LORD WITCH – El elixir del tiempo, 2014

Enlaces: MySpace Facebook Twitter

lordwitch09Cinco años han tenido que pasar para que tengamos en nuestras manos el segundo y nuevo disco de los vascos LORD WITCH. Formados de las cenizas de DRAGON-FLY  (grupo en el que ya estaban Iker y Uge) en 2004, es también cinco años después, en 2009, cuando el grupo edita su primer largo, de nombre Dragon Flight.

Ya en aquel debut se veía una banda que apostaba por el heavy / power metal con influencias GAMMA RAY, IRON SAVIOR, STEEL ATTACK o AIRGED LAMH. Si nos fuéramos a lo nacional era inevitable que su música ya gustara a fans de THIRD DIMENSION, ILUNGARA, GRENDEL o RIVENDEL LORDS y, si bien es cierto que estaban –como es normal en un primer trabajo discográfico- en la búsqueda de un sonido personal y en cierta forma lo conseguían, aún había algún tema que recordaba en demasía a algún grupo del país de la piel de toro, como por ejemplo a WARCRY en “Decadencia”.

En El elixir del tiempo hay ítems que cambian. Si bien es cierto que musicalmente no hay revolución, sí existe -por el contrario- evolución. En bastantes aspectos. El primero consiste en que la formación con respecto a aquel Dragon Flight ha cambiado. Su vocalista (y también guitarra) Jorge Gómez ya no está en el grupo, sustituyéndole a las voces Lord Oskar y quedando el line up con un solo guitarrista y como quinteto, con la inclusión de Lord Aitor como teclista.

El segundo aspecto se basa en esto último. El acompañamiento de los teclados dota a la música de LORD WITCH de un sinfonismo y, si se me permite, de un neoclasicismo (aunque solo sea de soslayo) cercano a grupos como RATA BLANCA y KRAIT, quizás dos nuevas referencias en el sonido del grupo, que sumándolas a las ya conocidas de formaciones como ARKANIA, INNER DESTINY, IN VAIN o ADGAR, dan lugar a un conglomerado de influencias muy bien catapultadas hacia una personalidad muy marcada, casi propia y muy personal,  que pocas bandas consiguen.

La tercera particularidad ostensiblemente mejorada respecto a su álbum debut es la producción del disco. Grabado en Tritón Studios ésta es mucho más limpia, cristalina, sin perder ese aura ochentera o de principios de los 90’s, incluso da gusto escuchar de ese modo el bajo (instrumento denostado en muchas grabaciones) en temas como “Tras la luz” e “Inmortal”.

Desmenuzar los cortes del disco no tendría sentido cuando el redondo brilla por sí solo en su totalidad. Solo diré que, en mi opinión, “Misma rutina”, “Mágica” y “Lamia”, tienen un plus de inspiración y fantasía que, por ejemplo, la balada “Cenizas” no tiene (prefiero la balada del disco anterior, “No te vayas”). Tres temas sencillamente sobresalientes a disfrutar en directo.

Por lo demás, estamos ante un disco fantástico para los amantes del heavy metal que, además, nos sorprende con una portada en la línea de Dragon Flight, muy a lo CIRITH UNGOL o MANILLA ROAD. Cosas que se agradecen para quien guste de la música en soporte físico. En definitiva y para terminar: un soplo de aire fresco que, personalmente, aviva una llama interior un tanto apagada ante tanta saturación y mediocridad en la escena nacional. Al menos en el género que nos ocupa.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS