un trabajo de orfebrería que solo se revela prestando atención a los detalles. Entre la estampida de una percusión desatada y la concatenación de riffs punzantes se despliega una pléyade de recursos que en muchas ocasiones pasan casi desapercibidos, pero son los encargados de elevar la música a otro nivel.

En “Musmahhu, rise!”, un sutil teclado recuerda vagamente a los de DIMMU BORGIR antes de lanzarse definitivamente a lo sinfónico. Suena tan sólo unos instantes, pero añade una importante capa sonora al conjunto del tema. El inicio ambiental de “Burning wings of purgatory” finaliza con una batería y guitarra de corte más moderno y melódico que me trajo al pensamiento el último disco de GAEREA.

Éstos son algunos ejemplos de lo que se nos va desvelando a medida que el minutaje aumenta. No obstante debemos evitar llevarnos a engaño. No nos encontramos ante una obra que a simple vista parezca un cruce de estilos, ni opte por abusar de recursos estilísticos.

Reign of the odious es un ejemplar de blackened death brutal y oscuro en el que se engarzan magistralmente momentos atmosféricos y pasajes melódicos sin que ello suponga dulcificar su naturaleza tenebrosa. Todo apunta a que esta vez será la bestia de siete cabezas la que devorará al héroe, y su nombre resonará con fuerza en este 2019.

Comparte:

COMENTARIOS