MIST OF MISERY (SWE) – Absence, 2016

Enlaces: Facebook

mistofmisery00A pesar de su corta edad, hablar del sello sueco Black Lion Productions es hablar de calidad. Con apenas diez u once trabajos editados, este sobre el que hoy escribimos es una prueba más del buen gusto de la persona (o personas) que forma este sello.

Desde el mismo país viene MIST OF MISERY con su segundo LP, sumándose a dos EP’s en su discografía. No es de extrañar que cualquier disco de black metal sueco en cualquiera de sus vertientes, sea un buen álbum, es algo a lo que los escandinavos nos tienen malacostumbrados, salvo excepciones, por supuesto. Partiendo de esa base, la idea con la que iba a escuchar este trabajo era precisamente esa: un disco cuanto menos correcto, pero para mi agrado, me llevé una sorpresa.

Tampoco es que esperase escuchar algo típico, salvando claro está, los elementos característicos del género, pero estos suecos han sabido darle un rollo particular a su música. Con esto no quiero decir que hayan innovado hasta el punto de la reinvención, pero sí han podido mezclar con bastante criterio los recursos, haciendo de Absence un disco con personalidad.

En general, han dado mucha más importancia a las labores de los fondos orquestales y teclados de distinta índole, llegando a sonar atmosféricos por momentos en varios de los cortes, aunque en todo momento con la oscuridad y la melancolía por bandera. Sin embargo he llegado a pensar en algún momento del disco que ese protagonismo que dan a la sinfonía y a lo atmosférico era excesivo, ya que, aunque son elementos que deben estar en un disco de black metal sinfónico, me resulta algo repetitivo que la intro del álbum sea con teclados y que el tema que le sigue comience con teclados también, como si tuviera otra mini introducción al comienzo, cuando podrían haber aprovechado el fade out de la primera introducción para enlazarlo de manera más clara con el segundo corte, y habría quedado un poco menos desconcertante. Pero esto es una simple sugerencia personal, ya que después de escuchar fragmentos como el final de “Absence”, con ese rollete renacentista de piano, se me pasa.

Se nota la influencia de Phlegathon (Erik Molnar) en las composiciones, dejando paso en alguna ocasión a destellos más death metaleros o melodías de guitarras como tan bien ha demostrado que sabe hacer con HYPERION, su otro proyecto.

Un disco chulo, en el que este dúo que lo ha creado pone de manifiesto la gran capacidad que tienen para hacer que el oyente se sienta triste, vacío y melancólico, capacidad que estoy seguro que seguirán incrementando en futuras obras.

firmajabo

COMENTARIOS