MIND HOLOCAUST – Condemned Souls, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Youtube Otro enlace

Desde hace algunos años el espíritu de la nostalgia ha alcanzado al metal extremo tanto como a cualquier otro género musical, y han aparecido multitud de bandas que se encuadran dentro de lo que ahora se ha venido a llamar “old school”. La característica principal de un movimiento nostálgico es el afán por reproducir el lenguaje e incluso la estética de un marco espaciotemporal determinado. De esta forma, existen muchas bandas de death metal old school que lo que hacen es tocar death metal del estilo de MORBID ANGEL o SUFFOCATION con una producción pobre. Y en un plano diferente, por suerte, hay bandas como MIND HOLOCAUST.

MIND HOLOCAUST es una banda liderada por Oscar G. Comendador y decididamente identificada con el death metal de vieja escuela, pero a diferencia de otras muchas bandas ellos parecen entender lo que realmente significa “vieja escuela” y lo que era tocar death metal cuando el death metal ni siquiera contaba con unas características formales identificables. Ahora llamamos death metal a cualquier cosa que se parezca a alguna banda identificada como death metal, pero en los ochenta y principios de los noventa el death metal era cualquier cosa que fuera oscura, misteriosa, potente y maligna.

“Condemned Souls” es el segundo trabajo de la banda. Para quienes no los conozcan, el estilo que practican es un death metal pesado, oscuro y de influencias muy primitivas. Para este segundo album se han potenciado aparentemente las partes más lentas y atmosféricas, con melodías de guitarra que pueden recordar a Death y que marcan un fuerte contraste con los pasajes más violentos y frenéticos que predominaban en el primer album, más orientado al grind y al caos. Esta variación es, a mi juicio, un acierto, haciendo que el resultado final gane en espectacularidad y personalidad. Espero que en el futuro sigan esta línea de investigación.

La banda peca en mi opinión de cierta linealidad. Un tratamiento más cuidado de las estructuras de composición podría realzar la sensación de climax que en muchos temas se intuye. A este efecto no ayuda la producción, que es francamente mejorable, si bien el sonido sucio es seguramente intencional. Creo que han conseguido aunar todos los temas en una atmósfera inquietante muy efectiva, opción que si bien actúa en detrimento de un mayor efecto de gancho sí permite una gran fluidez.  El carácter monolítico del album hace muy difícil destacar un tema, pero me gustaría mencionar el estremecedor inicio en Venomous Beast (La Muerte) y la ambiciosa Ghost Colony, para la que han contado con numerosas colaboraciones.

Las letras son oscuras, fatalistas y en ciertos puntos incluso apocalípticas, y están en inglés a excepción del primer tema. En cuanto al diseño del CD, está cuidado al milímetro partiendo de una portada maravillosa a cargo de Néstor Allende que da una idea muy clara de lo que uno va a encontrar dentro.

En resumen, un trabajo ambicioso y cuidado, que lleva al oyente de vuelta a una era en la que el death metal era algo oscuro, misterioso y desconocido. Seguramente será apreciado sobre todo por quienes ya lleven un largo trecho en el camino del death metal, cuyo estandarte tan orgullosamente alzan MIND HOLOCAUST.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS