METALFIRE FEST – Sevilla – 16/03/13

Enlaces:

Dieciséis horas de la tarde justas cuando estacionamos el coche mis compañeros de viaje y yo en las cercanías de la Sevilla Rock. Con todas las turbulencias que puede acarrear un cambio drástico de sala para el evento la noche anterior y después de  marear la perdiz con algunas indicaciones impresas desde Google para llegar al lugar… Allí estábamos una hora y media antes de que abrieran las puertas, cerveza en mano y el maletero del vehículo abierto de par en par como si de un reportaje cutre de Canal Cuatro se tratara… Sólo que esta vez sonaba el »Vulgar Display of Power».

El cielo estaba entre Pinto y Valdemoro, tiznado de un gris que no terminaba de hacer caer el agua pero que generaba una tremenda desconfianza. Todo lo contrario, en este caso, de la plantilla de MetalSevilla.com cuyos compañeros, en calidad de organizadores, bordaron su labor teniendo en cuenta múltiples factores.

Uno de ellos: la puntualidad. A las 17:30 h abrían las puertas de una sala que debió ser la Fanatic*, pero que acabó siendo la Sevilla Rock. El asunto del cambio de sala fue eficazmente solventado por una organización que supo reaccionar ante un contratiempo de este calibre y evocar un último aliento de lucha en favor de la celebración del festival. ¡Gran trabajo chicos!

*La Sala Fanatic se ha visto forzada a cancelar el evento ante la imposibilidad de poder celebrarlo. Dichos motivos, ajenos totalmente a la organización y promoción del evento, están aún por explicar (más en mi caso, por conocer) puesto que las respuestas que obtuvimos fueron muy rápidas, contrariadas entre sí y que no dan lugar a buenos augurios. Esperemos que no se convierta en un caso como la Caracol, Ritmo y Compás o Mephisto.

Así pues, un servidor tuvo que aparcar las cervezas para sustituirlas por la cámara fotográfica. Ángel, miembro de Metal Sevilla, empezaba a presentar con el micrófono en mano el festival y RUGIDO aguardaban a su alrededor predispuestos para presentar batalla. A abrir las orejas, a guiñar el ojo izquierdo y a hacer »clicks» en el disparador de la Canon…

Heavy Metal de corte clasicón llenando y cautivando cada rincón de una sala que aún se presentaba al 50% de su capacidad. Descargaron temas de su primera maqueta como Ìcaro o Trueno tras la calma. Con tan sólo un año de historia a sus espaldas ya atesoran un reconocimiento y un público que les acompaña en cada aventura a la que se prestan. Si bien, es cierto que la falta de rodaje en conjunto se puede hacer patente en algunos pasajes del directo, el talento que destilan y la juventud que les protege hacen evidente las esperanzas que la capital andaluza tiene depositadas en la banda. Luis, el vocalista, no cesó en animar constantemente a un público que despertó por momentos del letargo en el que estuvo sumido gran parte de la actuación. De igual manera, grandes estos RUGIDOS que abrieron el festival de la mejor de las formas posibles y que han depositado firmemente la primera piedra de lo que puede resultar un gólem del panorama en Andalucía.

Después de ellos, un rápido interludio que sirvió para que los músicos de DYING terminaran de abrillantar las hojas con las que minutos más tarde iban a succionar la yugular de cada asistente que se postrase ante el combo sevillano. Y es que pareciese que justo después de la gruesa puerta negra que separaba el terraplén de albero que servía como preludio a la sala de ésta misma, hubiera colocado un péndulo en forma de hoja cortante preparada para ser accionada cada vez que se abriese la puerta principal. Al menos así podía sentirse cada uno de nosotros, despedazados vilmente por la técnica, crudeza, potencia y brutalidad que la banda desplegó en directo. Supo superar con la mayor de las profesionalidades algún bache en cuanto a sonido al principio del show (problema ajeno a la banda, evidentemente), y más pronto que tarde despertó en el público los pogos y bailes propios de estos sonidos. La banda es, simplemente, de diez. Compacta, segura y tremendamente buena.

