LÓSTREGOS + WOMB + ONIROPHAGUS – Barcelona 18/11/17

Enlaces: Facebook BandCamp

De nuevo la sala Monasterio, situada en el Moll del Mestral de Barcelona, abría las puertas para una noche de metal extremo. El pasado 18 de noviembre teníamos la oportunidad de recibir la visita de dos bandas de cada punta del territorio y una de cosecha propia. La velada había sido organizada por Chroma Nation en colaboración directa con Sepulcri Ossa.

Iban a subir al escenario, a lo largo de la noche, LÓSTREGOS, venidos de Galicia, junto a los sevillanos WOMB y los barceloneses ONIROPHAGUS. El ambiente fuera de la sala era de lo más festivo y, como en muchas ocasiones, era noche de ver caras conocidas.

Con un poco de retraso respecto a la hora indicada empezaron ONIROPHAGUS. Hacía ya unos meses que tuve la oportunidad de verlos y tenía curiosidad por observar su evolución puesto que había sido la primera vez que los oía en directo y me dieron una grata sorpresa con su directo.

El buen sabor de boca que dejaron aquella noche hizo que el aforo, a primera hora de la noche, ya fuera más que considerable. Venían de estar un mes encerrados en los Moontower Studios grabando su segundo álbum. La verdad es que volver a la realidad de los directos suele ser bastante complicado tras estar días escuchando, grabando un mismo riff o dando  vueltas a un tema.

Me reitero en la opinión de que el registro de Edu con la voz está muy mejorado y ha encontrado el sonido para ONIROPHAGUS. Ya la anterior vez que los vi me gustó. Ahora ya, pasados unos meses de trabajar juntos, los tres guitarristas ya están totalmente coordinados y se notaba. Con respecto al resto de la banda la batería sufría de falta de contundencia, costaba distinguir bombo y timbales y, en ocasiones, los platos tenían demasiada presencia. Con ello no estoy dando la culpa al músico ya que todos sabemos, salvo contadas ocasiones, que hay muchos factores implicados en el sonido de un directo.

Con un público entregado defendieron los treinta minutos que duró su actuación hasta el final y nos dejaron el mismo feeling de la anterior ocasión. Los temas nuevos sonaron más homogéneos esta vez y “Book of the half men me cautivó con los juegos armónicos que hacen los tres guitarras. Tengo ganas de escuchar el próximo trabajo de estudio. Está claro que saben defender con dignidad el doom metal vieja escuela que hacen.

Set-list

“Baikal”

“Book of the half men”

“Ceremonial swamp”

“Nocebo”

“Dystanasia”

Con un drástico cambio de iluminación el escenario dejó a un lado el color rojo para convertirse en un profundo paseo por el océano. El azul acompañó la totalidad de la actuación de los sevillanos WOMB. Venían a Barcelona para presentar su último trabajo Devotion to the sea. Un doom más lento, pesado y denso hacía su aparición esa noche

Había leído que su puesta en escena era muy estática, sobria y sencilla, pero es realmente lo que pueden ofrecer con el tipo de música que hacen. Poco a poco fueron desgranando todos y cada uno de los temas que forman su segundo trabajo, Devotion of the sea. El sonido en general adquirió un poco más de calidad y el bajo me gustó mucho más en directo que como suena en la última grabación que he escuchado de ellos.

El ambiente “marino” que iba creando Asz con su guitarra hacía que los temas tuvieran interés. Las líneas de guitarra y el efecto que utilizaba me gustaron mucho. Con el sonido del bajo parecían haber conseguido un sonido más limpio que en el estudio, como ya he dicho anteriormente, y todo sonaba más claro. La parte rítmica tenía el nivel justo de complejidad para los temas que estaban sonando. En cambio, las líneas de voz me parecieron demasiado iguales a lo largo de cada uno de los temas.

Time of scorn es uno de los temas que más me llamó la atención de todos los que escuché esa noche y, escuchando el disco nuevo, me reafirmo en que me gustó mucho más en directo que grabado. La voz parece tener más juego melódico y, a mi parecer, es el tema más interesante tanto del disco como del directo que ofrecieron. Emilio tiene una voz potente y con buena proyección, pero en Devotion to the sea las voces me suenan demasiado planas y menos melódicas que en el anterior.

El buen ambiente del público de la sala conseguía que, momentáneamente, abandonaran su seriedad, y era curioso verlos sonreír mientras viajaban por el mar con sus composiciones -los doomies tenemos alegrías también-. Llegados a ese momento el sonido empezó a fallar, pero no tengo claro si era de la sala en general o algún cable que hacía mal contacto. Era una lástima.

En general ofrecieron un buen concierto, pero tal vez el set fuera demasiado denso y debían haber introducido algún tema del anterior trabajo. Había escuchado los dos larga duración que tienen editados y el anterior, Deception throug your lies, me había gustado bastante por lo que tenía curiosidad por escuchar lo nuevo que habían grabado cuando lo editaron. En Devotion to the sea el sonido del bajo, las líneas de voz demasiado planas -en melodía- no me habían convencido y en directo me gustaron más. Realmente tienen partes instrumentales muy interesantes. Veamos qué nos presentan en un futuro.

Set-list

“Retreat from myself”

“A lying past”

“Time of scorn”

“Devotion to the sea”

Nothingness”

“Seven strides into despair”

“Caverns of obliteration and self-denial”

La espera para escuchar a los encargados en cerrar aquella velada se hizo un poco larga. Desconozco los motivos ya que me encontraba en el exterior intercambiando opiniones con la gente que había venido -hay que contrastar sensaciones e informaciones- y en cuanto escuchamos los primeros acordes fuimos rápidamente dentro. La Sala Monasterio ofrece la posibilidad de ver y escuchar que está pasando en el interior mientras se dialoga fuera.

Había escuchado algún tema de LÓSTREGOS, como trabajo de campo sin seguirlos, y tenía curiosidad por ver qué hacían en directo. El rojo volvió a inundar la iluminación y el black-metal personal que practican estos gallegos inundó a los allí presentes. Con una puesta en escena diferente, una estética más marcada por el estilo que hacen y una botella de licor café mojando el gaznate de los músicos prometía ser un curioso concierto.

Esta vez nos encontramos con dos vocalistas y, aunque daba juego el cambio, había demasiada diferencia entre lo que ofrecía uno u otro, tal vez por el volumen de cada uno de los micrófonos o por la diferencia de emisión y timbre de ellos. Por otro lado, que cantaran en su lengua materna les daba un toque especial y se notaba que estaban a gusto con lo que hacían. Me parece muy interesante que las bandas utilicen el idioma que les permita expresarse mejor y el gallego le da un toque especial a los temas de LÓSTREGOS.

El black metal no es el estilo que más me pueda llegar, pero consiguieron engancharme con los arreglos y melodías, diferentes a lo habitual, de cada uno de sus temas. Uno de los más me gustó fue “Gallaecia“, de su último trabajo editado este año Lendas baixo o luar.

Onde reverdece a Santa Praga me pareció una buena elección para acabar y dejar un buen sabor de boca a los presentes. Tiene una introducción y pasajes instrumentales muy diferentes a lo que se puede esperar y dan ganas de escuchar los doce minutos que dura. Me ocurre lo mismo al escucharlo en su versión de estudio.

A lo largo de todo el concierto presentaron los temas de su último disco sin dejar de lado alguno más antiguo como “Nas treboadas do norte” con un principio más desgarrado, pero sin dejar su lado más pagano y tradicional. Me parecieron mucho más interesantes que otros grupos que he visto haciendo este estilo de música. Las melodías y arreglos que tienen son muy interesantes y sus músicos tenían bastante nivel aún y los lingotazos de licor café que ya llevaban encima. Está claro que el norte curte.

Set-list

“Señor dos escuros dons”

Tebras da montaña”

Nas treboadas do norte”

“Gallaecia”

“Onde reverdece a Santa Praga”

Espero que las bandas que vimos esa noche sigan trabajando y mejorando para ofrecer trabajos de estudio o directos cada vez mejores y que la escena extrema empiece a gozar de buena salud. Hacen falta más salas de conciertos, pero también hacen falta bandas que ofrezcan un buen directo y público dispuesto a darlo todo. De momento estaré atenta al lanzamiento del útlimo trabajo de ONIROPHAGUS el año que viene. Sin perder la pista de todos los demás, está claro.

TextoFotos

Comparte:

COMENTARIOS