MIND DRILLER (ESP) – Involution, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

Después de cuatro años vuelven los alicantinos MIND DRILLER. Para el que no los conozca, esta banda seguramente es el mejor exponente del metal industrial que tenemos en España. Según escribo esto alguno estará tentado de mencionar a RAMMSTEIN, ¿verdad? Pues no. En esta reseña este será el único momento en que aparezca ese nombre, por mucho que Daniel N.Q., uno de los tres vocalistas de MIND DRILLER junto a V Stone y Estefanía Aledo, cante en alemán, porque poco o nada de la citada banda alemana encontrarás en MIND DRILLER más allá de algún pasaje como el inicio de «Kianda«. Lo demás bebe del metal industrial más oscuro y sintético, una mezcla entre EISBRECHER, OOMPH! y UNHEILIG, con partes incluso más electrónicas a veces que me traen a la mente a SUICIDE COMMANDO, aunque son anecdóticas. Pero incluso quedarse en esto es pecar de simplista, porque el origen variado musicalmente hablando de los miembros de MIND DRILLER se cuela también en muchas partes que tiran más hacia el nu metal unas veces o hacia combos como LACUNA COIL o EVANESCENCE otras.

El título de este nuevo disco, Involution, es justo todo lo contrario de lo que han hecho MIND DRILLER si lo comparamos con su anterior trabajo, Zirkus, y más aún si lo comparamos con su debut Red industrial. El grupo ha evolucionado, ha dado un paso adelante. Por un lado instrumentalmente. La música es mucho más oscura y mucho más natural al mismo tiempo. El hecho de que lo hayan grabado de forma «real», es decir, con Pharaoh tocando sus partes de bajo y con Reimon, el nuevo batería del grupo, tocando de verdad, hace que Involution suene más directo, espectacular y creíble. Además, tanto las guitarras de Javi como sus ambientaciones atmosféricas y electrónicas son mucho más densas y oscuras. A veces me recuerdan a ATROCITY, especialmente un tema tan envolvente como «The glass house«. Y en los momentos más desnudos vienen una y otra vez a nuestras cabezas los UNHEILIG más dark. Sólo hay dos temas que pueden enlazar con lo previo, «Ritual» y «Ein ende«, precisamente los que han usado como adelantos del disco antes de sacar su videoclip de «Rotten«. El primero tiene hasta las voces con megáfono que estaban presentes en Zirkus. El resto ha supuesto un avance en la música de MIND DRILLER que les hace tener un sonido más propio y poliédrico.

Por otro lado en Involution también ha evolucionado el ámbito vocal. Daniel N.Q., V Stone y Estefanía Aledo siguen teniendo sus papeles definidos, pero en este disco se han atrevido a hacer intercambios de roles, tanto en el idioma (no sólo Daniel se encarga del alemán) como en el tipo de voz. Hasta Estefanía mete voz agresiva en uno de los pasajes más efectivos de «Rotten» que me recuerda mucho a OTEP. Enlazando con esto que acabo de decir, las influencias están más dispersas también por eso. Hay partes en donde V Stone cuela su amor por el nu metal a lo LIMP BIZKIT y LINKIN PARK, como en ciertos pasajes de «Kianda» y «Zero«, igual que en los momentos más melódicos Estefanía lleva la música hacia los EVANESCENCE más icónicos. Todo ello sin abandonar las bases sintéticas y marciales del metal industrial que son protagonistas en temas como los citados «Rotten«, el genial «M4N1k1«, el único en el que usan el castellano de principio a fin y que enlaza en su forma de titularlo con «M4R1ON3T4» de Zirkus, o el efectista «The last drop«.

La unión de todos estos elementos en Involution convierte este tercer trabajo, sin miedo a equivocarme, en el mejor que tienen MIND DRILLER. La producción también está a la altura, y sin perder el necesario aire sintético y pesado enseña muchos más detalles que en el pasado, lo cual, dado el avance musical y vocal de este disco, se vuelve necesario. Las voces suenan mucho más homogéneas, incluso aunque hayan experimentado en nuevas tesituras y roles en el seno del grupo. Finalmente, la masterización ha logrado la uniformidad necesaria para que escuches el disco de seguido sin sensación incongruente, y que al mismo tiempo los temas más destacados te llamen la atención. Hay unos cuantos en Involution, y eso que hablamos de una docena de temas que alargan el trabajo hasta los tres cuartos de hora.

Como se puede ver se puede hablar de un grupo industrial como MIND DRILLER sin nombrar a los autores de «Du hast» nada más que anecdóticamente. Máxime cuando las influencias de este grupo alicantino en particular solo tocan tangencialmente a la citada banda multiventas alemana. Nadie es profeta en su tierra, pero bandas honestas y con la calidad de MIND DRILLER no abundan.

Comparte:

COMENTARIOS