El público, en menor medida, no llegó a despertar del todo. Y digo en menor medida porque es consecuencia, lamentablemente, de una desventaja que hoy por hoy puedes encontrar al elaborar un cartel tan ecléctico como el que nos aconteció en este festival. No pedimos que asistas a ver grupos que no entran dentro de tu cupo de gustos musicales, pero una cosa es eso, y otra cosa es no apoyar y respetar la participación de otra banda, igual que las otras, en un evento de estas condiciones saliendo al exterior de la sala en la actuación. DYING estuvo por encima de todo eso, y no quiero con esto dar pie a cualquier falsa idea que podría generar estas palabras. El público se portó durante toda la jornada… Es sólo que, considero, bajo mi punto de vista, que no estuvieron frente al número al que merecían estar. 

A pesar del ligero tinte negativo que esta reflexión pudiera contener, la jornada se iba desarrollando de una manera más que notable, y con la actuación de GAELBAH el ambiente se regeneró por completo. Se nota que la profesionalidad con la que el híbrido sevillano-onubense ha trabajado en los últimos dos años está empezando a fructificar a pasos agigantados… Poseen un público fiel y entregado, teniendo además la cualidad de cautivar a aquellos asistentes que desconocían o ignoraban el Heavy Metal maduro y potente que la banda destila. Así pues, los cuernos se alzaban en señal de respeto en un público que ahora sí se presentaba en un número mucho mayor. En consecuencia, con temas como The man who never was, I remember o Alive el jolgorio cedió al coro unísono que algunos de los que estábamos allí entonábamos a la par que Alejandro Darío, muy activo durante toda la actuación, incitaba a cantar. Tengo la sensación de que GAELBAH supo a qué tren debía subirse y los resultados están empezando a obviar la magistralidad que acarrean. ¡Gran directo!

Al término de la actuación, casi sistemáticamente, fuimos desalojando la sala y dejando paso para que ESLAVON y LUJURIA se hicieran con el control total de la situación. Así pues, era momento de pasar el pequeño trapo azul por el objetivo de la cámara y hacer las primeras valoraciones de una jornada que ya se encajaba en la noche. En líneas generales, el desarrollo iba siendo el esperado y el gentío respiraba la serenidad y la impaciencia propias de la espera en la que estábamos inmersos… Serenidad porque los tres primeros grupos habían cumplido con su trabajo eficientemente y porque las esperas entre actuación y actuación a las que la organización y las bandas nos habían sometido eran cortas, fluidas y rápidas. Impaciencia porque ESLAVON y LUJURIA eran lo que nos quedaba por presenciar… Casi nada. 

Y mientras, bajo el relente de la noche sevillana y entre merenderos, cervezas, montaditos y muchos heavys, nos encontrábamos compartiendo puntos de vista, experiencias y tonterías varias entre los reunidos allí. Para mi sorpresa, Jose María Bando (guitarra de GAELBAH) me llamó la atención con síntomas de prisa e incitándome a que le acompañara. Camino al interior de la sala, me comunicó que Óscar Sancho, Julito y Ricardo me estaban esperando en el camerino… Habían accedido a charlar y responder las preguntas de este servidor que hoy escribe aquí. 

Podéis escuchar la entrevista completa que realizamos a los tres miembros de LUJURIA aquí: 

Ahí está una fotografía cedida por Hueso Painkiller de MetalCry.com

Después de charlar un rato con los chicos, puse rumbo a la sala en un pasillo que se hacía interminable; más por las ganas de ver a ESLAVON, que ya estaban en pleno show, que por la distancia que separaba el camerino en el que estábamos encerrados de las escaleras al escenario. Crucé la puerta y allí estaban, presentando »Ex Vacuo», que tenían disponible en el puesto de merchandising y discos a un módico precio de cinco euros. Qué espectáculo el que nos regalaron los sevillanos… Encima de las tablas, la desgarrada y rabiosa voz del frontman se agarraba a las paredes de la sala y envolvía al respetable en un halo de potencia y brutalidad. Como martillazos fueron cayendo, uno tras uno, los temas que interpretó la banda. Una guitarra haciendo las delicias con riff’s pesados y violentos y que sostenía sus solos en el bajo casi sin echar en falta el colchón de otra guitarra rítmica… Sin perder intensidad alguna. El punto álgido de la actuación se alcanzó en temas como 101 voces o Phobia, la versión de KREATOR, que contó además, para más inri, con la colaboración de Ángel de VIKINGORE. Un diez para estos chicos que están hincando la suela de sus zapatos en cada paso que dan… Con un directo envidiable, un disco conseguido y un currículum que los avalan. Geniales ESLAVON.

