MATAVYS – Arderás en el Infierno, 2012

Enlaces: Facebook

MATAVYS, quiera o no quiera el grupo, siempre estará ligado al comienzo de la carrera musical de Rafa Carpena, más conocido por formar parte del grupo toledano NOCTURNIA y, sobre todo, por ganar el karaoke mediático de televisión “La Voz”. Con él como cantante grabaron su álbum debut “Tu Destino” (2009), en el que mostraron el nombre de su pedanía (Isso) al mundo entero, con un potente trabajo de heavy metal de carácter melódico. Entonces, los albaceteños mostraban influencias que iban desde CENTINELA a SARATOGA.

La marcha de Rafa supuso un duro golpe en la línea de flotación de la banda,  del que ésta ha tardado en recuperarse, al menos discográficamente hablando. Es a finales del año pasado cuando MATAVYS edita su segundo disco, “Arderás en el Infierno”, una sucesión de diez canciones que se desvinculan claramente de su trabajo anterior, mostrando una formación con dos nuevos componentes.

Uno de ellos es el bajista Charly Martínez, a quien se puede sentir claramente en cortes como Despierta, y que hace un buen trabajo en todo el álbum. Y el otro, quien sustituye al -en boca de todos- Rafa Blas, es Juanjo Pérez.

Lo primero que reclamará el seguidor del grupo es una mínima comparación entre antiguo y nuevo vocalista. Bien, MATAVYS resuelve el dilema de forma magnífica haciendo de este posible cotejo un verdadero sin sentido. La banda da una vuelta de tuerca a su propuesta, acercándola a un heavy rock de corte 80’s, huyendo –en cierta forma- de un estilo que probablemente les iba a reportar poco a estas alturas. Pocas comparaciones con respecto al omnipresente Rafa podrían resultar exitosas.

Los estilos musicales de “Tu Destino” (2009) y “Arderás en el Infierno” (2012) son distintos, como la forma de cantar de sus vocalistas, de ahí la jugada maestra de la banda desvinculándose de innecesarios debates.

Para el cambio MATAVYS descarta volver a pisar los estudios Volcano de José Cano (CENTINELA), donde grabaron su ópera prima, eligiendo en esta ocasión los conocidos estudios La Sala de Máquinas de Lorca. La producción, mezcla y masterización a cargo de Manuel Torroglosa –quien ha trabajado con grupos como SECOND o SKIZOO– es totalmente coherente con la apuesta personal del grupo: el sonido 80’s se palpa en todo el redondo, mucho más sucio que en su obra anterior.

Musicalmente MATAVYS pasa a influenciarse por grupos como BLACKOUT o LEIZE, con unos riffs tremendamente obuseros. De hecho, “Arderás en el Infierno” podría ser una interesante y conexa continuación del “Bumah Yeah” de los asturianos, o así al menos me parece a mí.

De esta forma podemos escuchar verdaderos hits como Pardillo, o los singles promocionados hasta ahora (Dame la Mano y Arderás en el Infierno, cuyo sonido en este último caso puede tener similitudes con los valencianos PIEL DE SERPIENTE).

Sí que hay temas más insípidos como Todo Comenzó y Días de Invierno, de la que se salva el buen trabajo a las seis cuerdas de José Juan Valenciano y Salvi Sánchez, pero igualmente para cortes notables como Muéstrate y Hasta el Punto, de ritmos galopantes. Incluso me viene a la mente la fiestera Noche de Fiesta, que acentúa ese carácter callejero del redondo.

Quizás, y solo quizás, en el corte final Sintiendo podamos establecer una conexión lógica con “Tu Destino”, ya que da la impresión de tratarse de una composición antigua, más del corte pretérito de la banda. No obstante, el grupo –y más en concreto Juanjo– la lleva con éxito a su actual terreno, ese por donde transitan ahora y que, posiblemente, se convierta en camino necesario y obligatorio para seguir creciendo.

Intentar perseverar en recetas del pasado sería persistir en un error que el grupo ha evitado desde un principio con maestría. La jugada, desde luego, les ha salido bastante bien.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS