LYKHAEON (CHE) – Ominous eradication of anguished souls, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp Otro enlace

No sólo el chocolate y los relojes son de buena calidad en Suiza. También seguimos pudiendo disfrutar de buen metal desde el país centroeuropeo. No hay más que echarle una escucha a este Ominous eradication of anguished souls, nuevo trabajo en forma de EP de LYKHAEON.

Hacía tiempo que no me encontraba con una atmósfera tan maléfica y envolvente como la que desprenden estos dos únicos temas (de más de trece minutos cada uno), que han salido a través del sello polaco Godz ov War Productions (WARGOAT, BLACK CEREMONIAL CULT, JUDASWIEGE…), uno de los más activos en la actualidad y punteros en cuanto al metal negro se refiere, siempre hablando del viejo continente, claro.

Esta banda fue creada en 2013 en la ciudad de Zürich. En su cuenta tienen ya un larga duración lanzado en 2015 titulado Tanz der entleibten (menos enrevesado y pulido aunque más directo que esta obra), después del cual se produjeron varios cambios en la alineación de LYKHAEON, que de esa manera pasaron de ser un cuarteto a quedarse como trío, con sólo la mitad de componentes de la formación anterior.

Un sonido sucio y pastoso (vale, cierto que la producción no es la mejor pero realmente ayuda con estas formaciones y muy mucho además), en el que se nota que se han aplicado, nos embiste durante los compases iniciales de “Chthonios I“, el corte que más me ha enganchado de los dos aquí incluidos, bien por esas mezclas de varios tipos de voces (rasgadas clásicas, gruñidos, alaridos tortuosos, voces normales recitadas…) que ayudan a engrandecer ese aura siniestro, enfermizo y diabólico; bien por la atmósfera inquietante creada…  Gran parte de este material se encuentra cercano a los grupos de black/death metal o similar tipo PROFANATICA, DEMONCY, ARCHGOAT… que al de los de black metal estándar, por así decirlo, como lo fue parte de su disco debut, pero actualmente no están dentro de ese tipo de intensidad y brutalidad. “Chtonios II“, de hecho, tiene un aire más ritualista y pausado, centrándose en medios tiempos etéreos y ambientales, aunque con un comienzo rápido y bestial.

Banda que está formada y controlada en casi todas sus facetas por S., que se ocupa de guitarras y voces (además de confeccionar la portada), I. (Infermitá), de la batería, y K., que lo hace a su vez de las voces principales, guitarras, bajo y de la mezcla de este trabajo.

En conclusión, algo más de veintiséis minutos de una tormenta sonora de black metal hediondo y cargado de atmósfera en tan sólo un par de canciones, que sin duda les hará subir peldaños en su estatus.

Comparte:

COMENTARIOS