Una valla colocada en el lateral opuesto a la entrada principal, separaba la entrada a camerinos y la escalera al escenario del resto de la sala; y allí estábamos, desarrollando nuestro trabajo de la mejor de las maneras posible. Las cabezas se asomaban al pasillo interminable que quedaba a nuestras espaldas, y un tímido jolgorio se despertaba cuando veían, prácticamente de refilón, a Óscar cruzar de habitación a habitación allá a lo lejos.

El momento había llegado: Ricardo y Maikel, el joven batería, subieron primero. A sus espaldas quedaba, a través de un proyector, la portada de »Sexurrección», la flamante obra del combo segoviano lanzado apenas unos meses atrás. Luego, y tras los pasos del Chepas subieron los demás, siendo el último Óscar Sancho. Así pues, el tema homónimo del último disco abrió la velada para éxtasis del respetable. Acusaron unos pequeños problemas de sonido que se fueron resolviendo instantáneamente conforme los minutos del primer y segundo tema iban corriendo. Con un público tan variado como entregado, los minutos se sucedieron y los clásicos de siempre cedieron a algunos temas del nuevo álbum. Además, Óscar, a quién considero como el mejor frontman que podemos encontrar hoy en día en el panorama nacional, cargó con el peso de la actuación amenizando la velada entre tema y tema con sus conocidas charlas de filosofía lujuriesca, en las que el público mostraba su respeto haciendo el máximo de los ruidos y apuntando al cielo con los cuernos en sus manos. En el plano extra musical, debería considerarse delito restarle razón a este hombre cuando se  sumerge en sus dinámicos sermones; qué crack.  

La banda animó e incitó al público en cada estribillo, en cada frase épica, y el gentío respondió de la mejor de las maneras. Dejad que los niños se acerquen a mí, No soy carne de cañón, Estrella del porno, Joda a quien joda o Corazón de Heavy Metal. Ésta última, supone, en mi opinión, el punto álgido de la actuación… Tal y como sucedió en el Leyendas del Rock, consiguieron arrancarme algunas lágrimas de emoción. ¡Qué grandes son!

La actuación dejó algunos detalles emotivos, como el recordatorio de LUJURIA para THE STORM, banda sevillana legendaria, o la pedida de mano en directo de un fan acérrimo de la banda a su prometida, que se hallaba en el público y a la cuál entregó de rodillas y sin saltarse el protocolo, el anillo de compromiso encima de las tablas.

La actitud que la banda volvió a mostrar abogó por lo que unos minutos antes nos habían dicho Óscar y Julio en el camerino; habrá bandas mejores y peores que nosotros… Pero más entregada, ninguna. Y eso, por encima de todos los demás miembros quedó reflejado en Julio y su guitarra, el cuál aquejado de problemas de salud y sin estar en la mejor de las condiciones rasgó las seis cuerdas como nunca para que LUJURIA volviera a estar a la altura… Como siempre.

Después de ver a LUJURIA me voy a casa pensando que el Heavy Metal es lo mejor que me ha pasado en la vida.

MetalSevilla se comportó a las mil maravillas, dando comodidades tanto a prensa como al público, trabajando duro para que los horarios se cumpliesen a rajatabla, y cómo no, trayendo un evento de altura a la sedienta capital andaluza. El metal en andalucía está despertando gracias a iniciativas como la de estos chicos… Gracias por brindar en bandeja una jornada mágica en la que RUGIDO, DYINGGAELBAH, ESLAVON y LUJURIA rallaron a una altura vertiginosa.

 

Sólo me queda despedirme como lo hizo Ángel, el maestro de ceremonias de esa noche…

¡Nos vemos en el Tornillo Rock!

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *