LIZZIES (ESP) – On thin ice, 2018

Enlaces: Facebook Otro enlace

La primera vez que tuve la oportunidad de saber algo de este grupo fue a través de un videoclip promocional (campo éste al que LIZZIES es asiduo) en el que el cuarteto transpiraba potencial. Cierto es que tuve un pequeño revés al escuchar su primer trabajo completo, puesto que pensaba que su propuesta sería más dura, pero he de reconocer que a pesar de todo ello tenía su aquel.

Después de lloverles algunas críticas debido a la supuesta suavización y comercialización de su sonido en sus últimas entregas, vuelven a la carga con este segundo álbum que lleva por título On thin ice, que ve la luz nuevamente vía The Sign Records (DEMON HEAD, HIGHRIDER, NEKROKRAFT…) de Suecia.

Para los más despistados o no conocedores de la formación (dadle una oportunidad), señalar que su música no es heavy metal puro y duro; de hecho, yo diría que tiende a encontrarse (y especialmente en esta obra) más cerca del hard rock (MOTÖRHEAD, THIN LIZZY, SCORPIONS…) que del metal pesado, aunque no cabe duda de que algo de él poseen (IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST, SAXON…).

Su vocalista es la que lleva el peso de la banda, con su potente voz y buenas maneras en escena, respaldada por unos acertados riffs de guitarra y una compenetrada base rítmica que, por cierto, se ha vuelto a ver alterada nuevamente; esperemos que en esta ocasión acaben consiguiendo una buena estabilidad tras los parches.

Repitiendo una más que buena producción y sonido, si tuviera que elegir entre estas once canciones me quedaría con el inicial “Like an animal“, con principio tranquilo que aumenta progresivamente su intensidad volviéndose enérgica y dinámica; “No law city“, uno de los singles para el que han rodado un vídeo, el cual contiene un estribillo con gancho… Un corte pegadizo en resumidas cuentas. Igualmente seguiría con “I’m paranoid“, “Playing with dead” y “Real fighter“, es decir, la primera mitad del disco, quizá la mejor y la que suena más fresca. De la segunda, “World eyes on me” a medio tiempo o el más diferente “Rosa María“, con aire animado, son también destacables. Estos temas contienen un gusto mejorado por los arreglos (de guitarra, percusiones, sintetizador…) en general, que lo hacen más compacto que su material previo. Las letras son situaciones actuales, quejas o historias ficticias que reflejan la sociedad en la que vivimos.

Grabado y producido en el estudio de Cuervo Store de Madrid y repitiendo con Ola Ersfjord (PRIMORDIAL, TRIBULATION, TÖTENWOLF…), LIZZIES está compuesto por Elena como vocalista, Patricia a la guitarra, Marina al bajo y a la batería Daniel, la última incorporación de la formación.

Sin duda los que criticaron su anterior Good luck de hace dos años “disfrutarán muy mucho” de este On thin ice; los que por el contrario son aficionados al grupo no tendrán problema, salvo por su portada (la cual no es lo más acertada precisamente), para deleitarse con el nuevo álbum (con fecha prevista para el cinco de octubre), el cual puede que sea menos duro pero sin duda más maduro y sólido que su predecesor.

Comparte:

COMENTARIOS