MODERN MAN DISEASE – The fire, 2016

Enlaces: Facebook Twitter BandCamp

modernmandisease02Acabo de terminar la segunda escucha  del The fire, el trabajo más reciente de la banda madrileña MODERN MAN DISEASE, y aún estoy tratando de asimilar lo ocurrido.

Lo que primero llama la atención de The fire es la portada del mismo; esta podría haber sido utilizada por alguien como meme en alguna red social pero el logo de la banda, que ocupa el lugar más alto del diseño, deja claro a quien lo reconoce que no se encuentra ante el trabajo de una formación primeriza que haya optado por una manera sencilla y rápida de llamar la atención.

El EP consta de seis covers y un último corte que podría ser considerado como un bonus track dentro del conjunto de temas.

Lo primero que escuchamos al darle al play es una melodía que, si bien no por la gente que únicamente escuche metal, es fácilmente reconocible; una guitarra limpia con chorus que presenta “Toxic”, tema de la polémica BRITNEY SPEARS. El conjunto madrileño emplea motivos melódicos propios de la canción pero no se limita a ello sino que incluye armonías originales, ritmos con mucho silencio (recurso propio del djent/deathcore que practican) y algunos efectos que añaden un color particular al tema sin hacer que resulte sobreproducido.

Si bien en “Toxic” reconocíamos materiales originales en “Don’t phunk with my heart”, original de THE BLACK EYED PEAS, tenemos que afinar mucho más el oído si queremos reconocer algo del tema original ya que lo que se conserva es poco más que el ritmo de la voz (el ritmo, nada más, ya que los potentes guturales de Luismy poco tienen que ver con las voces de Will.i.am o Fergie). No obstante consiguen mantener el interés del oyente gracias a recursos como la pegadiza melodía de guitarra del estribillo.

Sito es la primera colaboración con la que MMD cuenta en este EP. El tema elegido para ello es “Take on me” (A-HA), en el que el cantante de HUMMANO complementa sin resultar redundante ya que, además de aportar un timbre algo más crudo, cubre un registro más agudo que el que veníamos escuchando.

En “Lowrider” (WAR), el cuarto corte del EP, es el bajo lo que nos pone en contexto. Es la primera vez que podemos reconocerlo  claramente. No sé si es algo buscado o no pero hasta entonces había sido un instrumento algo ausente; es posible que tampoco se pueda pretender lo contrario si tenemos en cuenta las bajas afinaciones en las que se mueve el conjunto (este tema combina drop G y doble drop B, no sé vosotros pero yo nunca había escuchado algo tan grave). Este registro extremo se da en uno de los pasajes más bestias del disco; largos silencios interrumpidos por disonancias que, sin duda, serán difíciles de llevar a directo debido a la ausencia de referencias rítmicas que tendrán los músicos (esperemos que el batera lleve claqueta).

Es difícil no hablar de la voz en esta banda pero en la siguiente cover me fuerzan a hacerlo ya que es plenamente instrumental. Si habéis sido niños 90 como yo sufriréis el mismo ataque de nostalgia una vez reconozcáis la melodía menorizada de los Rugrats. Podemos interpretar este minuto largo como una recopilación de los recursos musicales que ha ido empleando la banda hasta este momento del EP: timbre oscuro, largos enlaces de disonancias que raramente son resueltas, ritmos sincopados en tempos lentos…

Tras este “preludio” llegamos al tema que MMD publicó tras la muerte de Lemmy Kilmister, cover del archiconocido “Ace of spades”. Probablemente a mucha gente de gustos más tradicionales le parezca un sacrilegio pero no seré yo quien trate la transformación estilística como algo negativo; cada uno debe dar su visión particular de la música y en este caso la agrupación consigue no solo hacer una imitación con distorsión y guturales (cosa que a mí por lo menos me aportaría más bien poco) sino convertir un material muy conocido en algo más personal y con carácter propio.

Como ya dije antes el tema que cierra el EP me parece más un bonus track que un tema de cierre (lugar que creo que ocupa el corte anterior). Se trata de un remix de “The awakening”, tema incluido en el reciente LP de la banda Inhumanity llevado a cabo por Borja Jiménez al más puro estilo Reanimation, disco en el que distintos productores hacían sus versiones electrónicas de la banda LINKIN PARK. El resultado obviamente no es el mismo ya que, de trabajar con una canción de nu metal difícilmente se pueda obtener el mismo resultado que de trabajar con djent/deathcore, pero creo que la comparación puede poneros bastante bien en situación.

Veo distintas maneras de interpretar The fire. Quien ya conoce la banda, como es mi caso, seguro que pasa un buen rato paseándose por estas versiones tan bizarras que la agrupación nos ofrece; no con ello digo que sean temas únicamente de risa ya que detrás de lo más superficial hay un gran trabajo de adaptación musical nada sencillo de realizar (menos teniendo en cuenta que son 7 temas, no estamos hablando de una simple versión).

Por otro lado veo en este EP un vehículo, no un fin en sí mismo, mediante el cual MODERN MAN DISEASE pueden hacer llegar su música a un público desconocido que fácilmente pueda sentir curiosidad y posteriormente acabe escuchando anteriores trabajos suyos como el ya mencionado LP Inhumanity o anteriores temas como “Succubus” o “Mirrors”.

firmaalberto

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS