MAGNAM – Inercia del caos, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook

Magnam - Inercia del CaosInercia del caos es el primer álbum del quinteto ibicenco MAGNAM. Una formación joven que se agrupó en el mes de noviembre del año 2008. Si bien cada miembro tenía sus propias influencias musicales, todos coincidieron en la idea de un proyecto cercano al rock y al  heavy metal en su estado más puro.

Así arrancó MAGNAM, dando pasos de gigante mediante sus numerosos directos, los cuales les llevaron hacia la oportunidad de  debutar tres años más tarde en el festival Viña Rock 2011 donde ofrecerían en directo sus propios temas, siendo los primeros ibicencos en pisar el festival de Villarobledo y los únicos hasta ahora. En agosto de ese mismo año fueron teloneros de BARÓN ROJO. A pesar de estos logros fue el año pasado cuando la banda de Ibiza decidió auto-producir su primer álbum, debido a algunos cambios en la formación que retrasaron  el proceso. Las influencias de los músicos se ven claramente reflejadas en este álbum, pero el resultado anda a caballo entre el rock duro y el metal.  El doble pedal está muy presente a lo largo de los 14 temas, lo cual nos acerca un poco más al metal. Ritmos rápidos, distorsiones potentes y un bajo que no pasa inadvertido son otras de las claves que caracterizan este álbum.

Respecto a las voces, Juan Ernesto Almansa ofrece un registro recio con pocas variaciones, perfecto para entender las letras sin problemas y darle al cd un toque personal. Los fuertes coros también son un matiz omnipresente que le dan al proyecto más fuerza y agresividad. Las letras son pujantes, carentes de metáforas o aspectos etéreos. Todo lo contrario, MAGNAM cuenta historias palpables referentes al arrepentimiento, la miseria, el deseo, la hipocresía etc. Dosis de realidad que no deja  indiferente, probablemente el punto fuerte del álbum.

Respecto a los aspectos técnicos hay que ser considerado y tener en cuenta que ninguno de los miembros se dedica de forma íntegra a la música. Sin embargo el sonido deja algo que desear. Las mezclas se podrían haber cuidado muchísimo más, ya que dejan al oyente con una sensación de “ Que bien sonaría si…”. Sin embargo merece la pena escuchar los 14 temas al completo ya que la banda tiene una base desgarradora que sin duda servirá para la producción de muchos más trabajos con mejor elaboración en el futuro.

El álbum arranca con “Inercia” una intro instrumental lenta con punteos reverberantes que nada tiene que ver con lo que viene a continuación. Así da paso a “Ruina”, un tema que cuenta con la colaboración de Dany León (AVALANCH) a la guitarra. Resulta inevitable que la canción no recuerde al grupo del guitarrista invitado debido a la velocidad de los punteos, más características del power metal. Una canción que habla de las consecuencias del vicio y el arrepentimiento posterior. Le sigue “Quiso morir” con un inicio de  punteos básicos que nos trasladan a un riffs contundentes  y coros agresivos que narran la historia de un hombre dominado por la desgana de vivir tras su corrupción personal. “Tocado y hundido” posee un ritmo más rápido con cierto aire trashero , y una voz más rasgada que no se aprecia bien debido a la calidad de la grabación. Los coros ahogan la letra en ciertos momentos y para mi gusto se exceden. Llegó la hora de ponernos tiernos con “Recuerdos”, un medio tiempo ligero con partes más melódicas que evocan a un  heavy metal  más clásico.

 Seguimos con “Privación” que sorprende con  coros más fuertes y un tono reivindicativo aplastante que sin salirse ni de la línea ni de la temática del álbum, destaca. “Anónima” es el tema más largo del álbum, sorprende con su intro de punteos rápidos con mucha reverberación ,leve novedad a la línea general del álbum que nos habla una mujer presa  del  egoísmo e hipocresía. El bajo se hace poderoso a lo largo de toda la canción. “Deseo”  tiene una estructura digna de grupos de hard rock clásico con punteos más lentos y elaborados y un solo destacable.  Así llegamos al punto culmen del cd, “Hipócrita”, en el que colabora Mario Gutierrez (AZRAEL), un tema más rápido y consistente en el que la guitarra y la batería se imponen dándole un tono de reproche a la canción que es secundado por unos coros fuertes, aunque para mi gusto excesivos. Seguimos con “Culpable” y su inicio sinfónico con una voz algo más aplastante y coros más drásticos y acertados. El álbum finaliza con dos versiones del mismo tema, “Resucitaré”, un colofón diferente que choca bastante en comparación con el resto del trabajo, ya que el tinte de la canción recuerda a grupos de rock nacional, con la voz más limpia y una variación instrumental curiosa. El tema además está cantado en ibicenco y colabora el rapero Klave Skrabble. Una variación muy llamativa para ponerle el punto final a 54 minutos de música.

La temática de Inercia del caos está algo sobrecargada de arrepentimiento y reproche, se hace bastante repetitiva y esperemos que haya variaciones en los próximos trabajos, así como más cuidados técnicos. Esperemos que no tropiecen dos veces con la misma piedra porque  estamos ante un trabajo con mucho potencial, y sobre todo mucha fuerza, que ha hecho despegar a este quinteto hacia el panorama del rock y metal nacional.  A partir de ahora los límites solo los ponen ellos.

 

 firmaclara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS