MANAKEL – Oscuridad, 2013

Enlaces: Facebook

manakel02Tras el, todavía reciente en nuestros oídos, “luz” de MANAKEL el proyecto paralelo de Toni Sánchez-Gil (de OFFTOPIC) vuelve a la escena con el reverso tenebroso de aquel disco. De hecho, he de ser sincero, esta descripción tampoco se ajusta a lo que encontramos en este “Oscuridad“, pues el metal melódico es a lo que sigue fiel MANAKEL. ¡Y es que bordan el estilo! Uno diría que las canciones que componen este disco se inspiran en aspectos más jodidos de la vida, pero en realidad la sensación que te queda tras la escucha de “Oscuridad” es de vitalidad y reivindicación.

Se acentúa la dureza de los temas metalizando con más ahínco el sonido, sí, pero en los dos discos editados encontramos pocas diferencias. Estilísticas, repito, porque nos encontramos con una colección de canciones DE CALIDAD. Y ubicadas en el metal melódico de los 80’s.

Y es que abrir un disco con un peazo pepino como Impostor no puede dejar indiferente a nadie al que el Heavy Metal épico no le infecte las venas. Menudo trallazo. Sólo por este tema MANAKEL ya se gana su hueco en el panorama nacional. Los estribillos que tan bien se le dan a este grupo desde su anterior disco están presentes a lo largo de todos los cortes de “Oscuridad“. Ahí tenemos la combativa Legado de Mentiras, una reivindicativa Polizones del Rock, la festiva Ya Amanecerá o la hipercañera Sin Piedad para corroborarlo.

Y, al igual que con el anterior disco, “Oscuridad” abre un hueco en sus surcos para incluir la power ballad Con mi vida seguiré, donde destacan -a mí me llaman particularmente la atención- esos teclados, incluidos también en otros temas, de clara orientación AOR. Antes de cerrar el disco con Somos así MANAKEL firma uno de sus temas con más groove y una agradabilísima sorpresa en forma de Sin dejarte ver, más apartada de los ritmos convencionales en esta forma de entender el Heavy Metal.

La justicia me impide no nombrar la sobresaliente labor de todos los vocalistas invitados a participar de “Oscuridad“, sin los cuales -y eso está claro incluso para un ministro de cultura de este país- no estaríamos hablando de CANCIONES. Toni tiene que estar orgullosísimo de todos ellos y todo aquél que se acerque a este disco satisfecho de tener grandes voces al servicio de MANAKEL.

En definitiva. En la saturadísima escena del Heavy Metal español la veteranía y artesanía de MANAKEL es un valor seguro frente a bandas más jovenes y enstusiastas, pero con mucho que aprender de la orfebrería para componer canciones de Toni Sánchez-Gil

firmaguill

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS