MAR DE GRISES (CHI) – Streams Inwards, 2010

Enlaces:

mardegrises01Vamos a hablar del último disco de MAR DE GRISES, Streams Inwards, que salio al mercado este pasado 2010, y que siendo este su tercer disco, consolida a esta banda Chilena de Doom/Death Metal con toques melódicos como uno de los grupos a tener en cuenta en la escena internacional, dentro de este género. MAR DE GRISES lo forman Juan Escobar (Voces y Teclado), Rodrigo M. (Guitarra), Sergio Álvarez (Guitarra), Rodrigo Gálvez (Bajo) y Alejandro Arce ( Batería).

En el disco que pasamos a describir podremos encontrarnos temas melancólicos, lentos, desgarradores, distorsionados y, en definitiva, sonidos clásicos del Doom, pero también encontraremos algunos temas en los que la banda experimenta con sonidos más eclécticos, bebiendo de otros estilos, o más bien dicho, de otro tipo de instrumentación no tan ligada al Doom. Sin duda, esto lleva a cierta controversia, pues siempre hay quien prefiere ceñirse a lo ya establecido y conocido, a fórmulas que no fallan, lo cual está muy bien, pero no por ello está mal realizar lo contrario, ni mucho menos, y aún menos cuando el resultado es tan bueno como el siguiente.

Empezamos el disco con Starmaker, que con una melodía repetitiva, lenta, y con la voz rasgada de mardegrises03Juan Escobar nos evocan cierto miedo a la inmensidad, como el que se tiene al asomar el cuerpo a un profundo precipicio, sin un lugar en el que apoyarse. La voz se intercala en tonos más graves y desgarrados, entreviendo voces claras al final del tema, siempre envueltas en una música de tempos lentos y medios, con unas guitarras que marcan las melodías tristes y que te atrapan hasta el final del tema, y posiblemente hasta el final del disco, o de su primera parte, como luego comentaré. Seguimos con Shining Human Skin, donde podemos apreciar una voz clara al inicio del tema, para pasar a una linea parecida a la del tema anterior, donde una guitarra aguda sobresale sobre el resto de instrumentos, creando cierta atmósfera agónica. Aparecerán de nuevo voces limpias (incluso coros) y guturales, y esos cambios de atmósfera y ritmo, que dan cierto toque de descanso a la amargura que transmite el tema.  Grandes temas los dos primeros, pero esto no es más que el inicio del disco. Les sigue el paso The Bell And The Solar Gust, que es el tema más rápido del álbum y el que más en la onda del death doom está, la mezcla de contundencia y velocidad con melodías tranquilas crean una combinación extrañamente grata. La voz no da concesiones a la melodía, gutural grave de inicio a fin, los cambios de ritmo son muy apreciables en este tema, que sin duda es de mis favoritos del disco. Y después de la descarga anterior, es la hora de experimentar, ¿y por que no? con Expectral Ocean (y aquí llegaría el final de la primera parte del disco, dejando atrás los temas más contundentes y mostrando otros temas más “experimentales” y otros más lentos), esta es una canción instrumental, con cierta atmósfera electrónica, eso si, sin dejar de lado esa sensación de atemporalidad cósmica, e insignificancia humana, que de algún modo tiene el disco entero. Seguimos con Sensing The New Orbit, que comienza con una melodía aguda de guitarra, la voz vuelve a jugar con los cambios tonales, de gutural grave a aguda y clara, el ritmo instrumental es prácticamente constante, con pequeñas variaciones, que nos da esa cierta sensación de quietud que en el doom tan bien se transmite. Para así, a mitad del tema, pasar a un parón total, donde la melodía cambiará de nuevo. El siguiente tema es Catatonic North,mardegrises02 comienza con un piano marcando el tema, la voz es clara, susurrante, la música es también ‘limpia’ y lenta, dando una sensación de melancolía. De golpe, la voz se torna gutural, como desesperada, los tonos cambian, pero dura poco y estamos de vuelta a la voz y sonidos claros y melancólicos. Se intercalan estas sensaciones un par de veces en el tema, que nos traslada a un páramo frío, tal vez desértico, sin vida y sin esperanzas para quien allí se encuentra. El tema finaliza poco a poco, entre sonidos lejanos, lentos y alargados. Para seguir con la tónica del último tramo del tema anterior, estamos a punto de oír, Knotted Delirium, que sin duda es otro de los temas que podríamos clasificar como “experimentales”. El inicio da la sensación de que las notas son asíncronas, de que no hay ritmo, de que la atmósfera es caótica, lenta, como si cada instrumento fuera por su lado, parece que sea todo improvisado… pero poco a poco va tomando sentido y melodía, la batería toma velocidad y comienza una pequeña descarga sonora, siempre con esa sensación de disonancia de fondo que el piano ayuda enormemente a crear. Cambian los tempos, se vuelve a la “caótica calma”, aparecen sintetizadores, efectos electrónicos… en fin, a nadie le pasará desapercibida esta canción, y recomiendo oírla varias veces para poder apreciar todos los detalles, que no son pocos, y que te enganchan en una maravillosa sensación de caos. Y finaliza el disco con A Sea Of Dead Comets, que a mi ver es un tema que podría ser catalogado de funeral doom, con tempos muy lentos, voz gutural, y esa atmósfera de pesar y desesperación constantes, que está muy bien apoyada, en ciertas partes, con elementos atmosféricos, coros y en la que, una vez más, el piano toma gran relevancia. Al final del tema se crea una saturación sonora que va creciendo y creciendo, hasta que, cuando crees que no puedes más, te liberan de ella… pero es demasiado tarde, pues ya tienes ganas de volver a oír el disco desde el principio.

 

firmajavi

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS