MUERT – Ye canariae abezan, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Por muchos de los que me más me conocen musicalmente hablando, es sabido que el black metal es uno de los géneros extremos que más me gustan, aunque por desgracia en los últimos meses haya andado algo más despegado de los lanzamientos de negro metal concebidos este año. Discos como el que nos ocupa hoy son los que hacen que el interés por retomar los oscuros caminos crezca y más aún: que la tradición black metalera en nuestro país no se pierda en el olvido.

No penséis mal; no quiero decir que en España no se hagan discos de black metal de calidad, pero hacía tiempo que no escuchaba algo tan auténtico como este Ye canariae abezan de los canarios MUERT, editado por sello neerlandés Hammerheart Records. Desde el primer corte han conseguido erizar los pelos de mi nuca, que son mis fieles medidores de calidad musical. Cuando algo es de calidad y está hecho con sentimiento (en este caso rabia u odio entre otros) no fallan, se erizan al son de los putrefactos riffs que emanan de las guitarras ejecutadas por el todopoderoso Ebola, al cual muchos en este país ya conocerán por militar (sobre todo) en CRYFEMAL o STORMVOLD. El de MUERT es un black metal a la antigua usanza, sin teclados, ni fondos, ni voces rebuscadas, sin complicaciones. Una guitarra, un bajo, la voz y una batería es todo lo que necesitan para invocar el espíritu de algunas muy buenas bandas de la escuela finesa (por ejemplo) recordando por momentos a BEHEXEN, HORNA o SARGEIST. Una producción cruda pero actual hace que no se pierda ni detalle de los arpegiados, las progresiones entre riffs, que se distinga perfectamente el bajo… vamos, todo eso que de normal las bandas “ultra trve de la muerte profunda” no suelen entender. Sonar auténtico o vieja escuela no es para nada sinónimo de sonar a ojete y Ye canariae abezan es una buena prueba de ello.

Me encanta lo macarra y cafre que suenan todos y cada uno de los cortes de esta obra, en la que no hay momento para el aburrimiento, gracias en parte a las líneas de batería, que bailan a placer entre los riffs, resultando partes muy bailongas y rockandrolleras, otras más black metaleras puras e incluso algunas que flirtean con el death más primigenio. Me ha recordado mucho al rollete de aquel Only true believers de los suecos ARMAGEDDA, uno de mis discos favoritos de black metal, así que salta a la vista (y al oído) que MUERT hacen las cosas cojonudamente bien. Por supuesto, no es algo nuevo para mí, dado que ya me gustaron en su día cuando escuché Mysteriorum prophanationis sepulcralis, la que tiempo después descubrí que era su primer trabajo, pero con este nuevo LP me han terminado de enganchar.

No me gustaría acabar este análisis sin mencionar el soberbio trabajo vocal de Ebola, que a pesar de no ser tan jodidamente desesperante y estridente como en CRYFEMAL, se nota quién profiere los alaridos de profunda alabanza a la muerte, donde la locura, la buena ejecución, la modulación y la variedad de tonos van de la mano.

Como temazos me quedo con “Olor a muert“, “Of corpses, evil & drinks…” y “Leprocity“; creo que son las que más me han hecho hervir la sangre. Mi más sincera enhorabuena a este malvado power trío, estoy seguro que este larga duración les abrirá muchas puertas y les hará ganar muchos adeptos.

Comparte:

COMENTARIOS