MARABUNTA – Siempre presente, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

Desde que, en la presentación del Wild Criminal Fest, hablé con MARABUNTA sobre Siempre presente estaba ansiosa por escuchar este trabajo. Su anterior lanzamiento y la potente puesta en escena que poseen estos sevillanos son aval suficiente para cualquier proyecto discográfico que puedan traer entre manos y reconozco que la espera me ha resultado larga.

Pero por fin llegó y lo hizo por la puerta grande. Tan grande, que antes de que se realizara su lanzamiento oficial, MARABUNTA ya se tuvo que ver las caras con la señora censura, que, por desgracia, cada vez está más presente en nuestra escena. En esta ocasión, fue la red social del señor Zuckerberg la encargada de eliminar el videoclip de «Cobarde«, el primer single de Siempre presente que había recibido más de diez mil visitas a las pocas horas de su publicación. Por supuesto, no consiguieron hacer callar a esta banda, que incendió las redes denunciando la injusticia sufrida. Los censores, con la tradición que tenemos en este país, deberían saber ya que cuando intentas sofocar el fuego de la rebeldía, éste vuelve a resurgir multiplicado por mil.

Tanto el título como la increíble portada de Siempre presente nos dan una idea de que es un trabajo homenaje. Ya nos lo contaba Alberto Olea, uno de los vocalistas de la banda, en la entrevista mencionaba anteriormente, este disco se ha realizado en honor a un amigo que ya no está, Gonzalo Chaves, guitarrista de POSTMORTEM, con lo que tanto el trabajo como su puesta en escena, poseen un componente especialmente emotivo.

El patchwork de este redondo está tejido por retales de metal, rap, punk, hardcore y thrash. Aunque Siempre presente continúa en la línea de su anterior trabajo, Enterrado Vivo (2012), se percibe un estilo más definido, con aires más oscuros dentro de esa amalgama estilística que desarrollan.

Este trabajo nos trae múltiples influencias de estilos, muchos cambios de ritmo y unas composiciones muy elaboradas. Pasajes de medios tiempos, con una base rítmica atronadora, guitarras afiladísimas y ese mágico juego de voces que realizan entre los dos vocalistas. Son grandes músicos entre los que hay una química brutal, que queda perfectamente plasmada en el tema «Marabunta» de este genial trabajo. Esta banda es pura energía tanto en el estudio como sobre el escenario.

Lo que termina de definir a estos sevillanos es ese necesario mensaje de rabia y crudeza que emerge directamente de las vísceras y que les dota de esa personalidad tan especial que poseen. Y es que, cuando el mensaje es sincero y rabioso, se percibe a kilómetros. MARABUNTA se desmarca de los contenido tibios y repetitivos que enarbolan muchas de las bandas que suenan en la actualidad y trata de introducirse en el epicentro exacto del odio. Logran hacer «click» en ese resorte que nos mueve a la rebelión y que consigue que gritemos las injusticias a los cuatro vientos. Un auténtico aullido de rabia y desesperación contra la domesticación de las mentes.

Comparte:

COMENTARIOS