MOONSPELL (PRT) + ROTTING CHRIST (GRC) + SILVER DUST (CHE) – Barcelona – 08/11/19

Enlaces: Facebook

El pasado viernes asistí a un concierto un tanto peculiar. Aun siendo un concierto de metal, la brecha entre subgéneros entre las tres bandas que actuaron está tan acentuada que no me quedó muy clara la propia identidad del evento. ¿Un concierto de black metal, de gótico, de industrial, de rock? La variedad de público, muy curiosa, cuanto menos, y, aunque interesante, me parece que la mezcla de estilos no acabó de cuajar muy bien.

SILVER DUST abrieron la noche con un tercio, si llegaba, de público en la pista de Salamandra, en L’Hospitalet de Llobregat. Nos ofrecieron vibraciones de metal industrial mezcladas con toques de algún género -core, todo bajo un traje de espectáculo circense que pretendía darse en una casa del terror o algo por el estilo. De esta interesante agrupación suiza cabe mencionar la actitud y energía que ostentaron aun con la poca gente para la que estaban tocando por entonces. Demostraron una puesta en escenario trabajada y preparada, aunque quizás demasiado experimental para mi gusto. En cuanto a la música, me vi muy confundido hasta casi el final del set debido a la mezcla tan experimental y poco conservadora de estilos, centrados sobre todo en el rock gótico, con despuntes de subgéneros de metal. Muy disfrutables y con mucha personalidad, en conclusión.

En segundo lugar, los protagonistas de la noche. El grupo que lo dio todo, sin pretensiones ni miramientos. El grupo que entregó toda su oscura energía al público, ya lleno esta vez, y al que el público le devolvió toda la energía, creando una maravillosa reciprocidad. ROTTING CHRIST arrasó la noche con un demasiado corto concierto que no hace justicia a su implacable último lanzamiento, The heretics.

Pasando por grandes temas de su repertorio como «In Yumen Xibalba«, «Kata ton Daimona Eaytoy» o «Grandis spiritus Diavolos«, la banda de black metal helénico empezó con temas más rituales para acabar con sus temas más agresivos y energéticos. Sorprendido por el cambio de formación respecto al último concierto que dieron en la ciudad condal, pensé que quizás habrían tenido problemas con la grabación de su último trabajo, pero me vi complacido tras presenciar semejante concierto, y desde aquí me gustaría felicitar a los dos nuevos integrantes (guitarra solista y bajo) por su estupendo trabajo, ya que el setlist fue todo un viaje entre las diferentes eras del grupo que culminó con dos temas de sus primeros trabajos, de hace ya casi treinta años. De estos dos, tengo que resaltar la última canción del setlist, con la que complacieron a sus fans más acérrimos: «Non Serviam«, todo un clásico himno del black metal.

Por último, y en este caso el más importante, un poco a mi pesar, el cabeza de cartel, MOONSPELL. La formación portuguesa ofreció un set muy correcto y animado. Voy a dejar claro de primeras que no son plato de mi devoción, así que voy a intentar ser lo más objetivo posible. La puesta en escena, muy teatral y lograda, invitaba a una actuación más centrada en la diversión y sonrisa que en el casi misticismo de ROTTING CHRIST. Pasando por sus temas más conocidos, el setlist de casi dos horas incluyó también temas de toda su carrera musical, para los que constantemente el vocalista Fernando Ribeiro iba sacando alguna pieza de atrezzo con la que acompañar las diferentes temáticas. Cabe decir que sentí envidia de la cantidad de gente que estaba disfrutando de ello, entregándose completamente al show, mientras yo me esforzaba por intentar disfrutarlo. Saltos, coros y mucha interacción activa con el público me sorprendieron gratamente, ya que yo no fui capaz de compartir tal devoción por la música.

Para concluir, SILVER DUST es una banda con una identidad un tanto extraña, pero que por su puesta en escena y actitud seguramente les dé una oportunidad y siga indagando en ellos. MOONSPELL siguen sin gustarme, pero dieron un muy buen espectáculo y cumplieron con su audiencia. Y, por último, ROTTING CHRIST no van a volver lo suficientemente pronto como para satisfacer mis ganas de volverlos a ver en directo.

Comparte:

COMENTARIOS