MORIBUNDO – Raíz amarga, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Hablar del señor Evilead es hacerlo de toda una institución de la música extrema y no tanto. Sus orígenes en ELDERDAWN no fueron nada más que un principio para alguien que ama la música en cuerpo y alma componiendo, tocando, grabando, escribiendo, escuchando… da igual. Llevaba unos años en silencio musical, aunque escribía sobre música en medios especializados y de repente le encontramos en todas partes. Pero faltaba un proyecto que como ELDERDAWN fuese su ojito derecho creativo. Ahora también está el recién nacido INSIDIOUS WAR pero se cruzaron los textos de Mortvs Vyrr en el camino y Evilead escuchó la llamada. La llamada del doom, de la melancolía y del agobio sonoro que los versos de Mortvs transmiten. La comunión fue perfecta y nació MORIBUNDO. El tercero en discordia, Luis M. Merino era la pieza que faltaba para dotar a los textos de opresión y violencia infrahumana. El resultado es Raíz amarga, sin duda alguna un hito en la historia de la música de este país y no lo digo desde la amistad que también me une a Evilead. Es que, objetivamente este disco es MUY MUY rico.

Hablamos de doom, hablamos de atmósfera, hablamos de estructuras tortuosas. Pero también hablamos de belleza, de melodía, de poder narrativo. En este sentido en mi opinión se nota que MORIBUNDO nació de la comunión entre letras y música. No es un disco conceptual. El propio Evilead nos lo confesaba en esta fabulosa entrevista que le hicimos en Subterraneo Webzine hace un tiempo. Es una forma de musicar los versos de Mortvs, tan crípticos como agobiantes en sensaciones y sentimientos. De ahí sólo podía salir algo como MORIBUNDO. Música atroz y sensible al mismo tiempo, donde el tercer elemento del triángulo, Luis, encaja a la perfección dotando a los versos de fuerza y desgarro, de putrefacción sónica. Las letras escupidas por él se tornan en monstruos que como la portada de Raiz amarga, nos envuelven y asustan al mismo tiempo que nos atraen y encandilan. Nos mantienen en vilo durante cuatro largas composiciones que se hacen cortísimas y que se llenan de matices.

Musicalmente se pueden sacar paralelismos con SWALLOW THE SUN, PARADISE LOST, MY DYING BRIDE, SATURNUS, DOOM VS… Doom con melodía, con teclados, con pasajes épicos, orquestados al detalle, cargados de color, fuerza, variedad…  Inicialmente nos adentramos en unas texturas muy cavernosas y funerarias con “Vida”, donde la contundencia de los riffs y de las líneas de bajo nos hacen latir fuerte y arrastrados al mismo tiempo. “Antítesis”, mucho más orquestada y luminosa, donde los teclados nos van llevando de la mano en su estructura, nos da un soplo de aire fresco para “Suicidio ilustrado” un corte muy sinfónico en donde aparecen hasta elementos black y que es de los más extremos del plástico, mientras que el punto y final lo pone “Luz”, un corte muy SWALLOW THE SUN lleno de profundidad y melodía donde Luis brilla con unas voces absolutamente inhumanas.

Son solo cuatro temas pero en sus 36 minutos de duración cuentan una historia, quizás no lírica, pero sí musical. Las entrañas del ser humano y sus sentimientos más destructivos y al mismo tiempo constructivos se darán la mano acompañados además, y no me he referido a este detalle, de un sonido fabuloso, sepulcral y vivo. Grabado íntegramente por Evilead, con el añadido de las voces de Luis y masterizado por Hiili Hiilesmaa, MORIBUNDO ha logrado un sonido magnífico, claro y nítido, a la par que putrefacto y contundente. Especialmente las baterías me parecen sobresalientes y eso que son programadas, si bien, como el propio Evilead nos confesó, de manera manual y a la antigua usanza, eso se nota en su naturalidad y variedad.

Raíz amarga es un árbol de melancólica vitalidad. Sus surcos desprenden sentimiento y atrocidad, dos elementos que van unidos en la naturaleza humana, que por sí misma es bipolar y contradictoria. Belleza y terror se dan la mano en un trabajo cuidado y detallista que no debe pasar desapercibido para ningún aficionado a la música de lento desarrollo y concepción reflexiva. MORIBUNDO se presenta en sociedad con un disco difícil de superar.

Comparte:

COMENTARIOS