LOTH (FRA) – Apocryphe, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

Los franceses LOTH me parecen un caso curioso cuanto menos. Su procedencia y género, el black metal, nos hacen construirnos un arquetipo o varios de los que el black galo suele proporcionarnos habitualmente: un sonido oscuro, o experimental o crudo. En cualquier caso unas señas de identidad claras e identificativas. El dúo rompe con esta tendencia y nos hace señalarlos por unas cualidades distintas.

LOTH se encuentran más cercanos al black con tintes folk y épicos más habituales en Gran Bretaña y la costa cantábrica. Pero tiene ciertos elementos folk puramente franceses de manera literal, lo que nos lleva a la otra peculiaridad de este Apocryphe

El álbum se compone de cuatro temas, siendo el primero de ellos una versión, “Douce dame Jolie“, compuesta por el francés Guillaume de Machaut en el siglo XIV. Folclore medieval francés puro y duro. En principio encaja poco con los tres temas restantes: black más directo y áspero. Pero si la banda ha decidido colocar juntos dos elementos tan diferentes el uno del otro, bien puede ser porque considera que la versión va a tono con lo que pretende transmitir en el resto o tal vez por arriesgar musicalmente y tratar de aportar un punto de originalidad.

Desde luego descoloca antes de oír el material principal y te hace pensar si realmente no te has equivocado de disco. 

Precisamente el grupo se autoetiqueta como black atmosférico. Algo que te dice con exactitud qué pretenden lograr, porque no hablamos precisamente de temas breves, sino de cortes muy largos, superando dos de ellos los diez minutos de duración y quedando el último a ocho. Han querido mantener cierto matiz tradicional, digamos un black atmosférico de la vieja escuela, sin recursos modernos que han hecho que ciertos grupos caigan bajo la clasificación post. Se nota en la producción, un tanto austera pero sin llegar extremos como los de XASTHUR, en los medios tiempos alterados con secciones más rápidas y dosificando mucho las limpias. 

Desde luego consiguen recrear esa esencia añeja que pretenden, Tanto “Mourir à metz” y “Malmoth” son black metal tradicional. Que luego evolucionen hacia otros derroteros es un tema diferente. Precisamente no es hasta “Malmoth” (y tras muchas escuchas) cuando entendemos el porqué de la versión escogida para abrir el disco. Y es que los riffs que aparecerán más tarde a lo largo de la canción son muy folk. Es ahí cuando encaja con el folclore medieval escuchado antes y resolvemos nuestras dudas sobre el propósito de la versión.

Sin embargo es “Apocryphe” la canción que más folk contiene, la que más evoca a los grupos bretones. Tiene un ambiente completamente distinto, al prescindir de tiempos rápidos y basarse por completo en tiempos medios más hipnóticos, otros lentos y limpios y rematando todo con un outro bastante tranquilo, cerrando como un círculo la obra con un inicio y un final pacíficos.

Es un álbum que requiere ser revisitado a menudo para sacarle todo el partido. Si no, se hace bastante más monótono. Algo comprensible, pues no hay cambios bruscos que de pronto llamen nuestra atención. Su desarrollo es lento y no hay elementos especialmente novedosos. Y aunque no es perfecto ni revolucionario, Apocryphe es un álbum muy trabajado, con canciones que denotan años de maduración, a pesar de que saliese tan sólo un año y medio después de su debut. Vale la pena si estas dispuesto a invertir tiempo y paciencia.

Comparte:

COMENTARIOS