LUSTRE (SWE) – Blossom, 2015

Enlaces: Facebook

lustre00Es de agradecer que con el calor que aprieta en estas fechas, recibir discos desde Escandinavia y que con ellos traigan un poco de esa gelidez que tanto caracteriza su clima. En esta ocasión, desde el sello sueco Nordvis Produktion nos llega lo nuevo de LUSTRE.

LUSTRE es un one man project formado en 2008 por Nachtzeit, quien se encarga evidentemente de todos los instrumentos, así como de la composición. Puede que sea uno de sus trabajos más maduros y espirituales, aunque he de reconocer que le perdí la pista a este proyecto en su anterior LP y hacía mucho tiempo que no los escuchaba, este disco me suena mucho más místico que su predecesor o el They awoke to the scent of spring, sus trabajos más recientes en mi memoria.

Blossom es una obra que no acepta “es ques”. “Es que le hace falta más caña”, “es que le hace falta más voz”, ES QUE NADA. Es simplemente un viaje a través del pensamiento, de los sentimientos, del cosmos. Así es como yo lo he entendido y lo que mis sentidos perciben. El protagonismo de los samplers de teclado es una delicia y es lo que manda en este álbum y es algo que se agradece, dado que sin estos, todo carecería de sentido. Desde su inicio el disco presenta de manera muy clara lo que Nachtzeit parece querer transmitir: melancolía, nostalgia, querer que esas melodías creadas por los diferentes sonidos de teclados te hagan soñar en un estado ficticio de trance que poco a poco se va tornando cada vez más real.

No esperéis black metal en estado puro con ambientaciones, sino más bien una magnífica ambientación con una base cercana al black metal, que le otorga ese punto agresivo y oscuro que hace que la mezcla de ambos elementos principales pase a ser una simbiosis brutal y no te sea necesario fijarte en la calidad del sonido (que es muy buena, por cierto), ni en la ejecución de los instrumentos, ni en tecnicismos. Blossom es un disco que, como bien menciono un poco más arriba, te incita a soñar, a viajar y a pensar. Es uno de esos discos que te hace plantearte muchas cosas; al menos yo, entre todas ellas, me quedo con la incógnita de cómo puede llegar la música a ser tan poderosa como para aumentar o disminuir sensaciones o estados de ánimo a su antojo o en cómo es capaz de facilitar el pensar en ciertas cosas, como en este caso, la propia existencia.

No pienso manchar esta reseña hablando sobre lo que me parecen las guitarras, baterías, voces o demás; creo que todo lo que debía de decir sobre la “ficha técnica” de este disco está dicho, simplemente os invito a que consigáis Blossom, os tumbéis con unos buenos cascos en las orejas y le deis al play. Será un viaje digno de recordar.

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS