MESARTHIM (AUS) – CLG J02182–05102, 2021

Enlaces:

El espacio siempre ha resultado algo especialmente enigmático para el ser humano; pero, precisamente por enigmático, también nos resulta muy atrayente. Me atrevería a decir que algo similar ocurre con MESARTHIM, un dúo anónimo de black metal atmosférico procedente de Australia que ha dedicado toda su discografía al cosmos.

Sin embargo, el hecho de que se encuadren bajo la etiqueta del black atmosférico puede llevarnos a error. Incluso si decidimos llevarlo a un punto más concreto, caracterizándolos como black metal cósmico y compartiendo así descripción con nombres como MIDNIGHT ODYSSEY MARE COGNITUM, no les estamos haciendo justicia.

Esto es algo que queda muy claro con su último trabajo, CLG J02182–05102. En él, si bien encontramos de manera frecuente elementos del género, también tenemos puntos no tan ortodoxos. Obviamente, el elefante en la habitación son los sintetizadores; cualquiera un poco familiarizado con el sonido de MESARTHIM sabe que son una pieza clave de su sonido y que los utilizan con bastante asiduidad. 

Puede haber bandas que destaquen por un uso medido y racionado de los sintetizadores, no es el caso de MESARTHIM. Este álbum alterna momentos de black metal, en los que los aspectos de tecno siguen presentes, con pasajes basados puramente en estos mismos aspectos. Prueba de esto es la pequeña pieza instrumental a mitad de álbum, “Nucleation Seed”. 

No obstante, este no es el único punto importante del trabajo. Especial mención merece el apartado vocal, desgarrador y lleno de energía; así como el papel de las guitarras, con solos emocionantes a lo largo del álbum. Precisamente, son las guitarras, junto con el resto de instrumentos, las que, gracias a la producción, crean un muro de sonido sobre el que los shrieks y los sintetizadores se apoyan para brillar realmente.

Es en esta convergencia de todos sus elementos donde CLG J02182–05102 realmente destaca. El trabajo parece estar envuelto en una especie de euforia, raramente vista en el género del black atmosférico, que se muestra resplandeciente cuando todas las piezas del puzzle encajan en su lugar; véase la manera en que rompe el corte “Tidal Warping” al encarar su final. Esta felicidad se acerca más a bandas del corte “post-” de los últimos años, tomando elementos prestados del Sunbather de DEAFHEAVEN o de diversos trabajos de AN AUTUMN FOR CRIPPLED CHILDREN.

De todos modos, puedo entender que estas no sean características atractivas del trabajo. MESARTHIM baila siempre en la cuerda floja de sobreexplotar los elementos que más caracterizan a su sonido. Tampoco está libre de caer en los mismos errores que otras bandas de su mismo estilo, es decir, ser repetitivos hasta la saciedad, aunque aquí esto se vea suavizado por la brevedad de las canciones, que no llegan a superar los 6 minutos y medio en ningún caso. 

Esto es algo que no podemos decir de sus anteriores trabajos. Por ejemplo, si comparamos este CLG J02182–05102 con su debut, Isolate, nos encontramos con una progresiva luminosidad y apertura. Isolate fue un acercamiento más tradicional al black atmosférico; las canciones eran de mayor duración, el uso de los sintetizadores estaba más “restringido” en muchos casos y el sentimiento general era de mayor pesadumbre. Por supuesto, se podían apreciar las señas de identidad de lo que hoy es MESARTHIM, pero no podíamos encontrar las jugadas atrevidas y experimentales que apreciamos en la obra de 2021.

Podríamos decir que, mientras Isolate nos hacía vagar por un cosmos vacío y escasamente dinámico, CLG J02182–05102 nos invita a bailar y jugar entre las estrellas y los cuerpos celestes. Por ello, considero que nos encontramos ante un trabajo especialmente sólido de los australianos que nos deja deseando más y mirando al cielo con una sonrisa.

 

 

Comparte: