MAAD (ESP) – Cyclops, 2020

Enlaces:

LPortada del álbum Cyclopsa banda alicantina de Benidorm MAAD ha lanzado su segundo trabajo de estudio llamado Cyclops, un LP que ha tardado casi dos años en ver la luz. Tras la grabación, la salida del batería impidió presentar el disco como es debido. Ante este imprevisto, optaron por esperar a encontrar un sustituto que les permitiera salir de gira. Finalmente, este 2020, con el puesto de batería aún vacante, han decidido publicarlo en formato streaming. Anteriormente la banda había lanzado en 2012 un EP de cuatro temas titulado Dose.

Cyclops consta de once temas y una duración total de cincuenta y siete minutos. Con una media de más de cinco minuto por pista, estamos ante canciones largas. Todas tienen un tempo lento; no obstante, en la gran mayoría suben las revoluciones de forma progresiva. Si hay algo que los alicantinos parecen tener claro es cómo desarrollar los temas y tensar el ambiente. En parte, dicha tensión se debe a la voz aguda y agónica de Alberto, quien a su vez también es uno de los guitarristas de la banda.

Clasificar su música no es fácil. Ya en su primer EP, MAAD destacó con una propuesta de estilos dispares, y el paso del tiempo lo ha consolidado. El tempo lento de los temas, el estilo del cantante y los solos de guitarra nos llevará a calificarlos como una banda de stoner rock o rock alternativo, y seguramente a grandes rasgos sea así. No obstante, cada escucha aporta nuevos matices, y poco a poco dejan entrever otras influencias más propias del metal. El sonido de las guitarras no siempre es homogéneo, lo que hace que algunos temas suenen rockeros y otros más metálicos: “Runaway” y “Dark inertia” podrían ser un ejemplo de este contraste. Aunque en menor medida, encontramos también otros estilos más relajados y ambientales que rompen la dinámica del trabajo. Este es el caso de “The light”, donde desaparecen casi por completo las guitarras rítmicas para dejar paso a un punteo melódico que se repite durante toda la canción.

Seguramente Cyclops  no sea un álbum fácil de escuchar. No obstante, es un buen disco donde destaca el trabajo de las guitarras rítmicas y un sonido envolvente que logra captar la atención del oyente y sumergirle en su universo. Canciones como “Mantra” o la ya mencionada ”Dark inerta” son embajadoras ideales de lo que nos encontraremos en él.

Comparte: